Tonty revela cuál es el primer obstáculo a vencer para rescatar al PRD + Vídeo

Por Robert Vargas
Tonty Rutinel Domínguez le ha dicho a Ciudad Oriental cuál es el primer obstáculo a vencer para lograr el rescate efectivo del Partido Revolucionario Dominicano, (PRD), una organización que pasó de ser la mayor fuerza política del país a una entidad con escasa militancia y prestigio social en franco declive.

Conversamos ayer en su residencia del Ensanche Isabelita, en la galería, junto a aquel árbol de “mamón” que sembró su madre hace varias décadas y aún sigue dando frutos.

Cuando él ve ese árbol, recuerda los principios que le inculcó su mamá, con quien Tonty se comunica cada sábado, en el Cementerio, donde él va a “conversar” con sus muertos.

Aunque Tonty parece que posee un temple de acero, en realidad es tan humano como cualquier otro, que lucha, sufre, tiene victorias y derrotas, ríe, canta, llora y es un enamorado de la vida.

Aunque Usted no lo sepa, y ahora parezca totalmente natural, no siempre los partidos políticos dominicanos elegían sus directivos y candidatos en convenciones con voto universal, sino que anteriormente era en aquellas famosas “asambleas de delegados” y por el “dedo”.

Si hoy se hacen convenciones para elegir directivos y candidatos es fruto de una iniciativa y el feróz combate de Tonty en el PRD, por allá, cuando la década de los años ´80 del pasado siglo apenas iniciaba.

Por tanto, Tonty está acostumbrado a librar grandes batallas políticas. Participar en esas luchas lo llevó a prisión y al exilio, sin contar con que también convocaron reuniones para expulsarlo de su partido.

Sin embargo, el año pasado, frustrado al ver en lo que se había convertido el partido al que le ha entregado su vida, decidió no solo renunciar al PRD, sino hasta retirarse de la política.

Por uno de esos “juegos de la vida”, la renuncia, aunque fue presentada de manera formal y por escrito, no se materializó y él se dedicó a socorrer a sus parfientes cercanos, algunos de los cuales murieron y él se vió en la obligación de sepultar.

Días tristes y amargos.

Lágrimas.

Sufrimientos.

Ver a los suyos enfermos, devastados por enfermedades dolorosas e incurables destrozan a cualquiera, incluso a los valientes.

Tonty llegó a pensar que “todo está perdido” en uno de esos momentos de inmenso dolor.

Golpes en su entorno cercano y golpes también demoledores en la política que le provocaron profundos dolores y le laceraron el alma.

No llegó a decir “Señor, ¿Por qué me has abandonado?”, pero sintió impotencia, no solo ante los sufrimientos de los suyos en su entorno, sino en  su partido.

Él no hizo lo que otros de sus compañeros hicieron. Estos se fueron al Tribunal Superior Electoral a hacer valer sus argumentos legales, a pesar de que en ese tribunal, y con otros jueces, “el faraón” del PRD, como llaman a Miguel Vargas Maldonado, había obtenido resonantes victorias judiciales una tras otra.

Vargas Maldonado parecía ser el “Súperman”; “El Hombre América” o cualquiera otro de los súper héroes norteamericanos, que nadie los vence.

Sin embargo, el pasado día tres de diciembre, el Presidente del PRD, Vargas Maldonado, cometió infantiles errores de procedimiento que más tarde lo llevaron a ser derrotado en el Tribunal Superior Electoral.

Tonty reconoce que cometió un error al no proceder como lo hicieron Guido Gómez y los demás que actuaron en justicia contra Vargas Maldonado.

Tras reconocer su error, algo extremadamente raro en los políticos dominicanos, (nunca admiten que se equivocan) felicitó a Guido y a los demás.

No solo eso, sino que con esa victoria lograda por sus compañeros, siente y está seguro de que ahora tienen esperanzas reales de recobrar el prestigio y la vitalidad del PRD, una tarea nada fácil en una organización que da la sensación de que ha cumplido su ciclo de vida y parece estar en su etapa final.

El primer gran obstáculo a vencer

Para recuperarlo tienen que afrontar varios obstáculos y, el primero, desde el punto de vista de Tonty es lograr que Vargas Maldonado se vea obligado a respetar la letra y el espíritu de los estatutos del PRD, con los cuales él no está de acuerdo, pero son los que existen.

El PRD está obligado a convocar a una nueva convención para elegir a sus dirigentes y, claro está, si Miguel Vargas quiere seguir siendo presidente de esa organización, tendrá que inscribri su candidatura y, no solo eso, sino que, según Tonty, estará obligado a renunciar a la Presidencia puesto que no podrá ser a la vez candidato y presidente del partido.

También deberá rendir cuentas del destino que da a los 21 millones de pesos que la Junta Central Electoral le entrega cada mes al PRD y deberá ser conformada una Comisión Organizadora de la Convención, en  la que todos los aspirantes a la Presidencia y otros cargos de prominencia deberán tener representación.

O sea, el respeto a los estatutos hechos “a la medida de Vargas Maldonado”, podrían ser el golpe final al individuo que, según Guido Gómez Mazara, quiere tener “un partido pequeño para hacer negocios grandes”.

Ahí está el primer gran desafío: lograr que los estatutos sean respetados. Si Miguel no lo hace, entonces es posible que vuelvan a verse la cara en los tribunales y, una nueva derrota en ese escenario, sería devastador para la imagen del hasta ahora todopoderoso presidente del extremadamente debilitado PRD.

Sobre esos y otros temas conversamos en una entrevista de 45 minutos con Tonty Rutinel. El siguiente vídeo trata de esta primera parte que les he conversado líneas arriba. Más adelante trataremos los demás temas.

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

Reunión del Movimiento de Rescate del PRD con el ex alcalde de SDE, Francisco Fernández

El activismo de los adversarios de Miguel Vargas continúa sin tregua

Por Robert Vargas El activismo de los adversarios del presidente del Partido Revoilucionario Dominicano, (PRD), …

El sector de Miguel Vargas sigue dispuesto a mantener a Guido fuera del PRD

Por Cynthia Abreu Santo Domingo. – El vocero del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Alejandro Abréu, …

Comentarios: