Home / Destacadas / UASD: salvemosla luchando
Rafael Jiménez Abad
Rafael Jiménez Abad

UASD: salvemosla luchando

Por Rafael Jiménez Abad
El estudiantado de la UASD tiene derecho a la docencia; el profesorado y toda la empleomanía tienen derecho a mejores condiciones de vida y toda la comunidad universitaria así como el pueblo tenemos el deber de sanear la UASD y ponerla al servicio de las causas populares.

En mis años de dirigente de la Federación de Estudiantes Dominicanos –FED- y de miembro del Consejo Universitario derrotamos un aumento desproporcionado de las tarifas que pagan los estudiantes. Esto fue en el rectorado del Dr. Julio Ravelo Astacio. La docencia formal fue suspendida por 32 días. Cientos de estudiantes, durante esa lucha, permanecimos en el campus y recibimos tanto respaldo que el comedor universitario se llenó de víveres y de sacos de arroz.

La presión por docencia que se ejecuta en medio de la lucha que libra la Federación de profesores de la UASD en algunos casos procede de algunos/as profesores/as movidos/as por una defensa política al gobierno de turno y a la rectoría a quienes suponen, y tiene toda la razón, como responsables de la crisis uasdiana.

En el caso de la presión por docencia de algunos grupos estudiantiles pudiera haber un poco de pose electoral.

Si la UASD se desplomare, cosa que está en la trayectoria, entonces no solo se paralizaría la docencia sino todos los procesos universitarios.

En toda lucha generada por una crisis como la que tiene la UASD y el régimen político-social de la República Dominicana serán siempre necesarios los sacrificios para la conquista de objetivos legítimos y necesarios.

No estoy aprobando el momento en que se lanzó el primer paro universitario, la desconexión con el estudiantado ni la forma no presencial del mismo, pero ya no es posible detenerlos a menos que queramos afectar sencillamente el apoyo profesoral y de paso exonerar a la rectoría y sobre todo a un gobierno que le ha chupado más dinero a la UASD que el que se han robado por la vía de ODEBRECHT.

Ni siquiera una parte de las resumidas demandas acordadas con la rectoría han sido ejecutadas como lo fueron:

  1. Cumplir con la resolución 2016-13 sobre descuentos injustificados y abusivos, pago de categoría más alta que ostente el/la Profesor/a.
  2. Dar mantenimiento preventivo a los autobuses y la sustitución de aquellos que no estén actos para seguir transportado a los/as Maestros/as y que los que se consiguieron en el proceso de dialogo sean destinados al transporte de los/as docentes.
  3. Dar mantenimiento y equipamiento de las aulas, compra de butacas, pizarras y equipos de climatización.
  4. Aumento salarial de un 40% y pago de los viáticos completos de las semanas que tenga el mes.
  5. Recuperación y capitalización del plan de salud, ARS, ARL y AFP.
  6. Transparencia, saneamiento y congelamiento de la nómina.
  7. Distribución por orden de prioridad de los recursos económicos asignados al presupuesto de la academia.

Nada se dice del deterioro de la plataforma de informática que convierte en infernal los procesos de matriculación y reinscripción del estudiantado. Ni de la nómina alterada, ni de las mafias que se hacen millonarias en áreas sensibles de la UASD, ni de la penetración y dominio que tiene la seguridad del Estado dentro de la UASD, así como otras agencias de gobiernos extranjeros. Si queremos una verdadera transformación universitaria el profesorado debe de incorporar al estudiantado a esa lucha.

  1. Al margen del pliego de demandas que se enarbola en la lucha que lleva a cabo FAPROUASD, el profesorado de la academia debería trabajar con sus alumnos/as puntos como lo siguientes:
  2. Vincular al estudiantado con las problemáticas sociales, sus causas y soluciones, a promover la organización comunitaria, a interactuar con la educación popular a fin de apuntalar el cumplimiento de la filosofía universitaria esbozada en el artículo No. 7 del Estatuto Orgánico de la UASD.
  3. Visualizar con el estudiante la conexión o desconexión de la UASD con las aspiraciones más auténticas del pueblo dominicano a fin de acercarlos a establecer si la academia está cumpliendo o no su alta misión.
  4. Examinar cuales factores hacen que la UASD aparezca en algún nivel al margen de los intereses nacionales y populares, descomprometida con el presente y el futuro de nuestro país y al margen de la lucha por la integración Latinoamericana.
  5. Desentrañar cuales causas han impactado en el deterioro de la educación superior y específicamente en la UASD.
  6. Investigar qué rol debe ocupar la universidad en nuestra América Latina y Caribeña y qué puede aportar en la lucha contra los flagelos que padecen nuestras sociedades: pobreza, exclusión, falta de desarrollo, inequidad en la distribución de las riquezas, dependencia tecnológico-científica, fuga de cerebros, desindustrialización, pérdida de soberanía y de control sobre los recursos naturales.
  7. Dotar a los estudiantes de una visión crítica frente al estado actual de la UASD: el deterioro de sus valores éticos y morales, el desencaje con su filosofía y alta misión, necesidad de su saneamiento, renovación curricular, modernización, etc.
  8. Trabajar para que el olvido o el desconocimiento de la historia relacionada con las aspiraciones de libertad y democracia no sean incorporadas a las vidas de los/as dicentes.

Un abrazo,
Prof. Rafael Jiménez Abad
11 de febrero del 2017.

Vea también

Ponen en circulación “ Historia de la Educación en la República Dominicana”

Santo Domingo.- La Asociación Dominicana de Profesores-as, (ADP), puso este jueves en circulación la obra …

Ya se leer donde dice perro guapo

VIDEO: Sé leer donde dice perro guapo

VIDEO: Sé leer donde dice perro guapo. Aprender a leer y escribir a los 71 …

Comentarios: