Eladio Rodríguez
Eladio Rodríguez

El autentico Estatus de Haití

Por Eladio Rodríguez Solís
Uno de los legados de la dominacion colonial europea en la Isla de Santo Domingo, lo constituye la existencia de dos paises en la misma : Republica Dominicana y la Republica de Haití. Estos dos paises presentan grandes diferencias en los aspestos economico politico, social, cultural , medioambiental y hasta en la configuracion geografica de su territorio.

Los dos Estados que comparten la isla presentan las dos Caras de Jano: una cara , corresponde a la Republica Dominicana; la cual experimenta avances significativos en su estructura economica a tal punto que se ha convertido en la principal economia de los paises del Caribe Antillano y ha logrado situarse en un lugar de importancia entre las economias de la region de America Latina y el Caribe; el acceso a la educacion se ha ido expandiendo a un nivel tal que se tiene protectado erradicar el analfabetismo en
corto tiempo; posee un nivel aceptable de obras de infraestructura de servicios basicos; exhibe un proceso democratico que data de mas de medio siglo; una seguridad juridica que ha generado un cierto nivel de confianza en los inversionistas extranjeros y locales; un sistema de salud que no obstante los escollos propios de un pais subdesarrollado, va evolucionando hacia la mejoria; instituciones fragiles pero manejables y una timida politica ecologica- medioambiental.

La otra cara, la constituye la Republica de Hati : una mala economia y una mala politica; un alto deficit en obras de infraestructura de
servicios basicos; acceso muy restringido a la educacion y la salud, lo que se ha traducido en un alto nivel de analfabetismo,
desigualdad e insalubridad , alto nivel de deforestacion y erosion del suelo, etc.

Haiti esta en el listado de los paises mas pobres del mundo y es el que registra la mayor pobreza en nuestro continente; vive un proceso de desestabilizacion desde hace aproximadamente cuatro decadas; un fuerte deficit democratico y una super fragilidad institucional. Ademas, ha sido azotado por la inclemencia de la naturaleza; como son el terremoto del año 2010 y el huracan Jeanne. Asi como por varias epidemias.

La persistencia de la comunidad internacional en seguir considerando a Haiti como un Estado en el sentido estricto de la palabra y no reconocer que ese Estado entro en una fase incremental de descomposicion politica a raiz de la muerte de Francois Duvalier, ha
incidido notablemente en el agravamiento de los problemas que en todos los ordenes afectan a ese hermano pueblo.

Si utilizamos como patron las caracteristicas basicas empleadas por Noam Chomsky para describir los Estados fallidos, llegaremos a la conclusion de que el Estado de Haiti encaja exactamente dentro de esa categoria : “una falta de capacidad o voluntad para proteger a sus ciudadanos de la violencia y tal vez incluso la destruccion; son propensos a considerarse mas alla del derecho nacional e internacional, y por tanto, libres para perpetrar agresiones y violencia . Adicionalmente, si tienen forma democratica , padecen un grave deficit democratico que priva a sus instituciones formales de autentica sustancia”.

Un gran aporte de la comunidad internacional seria el de reconocer la situacion real de Haiti, y contribuir de manera determinante con los recursos que se requieren para llevar a cabo el imprescindible proceso integral de reformas profundas del Estado haitiano.

Concomitantemente a esa accion, dicha comunidad y muy especialmente, los paises desarrollados deben volcar hacia la Republica de Haiti los recursos necesarios bajo diferentes modalidades : Donacion, Ayuda al desarrollo, Ayuda alimentaria, humanitaria y de Cooperacion; los cuales deben ser focalizados hacia la superacion a mediano y largo plazo de los males que desde hace mucho tiempo viene padeciendo ese pais. Solo asi, Haiti podria convertirse en un Estado organizado, moderno y eficiente; lo que le permitiria transitar la ruta hacia la prosperidad.

Naturalmente, el pueblo haitiano debe reconocer que no existen soluciones faciles para que un pais pase de la pobreza extrema a la prosperidad de un dia para otro; que este proceso puede durar varias decadas; que se requiere de un trabajo arduo, sacrificio, mucha fe en el futuro por parte de su poblacion y de la creacion de un clima de confianza y optimismo.

En ese contexto, David Landes en su ensayo Replantendo el Desarrollo, sostiene que : “algunos paises en desarrollo prosperan y otros se estancan. ¿ Por que se ha hecho mas dificil salir del atraso”?.

Landes tomando como parametro el nivel de pobreza de los paises establecio varias categorias de los mismos; dentro de esas calificaciones esta la que denomina Casos Dificiles; la cual expresa :
” Supongamos que el proceso de desarrollo economico no es el destino de toda la humanidad. Supongamos en su lugar un grupo de candidatos. Algunos se ven favorecidos por las circunstancias , otros no. Los mas favorecidos, marchan a la cabeza. Los otros les siguen. Y a medida que el grupo disminuye quedan los casos mas dificiles : aquellos que no solo favorecidos por las desgracias y fechorias de la historia, sino debido a toda suerte de razones internas, no entran en esos nuevos procedimientos. No les gustan , no lo desean , se sienten descorazonados para aprender de ellos, o si lo hacen, rechazan el aprendizaje. Los casos dificiles siguen una mala economia y una mala politica”.

Si nos fundamentamos en que la politica exterior es el analisis de las acciones de un Estado en relacion con otros Estados del sistema internacional, nuestro pais debe entender que la Republica de Haiti es un Caso Dificil , y por tanto, su politica exterior debe otorgarle un trato equivalente a esa categoria.

Cabe resaltar que, desde el reconocimiento por parte de la Republica de Haiti, de la Republica Dominicana como pais libre e independiente y , desde la formalizacion de las relaciones diplomaticas entre ambos Estados; no se han producido confrotaciones belicas, aunque se han generado acotencimientos de cierta importancia propios de la interaccion de dos paises colindantes.

Eso evidencia que la politica exterior y , por ende, la diplomacia de ambos paises ha jugado un papel oportuno y coherente en sus relaciones; es decir, en el transcurso del tiempo hemos ido adquiriendo , cimentando y desarrollando una cultura de respeto mutuo como fundamento de la necesaria armonia , la convivencia pacifica y el bienestar de nuestros paises.

Cuando esa cultura de respeto mutuo adquiera un grado optimo de desarrollo y madurez, las relaciones entre ambos Estados seran mas fluidas, sinergicas, solidas y racionales.

Adicionalmente a la politica del Buen Vecino que caracteriza la politica exterior de la Republica Dominicana hacia Haiti; se ha incorporado el principio de generosidad mediante el cual se otorga ayuda al pueblo haitiano, contribuyendo de ese modo al mejoramiento de la calidad de vida de su poblacion.

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

Darío Nin

Muestras, recetas, manipulación y ética médica

Dario Nin Lo que expongo en el presente escrito no necesita de grandes investigaciones para …

Eddy Olivares

El PLD y los poderes

Por Eddy Olivares Ortega La era del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que cumplirá …

Comentarios: