Home / Destacadas / Burgos Gómez se define como “un hombre de paz”
Rafael A. Burgos Gómez
Rafael A. Burgos Gómez

Burgos Gómez se define como “un hombre de paz”

El empresario Rafael A. Burgos Gómez se ha definido como “un hombre de paz, que lo que sabe hacer es trabajar a favor de la vida, generar empleos y riquezas” en su municipio, Santo Domingo Este.

Burgos Gómez, quien fue el primer Gobernador de la Provincia Santo Domingo (2002-2006), asegura que “ jamás pudiera como católico y por convicción contentarme con la sangre derramada de un ser humano y menos aun si se trata de un dominicano”.

Él hace esos planteamientos como respuesta a una nota periodística publicada por este portal que, citando de manera textual declaraciones suyas en un programa de su televisora, TNI Canal 51, resalta que él se siente orgulloso de su actuación como soldado en los primeros 11 años de los gobiernos del dictador ilustrado Joaquín Balaguer (1966-1978).

En ese período, la policía política de Balaguer y un escuadrón de la muerte conocido como “La Banda” persiguieron, torturaron, asesinaron o desaparecieron a opositores “en nombre de la democracia”.

A continuación, el texto íntegro de la comunicación enviada por Burgos Gómez a Ciudad Oriental:

Señor Robert Vargas
En su periódico digital Ciudad Oriental, de fecha 4 de noviembre del 2017, recientemente colgó una información en la que además de reproducir mis declaraciones vertidas en el espacio El Conversatorio; programa televisivo que produzco cada semana por TNI canal 51; hace algunas interpretaciones que desnaturalizan el espíritu de mis afirmaciones apoyándose en fotos e imágenes que dan un sentido a mis declaraciones retorcidas y que se contraponen con los valores democráticos y cristianos que sustento y defiendo.

Cuando abordé el tema de nuestra participación como joven soldado de nuestras Fuerza Aérea Dominicana a partir del 1966; el país y el mundo vivían una época de confrontación ideológica, era la época de la guerra fría y nuestro país todavía no se reponía del levantamiento de abril, enfrentamiento que hasta la intervención de las fuerzas interamericana de paz fue necesario pedir como pacificadora entre bandos de dominicanos; es en ese contexto que señalo donde me encontraba y aún me encuentro pues; soy un hombre de convicciones democráticas; creo y lo reafirmo que el régimen democrático es el mejor sistema para la convivencia pacífica, la paz social y el desarrollo de sus ciudadanos.

Al apuntar que la sangre de buenos dominicanos ha sido el abono para sembrar la democracia que hoy tenemos, no solo me refiero a los soldados de San Isidro, sino a todos los que cumpliendo el llamado de la patria asistimos a defender la democracia.

Me refiero que lo que vivió el pueblo dominicano a partir de los hechos de abril fue una confrontación entre hermanos que nunca debió ocurrir, la sangre vertida por los combatientes se hizo pensando en la patria, y en mi caso, un joven pueblerino pero con amor patrio y que con el paso de los años he aprendido a defender y valorar la democracia, soy un hombre de paz, que lo que sé hacer es trabajar a favor de la vida, generar empleos y riquezas en mi municipio y mi país; jamás pudiera como católico y por convicción contentarme con la sangre derramada de un ser humano y menos aun si se trata de un dominicano. Independientemente de mis discrepancias ideológicas, de mi visión del mundo, soy respetuoso de la diversidad, soy un demócrata de verdad, creo en la libertad y el derecho a la discrepancia.

Tengo por cierto que solo el tiempo coloca cada cosa en su lugar; en el año 1965 dos bandos de buenos dominicanos se enfrentaron y sin embargo nueve años mas tarde en 1974 un hombre grande como fue José Fco. Peña Gómez invitó al General Elías Wessin y Wessin a formar parte del denominado “ACUERDO DE SANTIAGO”; acción política que entre otras interpretaciones revelaba un gesto de reconciliación entre los dominicanos de buena voluntad y defensores de un régimen de derecho; además de reafirmar que el enfrentamiento bélico de abril en principio se trato de una confrontación entre hermanos dominicanos, con distintas visiónes de construir la democracia.

Finalmente debo decirle que ciertamente siento orgullo, no por los sucesos de sangre y dolor post-levantamiento de abril, más bien me siento orgulloso de haber sido soldado de mi país en esa época, siento orgullo por su gente, gente buena y trabajadora, soy demócrata, cristiano que además, creo en el trabajo y amo mi patria.

Con afecto Dr. Rafael A. Burgos Gómez
Primer Gobernador de la Provincia Santo Domingo

Burgos Gómez muestra orgullo por participar en la represión a opositores de Balaguer

Vea también

Dr. Rafael A. Burgos Gómez

Burgos Gómez muestra orgullo por participar en la represión a opositores de Balaguer

Por Robert Vargas El rico empresario Rafael A. Burgos Gómez ha mostrado su orgullo por …

Narciso Isa Conde

El Secre no tiene marcha atrás… y no se despide

Por Narciso Isa Conde Hay ciertas insinuaciones quisquillosas respecto al motivo de mi reciente libro …

Comentarios: