Home / Destacadas / ¿Deben los jóvenes imitar a “El Men”?
Jorge Puello Soriano - El Men. en un tribunal
Jorge Puello Soriano - El Men. en un tribunal

¿Deben los jóvenes imitar a “El Men”?

Por Robert Vargas
Ayer fui al sepelio del cadáver de Jorge Puello Soriano, El Men, en el Cementerio Nacional de la avenida Máximo Gómez, donde ví un formidable despliegue de periodistas de los medios de comunicación nacionales: prensa y televisión.

Por la presencia de tantos periodistas, fotógrafos y camarógrafos pensé que hoy ese hecho sería noticia relevante.

Como de costumbre, no fue así en casos como estos.

Sus muy particulares motivos tendrán los ejecutivos de esos medios para meter ese hecho noticioso debajo de la alfombra.

El Men en la etapa final de su vida, siempre firme
El Men en la etapa final de su vida, siempre firme

Sin embargo, escuchando a los amigos cercanos hablar sobre El Men, de su vida, de su arrojo,  combatividad y  audacia de clases,  entonces entendí mejor los motivos por los cuales dejaron pasar sin más ese acontecimiento.

De haber ocurrido que un reguetonero golpea a una mujer, ese hecho sería noticia en todos los medios y le darían seguimiento brutal.

Es más, si una producción cinematográfica estadounidense está en la cima de la taquilla, eso es más importante para esos medios que destacar la importancia histórica de El Men.

Esto tiene sentido.

Jorge Puello Soriano, desde el punto de vista de las clases que detentan el poder, es un mal ejemplo.

Fue un tipo insobornable, audáz en las luchas sociales y enemigo total de la explotación del hombre por el hombre.

Combatió desde los tiempos de Trujillo, fue guerrillero y un combatiente real con las armas en las manos contra las tropas invasoras estadounidenses y sus socios dominicanos en la Guerra Patria de 1965.

Después continuó peleando contra el dictador ilustrado Joaquín Balaguer, quien lo persiguió con energía y odio, lo encarceló y lo torturó.

El Men, con sus ideas políticas, se fue al campo a propagar sus ideas revolucionarias encubierto como vendedor ambulante.

Siempre se mantuvo firme, mientras un buen puñado de sus ex camaradas traicionaron y cruzaron de bando.

El Men siempre se mantuvo firme, indoblegable, insobornable.

Eso explica que, aún disminuido físicamente por las enfermedades, con 91 años y ciego, continuara siendo el ejemplo a seguir de una multitud de revolucionarios que andan por ahí  llenos de sueños libertarios.

El cadáver del hombre que estaban sepultando ayer, por tanto, era el de un enemigo de clase frontal.

Quizás alguno fue por allí a asegurarse de que El Men, en realidad, está muerto.

Su silencio no puede ocultar el miedo a sus ideas, por eso se alegran cuando, en cualquier parte del país, algunos de sus seguidores es asesinado y pasan a justificarlo.

En pocas palabras: las clases no se suicidan.

Así es que, los jóvenes que se atrevan a seguir el ejempo de vida de El Men, deberán saber que podrían ser perseguidos, encarcelados, torturados, desaparecidos o asesinado por las clases que detentan el poder.

¿Qué creen Ustedes que le sucedería a los jóvenes que sigan de verdad los ideales de los Trinitarios?

El siguiente vídeo muestra a Brígido Peguero, entrañable amigo de El Men, diciendo ante su cadáver quién era este:

Vea también

Manuel Salazar

Dice con asesinatos y represión el gobierno quiere evitar pueblo siga en las calles

Por Manuel Salazar En menos de 24 horas han ocurrido dos hechos que permiten considerar …

Cubren con las banderas del MPD, el Falpo y Felabel cadáver Vladimir Balderas

El ataud con el cadáver de Vladimir Balderas, el activista verde asesinado de un balazo …

Comentarios: