Home / SDE / ASDE / Regidor establece vínculos entre asesinato de Catalino y secuestro regidora
Regidor Manuel Soto Lara, del BIS
Regidor Manuel Soto Lara, del BIS

Regidor establece vínculos entre asesinato de Catalino y secuestro regidora

Por Manuel Soto Lara / Concejal ASDE-BIS
Yo exijo transparencia y honestidad en la investigación del asesinato de José Catalino Sánchez. Lo hago, no solamente  porque ese concejal me apoyó en mis aspiraciones a la presidencia del Ayuntamiento Santo Domingo Este y su muerte podría eventualmente  estar vinculada a ese hecho, sino porque todos los criminales deben estar presos.

Para nadie es un secreto que el ayuntamiento, desde hace mucho tiempo,  está dirigido por una temible banda criminal, que la recién elección de nuevas autoridades no ha mostrado interés en desmantelar, y que, incluso, estas autoridades, más bien parecen estar secuestradas por la misma.

De entre quienes me apoyaron en mis legítimas  aspiraciones, al menos una concejala habrían sido  víctima de secuestro, según sus propias declaraciones. Se sabe que otros colegas rechazaron ofertas de hasta diez millones de pesos, unos 22 mil dólares americanos.  En las operaciones de soborno tuvo  un rol protagónico  un concejal recién electo por el oficialismo.

Denuncias formuladas la víspera de las elecciones del Bufete Directivo del Ayuntamiento -pautadas para agosto  16 del 2016-  desde  la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, momentos en que yo contaba con la mayoría de la intención del voto edilicio,  habrían frustrado planes de asesinarme. La misma denuncia daba cuentas de al menos otro concejal en la mira de los asesinos. Este, sin dar razones, no solo me abandonó, si no que votó por la candidata de la banda, y ahora concurre a las sesiones del concejo a votar por  sus iniciativas, como envuelto en un manto de temor y misterio.

Corromper o matar, es ahí el lema.

La abogada que acompañó al Palacio de la Policía, para fines de investigación,   a la concejala secuestrada, ha dicho que una vez allí, los uniformados, por unas tres o cuatro horas,  le secuestraron su cliente. Los investigadores  habrían devuelto la concejal con vómitos, diarrea y hasta deprimida. Habría sido el segundo secuestro en menos de un mes de esta víctima.

La versión más socorrida da cuentas de que los agentes   habrían plagiado la concejal para recuperar el dinero que esta habría recibido de la banda a cambio de votar por su candidata e impedir mi ascenso a la presidencia del ayuntamiento. Esta no se presentó a votar a la sesión y denunció el alegado secuestro que se lo habría impedido. Es evidente que lo convenido no fue su abstención, sino el voto.

Por tal razón  ese acto criminal no lo deben investigar las mismas autoridades que habrían recuperado el dinero, puesto que estos, obviamente, estarían  al servicio de la banda y garantizarían su impunidad, aun al precio, si fuera necesario,  de hacer condenar a un inocente.

Ello pudiera explicar que en el cursante proceso de investigación haya más interrogantes que respuestas; incluso sobre cuestiones elementales. Al malogrado concejal sus verdugos le sustrajeron dos teléfonos móviles. Estos dejan rastros para una efectiva tarea de  inteligencia electrónica. El caso Catalino será, sino el único, uno de los muy pocos en que  los sagaces y muy listos “investigadores”, teniendo a uno de los implicados presos, no logran conseguir, con sus “métodos científicos” de investigación,  la identidad de los otros.

Pero aun más, no tenemos constancias de  que se haya recuperado la motocicleta en que se desplazaban los sicarios al momento de cometer el hecho  y para abandonar la escena del crimen. Tampoco han podido, y esto si es el colmo, determinar quiénes son los autores mediatos o criminales detrás de escritorio, toda vez que el hecho no aprovecha, directa y personalmente,  a sus ejecutores inmediatos.

El caso Catalino Sánchez podría estar vinculado, o ser la consecuencia de evitar, por parte de la banda, mi ascenso a la presidencia del Ayuntamiento Santo Domingo Este; pero si esta hipótesis es cierta, nunca será desvelada porque jamás estaría en la carpeta de investigadores comprometidos con la banda. De ahí la importancia de la designación de investigadores independientes, que sometan todas las hipótesis al tamiz de una investigación seria.

Existen razones y eventos evidentes y otros no tan evidentes, todos del dominio de los investigadores tanto del ministerio público como de la policía, que incriminan a las agencias de investigación del gobierno por voluntaria omisión investigativa. De esto último me encargaré en trabajos sucesivos. A menos que se despejen las nieblas de posible complicidad  y produzcan respuestas convincentes a las incriminatorias interrogantes.

Las investigaciones parecen más serias cuando matan a   un perro. Y por las circunstancias del hecho no es descartable la autoría  de una  banda criminal con vínculos oficialista.

Vea también

Bernarda Aracena ingresa a la Sala Capitular

Por disposición del Tribunal Constitucional Bernarda Aracena regresará al Concejo de Regidores

Por Robert Vargas El Tribunal Constitucional de la República Dominicana ha emitido una resolución mediante …

Lo de Iris Guaba pica y se extiende; Soto Lara le pone los puntos sobre las íes a Waldys Taveras

Por Manuel Soto Lara / Regidor ASDE-BIS El Concejo de Regidores del Ayuntamiento Santo Domingo …

Comentarios: