Home / Destacadas / El tigueraje político-disuasorio de Pared Pérez
Reynaldo Pared Pérez y aviones súper Tucano
Reynaldo Pared Pérez y aviones súper Tucano

El tigueraje político-disuasorio de Pared Pérez

Por Fernando A. De León
“Vamos a unirnos todos para que nadie, en particular, tenga que responder por nada”; este parecería el meta-mensaje enviado por el presidente del Senado, Reynaldo Pared Pérez, cuando demanda que se investigue a todos los senadores en el caso de sobornos de los aviones tucanos.

Tal parece que el flamante senador que  a parte de sus ínfulas como legislador pone de manifiesto un tigueraje político con la intención de disuadir a la Procuraduría de que insista en investigar a los legisladores presuntamente involucrados en el caso. Pero, en cambio, insinúa que se debe citar a todos; lo que sería lidiar con un fardo muy pesado.

Pared Pérez, esta vez no tan alterado para mostrar la paciencia del que es inocente y no está desesperado, trata, en forma indirecta, de involucrar a todos sus colegas en el asunto y no solicita ni pide que se investigue a los legisladores señalados o, en el expediente sobre el sonado caso.

En el soborno sobre la venta de los aviones tucanos en lo que se involucra unos 3.5 millones de dólares y mucho más, al margen de quién o quiénes presuntamente viabilizaron ese manejo hubo expositores que, con particular vehemencia, defendieron la venta de las aeronaves.

Cuando Pared Pérez reclama que él sea el primero en ser interrogado y si sucedió algo turbio “no ocurrió aquí”, con su tigueraje político falta a nuestra inteligencia, porque de ningún modo ese asunto se iba a tratar en el Senado; en ese recinto sólo se arenga y se hacen motivaciones.

Además es preciso añadir que si todos levantaron la mano aprobando esa venta, es porque como todo el mundo, sobre todo él, está consciente de que el organismo es un sello gomígrafo del poder ejecutivo, y más en un gobierno encabezado por el ex presidente Leonel Fernández.

No insinuamos que Pared Pérez haya participado activamente en esos sobornos; pero tampoco para disuadir, irresponsablemente, debe involucrarlo a todos y no ceñirse a los que podrían ser señalados. Realmente nuestros políticos no sólo se sirven con la cuchara grande en cuanto a los dineros del pueblo. También tienen todo un master de tigueraje político. En este caso astuto y disuasorio, como el que ha exhibido Pared Pérez.
El autor es periodista, miembro del CDP en Nueva York, donde reside.

Vea también

Abel Matos

Pleno de abogados PRM, padrón y resultados

Por Abel Matos El recién pasado Sábado 16 del mes de Septiembre del año en …

Jorge Frias

Padrón cerrado, padrón abierto: debilidades de ambos

¿Cuáles son las debilidades desde mi punto de vista del padrón abierto y cerrado? Por …

Comentarios: