Home / Destacadas / Transportistas listos para responder a subidas de los combustibles
Transportistas de pasajeros resueltos a defender su sector ante la embestida del gobierno y los grandes empresarios
Transportistas de pasajeros resueltos a defender su sector ante la embestida del gobierno y los grandes empresarios

Transportistas listos para responder a subidas de los combustibles

Por Robert Vargas
Los transportistas de pasajeros y de carga de la República Dominicana están listos ya para responder a la oleada de subidas generalizadas de los precios de  los combustibles que ha auspiciado el gobierno del presidente Danilo Medina.

Hasta ahora, el sector transporte se ha limitado a responder con declaraciones de prensa y la realización de asambleas tanto a las subidas como al brusco rompimiento de acuerdos hace varios años  entre las partes para garanizar que los precios de los pasajes se mantuvieran bajos.

Sin embargo, ante la ofensiva gubernamental que ha hecho trizas todo lo acordado, a partir de este lunes los transportistas de pasajeros iniciarán una serie de paros escalonados que se extenderán por todo el territorio nacional.

Responderán, además, a la embestida de la Confederación Nacional de la Empresa Privada, (CONEP), que también se ha propuesto, por vía judicial, apropiarse del negocio del transporte y de carga, según dicen los transportistas.

El propósito de los promotores de los paros sería demostrarle su disgusto al gobierno por las subidas desproporcionadas de los precios de los combustibles, exigirle que sean eliminados a todos los sectores los subsidios y que les permitan comprar en el mercado internacional el GLP, la gasolina y el gasoil que usan sus vehículos pagando los impuestos correspondientes.

De paso, en caso de materializar las anunciadas protestas, gran parte del sector empresarial e industrial se trastornaría por que los trabajadores llegarían con retraso a sus puestos de trabajo, lo que provocarían pérdidas sensibles a los empresarios, quienes se niegan, además, a subir los sueldos de sus empleados.

Mientras tanto, los miembros de los gremios de transporte tienen ya en su conocimiento una expresión clave que será la señal para detener sus unidades de servicio: “A la derecha”.

Tan pronto sus dirigentes les comuniquen a una hora determinada esa expresión, todos deberán estacionar sus vehículos en el carril derecho, sin obstaculizar el tráfico de los demás medios de transporte.

Simplemente, dejarán de trabajar durante algunas horas, para que el CONEP entienda la importancia de los transportistas y que no debe aplastarlos, según dicen dirigentes de los gremios.

Mientras tanto, el gobierno, que actúa como aliado de los grandes empresarios, ha puesto en movimiento una maquinaria propagandística para intentar desacreditar a los transportistas.

La extensa cadena de propagandistas pagados por el gobierno intenta lanzar contra los choferes a la población, con desinformaciones o medias verdades en sus escritos y espacios en los medios electrónicos y digitales.

En el medio, quedan los trabajadores y sus familias devastadas por los altos precios de los alimentos, los bajos salarios, los pésimos y caros servicios de salud y la criminalidad, entre otros males.

La población, en sentido general, ha soportado sin protestar que cada semana suban los precios de los combustiles y que la capacidad de compra se desplome cada día debido a las continuas subidas de precios de la canasta familiar.

Ahora, los transportistas, dicen ellos, están obligados a reaccionar contra las alegadas embestidas del gobierno y el CONEP o, simplemente, cientos de miles de personas que viven de ese sector quedarán sin medios de sustentos.

El gobierno de Danilo  Medina, desde que asumió en el año 2012, ha subido los impuestos, el costo de la electricidad, no para de subir los precios de los combustibles, mantiene congelados los salarios y ha permitido que la corrupción siga en aumento sin ponerle freno.

A todo esto, la clase media ve como su calidad de vida disminuye y se ve precisada a endeudarse más cada día para poder mantener un nivel de vida aceptable, mientras otros sectores sociales tocan fondo.

“En la República Dominicana, generalmente, sectores de la población manipulados por la maquinaria propagandística estatal, se enfurecen con los transportistas cuando estos deciden aumentar los pasajes (debido a los incesantes subidas de los combustibles, piezas de recambio y otros), pero rara vez toman acciones cuando las grandes cadenas de supermercados, los colmados, los colegios privados y otros, suben los precios de productos y servicios. Tampoco toman acciones contra los dueños de clínicas por los exhorbitantes precios de los servicios sanitarios ni se unen para exigir subidas salariales a la patronal, parece que resulta más fácil protestar contra la parte más débil de la cadena. La patronal, mientras tanto, pagan bajos salarios y quieren que los transportistas les subsidien sus empresas. Los transportistas no tienen la culpa de que empleados y demás trabajadores perdieran su espíritu de lucha y ni siquiera se atrevan a exigir subidas salariales a sus patronos”.

 

Vea también

Gasolinera

Pro Consumidor cierra 54 dispensadores de combustibles

República Dominicana. El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) cerró …

Juan Hubieres

Hubieres: Todos debemos cumplir la ley, y el Gobierno debe respetar a chóferes

Por Amaurys Florenzan El presidente de la Federación la Nueva Opción (Fenatrano), aseguró este miércoles …

Comentarios: