Las historias de amor con las que la PN muestra su lado amable y humano + Fotos

Por Robert Vargas
La Policía Nacional despliega una nueva estrategia de comunicaciones con la que pretende mostrar el “lado amable y humano” de sus miembros.

A los frecuentes encuentros con organizaciones de comunitarios, académicos y empresariales, ahora le han sumado el de las bodas colectivas de al menos 17 de agentes celebradas en el cuartel general de la PN, en el Distrito Nacional.

De esta última actividad, los estrategas de comunicación de la PN le han sacado “ventajas” divulgando fotografías y momentos culminantes de las nupcias.

A esto le han agregado hoy, lunes, varias historias resumidas de algunas de las parejas, que ayudan al lector a visualizar el lado humano y amable de los agentes, no el represivo.

Por ejemplo, mencionan el caso de una mujer policía, segundo teniente Civelys Mencia del Rosario, quien estuvo enamorada durante más dos décadas de su vecino, Edward Camilo Vargas, con el que se reencontró en FaceBook tras 29 años sin verse.

Ese reencuentro derivó una unión libre que el fin de semana pasado se concretó en una boda de la pareja.

Como ese caso, la nueva estrategia de comunicaciones de la PN relato otros en los que se muestra que los policías son seres humanos que se enamoran, tienen familias, ríen y lloran.

La nueva línea de comunicaciones parece apuntar a lograr que la población vea a los agentes de manera más cercanas, no solo en casos de represión y persecución del crímen y abusos.

A continuación les mostramos íntegra las historias de amor entre policías que dio a conocer hoy la Dirección de Comunicación y Relaciones Públicas de la PN

Policía encuentra por Facebook al amor de su vida tras 29 años sin verse

La Boda Colectiva organizada por la Policía Nacional a través de la Asociación de Esposas de oficiales (ASEOPNA) para sus miembros desde hace varios años, es el escenario donde muchos de sus agentes formalizan su amor, como es el caso de la segundo teniente Civelys Mencia del Rosario, quien tras contactar en abril del año pasado por Facebook a su vecino de hace 29 años, Edward Camilo Vargas, se dieron él “Sí, quiero”.

“Yo tenía curiosidad por el paradero de la familia que vivía frente a mi casa cuando era adolescente; recordaba el nombre de él (Camilo), lo busqué en Facebook y le hice una invitación”, relató la recién casada al tiempo que dijo que Camilo duró 30 días para aceptar la solicitud de la afamada red social.

Civelys, de 45 años, narra que su esposo le había confesado que en aquel  entonces él la observaba atraído hacia ella sin que se percatara, cuando eran vecinos en el sector de Villa Juana.

La oficial afirma emocionada que no puede creer que se casó con el hombre que dejó de ver hace 29 años, a pesar de que durante todo ese tiempo ella vivía
en el Ensanche Ozama y él en Alma Rosa, en Santo Domingo Este.

Mientras, Camilo, de 44 años, cuenta que tras durar meses intercambiando mensajes por internet y citándose, él le pidió a ella ser su novia, por lo que en noviembre “le pedí a ella que se casara conmigo”.

Civelys y Camilo, durante esos 29 años de distanciamiento, tuvieron parejas sentimentales con las que no llegaron a formalizar su relación, así como  tampoco procrear hijos, cual si estuvieran predestinados a protagonizar esta increíble historia de amor.

La pareja tenía planificado casarse en abril para conmemorar un año de iniciar su relación y casualmente se les presentó esta oportunidad que “viene de Dios”, según manifestó la novia cuando iniciaba la ceremonia con una oración en nombre de las 16 parejas que unieron sus vidas en la ceremonia policial.

Otras parejas cuentan su historia

Además de la historia de amor de Civelys y Camilo, los asistentes al club para Oficiales de la Policía Nacional fueron testigos de la Sargento Policial Verónica Ramírez Matos y el capitán del Ejército Nacional, Manuel Céspedes Cabrera.

Manuel llegó a la vida de Verónica hace ocho años, cuando ella era madre  soltera de un niño de varios meses de nacido. Ambos formaron una familia que hoy está integrada por cuatro miembros, con el nacimiento de una niña.

Asimismo, es la historia de los cabos Rafael Romero Suero y Sobeida Reyes Ruíz, quienes se conocieron hace tres años cuando se trasportaban uniformados en una camioneta del trasporte público en la avenida Independencia, del Distrito Nacional.

Ambos cuentan que tras tener afinidad acordaron vivir juntos, y fruto de esa unión, Dios los bendijo con la pequeña Sofía, de dos años, y su nuevo retoño, Isaac.
“Este es una buena oportunidad para cumplir con el mandato de Dios y del hombre”, manifestó el novio, quien se desempeña como agente de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT/AMET).

Somos una pareja con las dificultades normales, “pero con amor todo es posible”, mientras ella lo secunda y dice “es difícil, pero no imposible”.

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

Sede principal del SeNaSa

SeNaSa autorizó más de RD$207 millones por servicios de salud garantizados a pensionados y jubilados PN y MD

Estos afiliados cuentan con una red de más de 5 mil prestadores de servicios de …

El único regidor del PRD en ASDE deja abierta posibilidad de aspirar a un cargo distinto

Por Robert Vargas Ciudadoriental.com.– El único regidor que tiene el Partido revolucionario Dominicano, (PRD), en …

Comentarios: