Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Abinader, Furcal, los empresarios de la radio y la televisión y el fracaso de la educación dominicana

Por Danilo Mesa
Quiero agradecer a este medio, Ciudadoriental.com, por darme el espacio de compartir esta inquietud o situación con todo el pueblo Dominicano. Se bien que, en un canal local de TV, prensa escrita o radial sería sencillamente imposible, porque es posible que algunos tengan compromisos que no puedan violentar, y eso lo entiendo.

Era mediados de marzo, apenas dos días después de la culminación de las elecciones municipales de Republica Dominicana cuando el otrora presidente Danilo Medina, con voz entrecortada anunciaba un cierre casi total del país , debido a la rápida propagación del coronavirus por todo el mundo, sin mencionar la semilla sembrada por la suspensión y prórroga de dichas elecciones en un hecho que no vamos a mencionar.

Una vez, ya el actual gobierno en funcionamiento, el ministro de educación Roberto Fulcar se apresuraba a anunciar al país la entrega y puesta en circulación de 185,000 laptops y tabletas para maestros.

La inmensa de quienes serían los supuestos beneficiarios, se quedó esperando esos equipos.

También anunció Fulcar un gran proceso o licitación internacional para suplir a los alumnos del sistema educativo público de estos materiales didácticos y tecnológicos . Estos aún siguen esperándolos.

Quienes serían las nuevas autoridades. se reunieron con los proveedores  de Internet, empresas de comunicación y de cable para contratar todo el internet y las bandas necesarias. Ahí  también se quedaron como perico en la estaca.

De inmediato los dueños de plantas televisoras y frecuencias de canales de radio, que son generalmente los mismos propietarios de los periódicos nacionales, iniciaron una ofensiva para denostar la educación virtual y OFRECERSE, a través de sus empresas televisivas, para salvar el año escolar.  Claro, esto no sería gratis.

Y así comenzó el año escolar por televisión, con una serie de limitaciones existenciales y de todo tipo:

Primero, no hay energía, solo imparten una hora y media por tanda a los diferentes niveles; no hay interacción y el alimento escolar es deprimente e insuficiente.

Por otro lado el presidente de la nación y el ministro Furcal anuncian que el año escolar va bien y que estamos cambiando.

Pero, lo peor aún son los lideres de opinión y los dueños de los medios de comunicación que corroboran esa información y guardan silencio ante la realidad, que es imposible de ocultar.

Claro, “primero DIOS que su santo”.

Ninguno se atreve a poner en evidencia al Ministerio de Educación; ni a descubrir este crimen contra la misma Republica.

Yo me pregunto, ¿no era mejor señores Corripio,  Paliza  y Gómez, esperar dos o tres MESES más para el inicio del año escolar y arrancar bien? ….¡CLARO QUE NO!

Ante todo esto hay una realidad común: los hijos del presidente, de los ministros, viceministros, directores generales, dueños de canales de televisión, comunicadores y,  ¿por qué no? los hijos míos, están en colegios privados, no nos afecta, tenemos tabletas de ultima generación , internet premium y modernos sistemas de repetición… ¡Así es bueno!

UN DRAMA DEL CUAL SOY TESTIGO A DIARIO:

Tengo dos hijos pequeños, uno cursa el primero de bachillerato y otro el cuarto de primaria. Los dos estudian en un colegio privado, el cual inicio sus clases el día 1 de septiembre.

Mis hijos poseen modernas tabletas y todos sus libros y cuadernillos; las clases inician a las 8 de la mañana en punto, ni un minuto más; se sientan correctamente uniformados y trabajan 5 horas al día, más las tareas; asisten a todas sus clases y talleres, aparte de las clases de educación física virtuales y les puedo confiar que dentro de la situación, el drama es aceptable.

LA OTRA CARA:

En mi casa, por el motivo de la pandemia, la trabajadora doméstica trajo con nuestra anuencia a convivir con nosotros su hijo más pequeño, el cual esta también en primero de bachillerato al igual que el mío.

Sus clases comienzan a las 8 y 30 de la mañana y terminan una hora y media más tarde. Si por alguna razón no entiende las clases de Matemática o Biología, no tienen a quien preguntarle. Esto, contrario a los míos que participan activamente de las clases e interactúan con maestros y compañeritos.

Sus clases terminan a las 10 am, solo 1 hora y 30 minutos al día.  Cuando estamos repasando y haciendo tareas, los míos dominan más del 70 porciento de los contenidos y el niño invitado no maneja ni el 25 porciento.

Eso así no funciona.

Peor aún, sus programas de clases son totalmente diferentes. Pareciera que están en niveles diferentes, en países con currículums  educativos distintos.

Sepan ustedes que lo que s va a funcionar son los pagos millonarios del gobierno a los canales de televisión y comunicadores; quienes dicen que estamos cambiando; quienes no hablan de los préstamos astronómicos que se han tomado; ni de los contagios diarios por coronavirus.

Muy por el contrario, quieren vendernos que la cosa va muy bien y todos sabe, que no es así. como diría un urbano, ETO NO SE SABES DONDE VAYAS APARAL

El gobierno debe cambiar la metodología si desea sacar algo de este año escolar; debe ir a la virtualidad o a la semi presencialidad.

Es mi consejo señores Abinader, Furcal y dueños del país, perdón, dueños de medios de comunicación.

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
274,319
Fallecidos:
3,560
Recuperados:
232,625
Activos:
38,134
Actualizado el: 14 mayo, 2021 - 6:49 AM (-04:00)
Compartir:
Botón volver arriba