Home / Destacadas / La avenida Venezuela deja de ser atractiva para multitudes en Nochebuena
Así estaba la avenida Venezuela la noche del 24 de diciembre de 2016
Así estaba la avenida Venezuela la noche del 24 de diciembre de 2016

La avenida Venezuela deja de ser atractiva para multitudes en Nochebuena

Por Robert Vargas
La historia se repitió anoche como en los últimos cinco años: la avenida Venezuela ha dejado de ser atractiva para las multitudes durante la Nochebuena.

Aunque el General Ludwig Suardí Correa desplegó un formidable dispositivo de seguridad a cargo de tropas de policías y militares, fue evidente que el mismo no era necesario ante la ausencia de público que buscara diversión.

Hasta pasadas las 12.00 de la noche, esa vía, tenida como el “corazón de la diversión” en Santo Domingo Este, lucía totalmente desierta, sin público que buscara diversión, aunque poco después se presentó un puñado de gentes tratando de divertirse, pero el ambiente no motivaba a tanto.

Así estaba la avenida Venezuela la noche del 24 de diciembre de 2016
Así estaba la avenida Venezuela la noche del 24 de diciembre de 2016

Las autoridades colocaron desvíos del tráfico de vehículos a lo largo de varias cuadras, desde la Autopista Las Américas, hasta la primera gasolinera Esso, una cuadra antes del parque Juan Pablo II.

Esperaban que la vía se llenaría de personas, como sucedía hace seis años.

La situación era distinta en algunos tramos de la avenida España, donde la gente se aproximó para entretenerse horas después de la cena de Nochebuena en familia.

¿Por qué la gente se fue a la avenida España y ni siquiera miró para la avenida Venezuela?

La respuesta es simple: allá, a orillas del Mar Caribe, los vecinos llegaron en sus vehículos y encendieron la música. Bailaban, bebíam y reían.

En la avenida Venezuela no había ni un solo equipo de música que proyectara su sonido hacia la calle.

Esto parecía no una zona de diversión, sino una “zona de guerra”, por la soledad del escenario y  los hombres armados con fusiles para garantizar la seguridad de una multitud que no se presentó.

Durante Nochebuena, Navidad y Año Nuevo la avenida Venezuela pierde su encanto y la gente prefiere buscar otros lugares para divertirse.

Incluso, en Año Nuevo, abandonan Santo Domingo Este y se van al malecón de la capital a disfrutar del ambiente.

Anteriormente, a los dueños de establecimientos comerciales de la avenida Venezuela les estaba permitido colocar potentes equipos de sonido a las puertas de los negocios, orientados hacia el espacio público.

En torno a esos equipos de música se reunían miles de personas y los comerciantes hacían  buen negocio vendiendo sus bebidas.

La situación era tenía un magnetismo tan grande, que prácticamente era difícil caminar en la calle debido a la multitud que la desbordaba.

Con la colocación de los cristales en las discotecas y drinks para controlar la contaminación sónica, esa época llegó a su fin.

Las autoridades que dan seguimiento al combate a los altos ruidos en zonas habitadas en Santo Domingo Este, han considerado posible admitir que los días 24 y 31 de diciembre, se permita la colocación de música en las aceras de la Venezuela para que la gente se divierta.

Esto, claro está, bajo previa coordinación con todos los organismos de seguridad y el Ayuntamiento para cuidar de que todos se diviertan en un ambiente seguro y, pro qué no, que la economía local se dinamice.

Como ejemplo se ha señalado que en Estados Unidos se permite que en días especiales sean celebradas fiestas en las calles bajo un estricto control de las autortidades.

El ex líder del municipio Santo Domingo Este, Juan De los Santos, nunca consideró esta posibilidad.

Ciudad Oriental se la comentó a un prominente funcionario de la alcaldía actual, pero no le prestó atención.

Sin embargo, todos los empresarios consultados por Ciudad Oriental sobre el tema han dicho que sería genial que esos días se permita colocar música fuera de los establecimientos.

Algunos han  comentado que estarían dispuestos a preparar la logística para vender bebidas alcohólicas en envases de plástico.

Como las autoridades han perdido la perspectiva, anoche se repitió la historia y la Venezuela, en lugar de ser la “capital de la diversión”, parecía una zona de guerra.

Mientras tanto, ya entrada la madrugada, al Jefe de la Policía Nacional, Mayor General Nelson Peguero Paredes se le vio pasar por la avenida España, que vibraba de alegría con la gente bailando al ritmo de la música de sus vehículos.

Minutos después, llegaron patrullas policiales que obligaron a todos a bajar el volúmen y así, apagaron la diversión.

 

Vea también

CDP, movimientos periodísticos y familiares de Carmen Suárez le hacen un homenaje

Como parte de las actividades del Día del periodista, la fotorreportera es homenajeada en la …

Lanzan “Mira Cinema, el cine sobre ruedas”

Mira Cinema proyectará cortos y películas dominicanas en 78 municipios del país, en alianza con …

Comentarios: