ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Varias formas en que Manuel Jiménez violó una ley para favorecer la empresa Venturebuks Investments, S.R.L

Por Robert Vargas
El alcalde de Santo Domingo Este, Manuel Jiménez,  y su Comité de Compras están jugando a lo grande y, según lo demuestran documentos divulgados por el ASDE en el portal transaccional de la Dirección General de Compras y Contrataciones, la Ley que regula ese tipo de actividades y su reglamento de aplicación habrían sido violados en varias ocasiones por esos funcionarios.

Esto ha sido hecho en el contexto del interés de Jiménez de adquirir una flotilla de vehículos con los cuales recoger la basura en la Circunscripción 2 de Santo Domingo Este y, de paso, favorecer a la la empresa Venturebuks Investments, S.R.L, ganadora de una licitación que implica al menos 122 millones de pesos, más 18% ITBIS.

El escándalo sobre lo que sucede alrededor de esa compra ha sido destapado por el Vice Presidente del Concejo de Regidores, Abel Matos, quien es un dirigente municipal en SDE del Partido Revolucionario Moderno

¿Cómo habrían sido las presuntas transgresiones  por parte de Jiménez?

Primero, Jiménez le solicitó al Concejo de Regidores que le aprobara un estado de urgencia municipal y, en ese contexto, también pidió que le fuera aprobada una transferencia presupuestaria por 144 millones de pesos para comprar camiones con los cuales recoger la basura en la Circ. 2..

El Concejo lo complació, según consta en una resolución 06-2021 emitida al respecto.

Textualmente, esta dice lo siguiente:

Sin embargo, una vez Jiménez tuvo esa resolución en sus manos la interpretó a su antojo y, en lugar de comprar los vehículos por un “precio estimado” de 100 millones de pesos, él optó por adquirir los vehículos por un monto de 122 millones de pesos, más el 18% de los impuestos de ley.

Abel Matos
Abel Matos

Regidor perremeísta Abel Matos destapa escándalo financiero en el ASDE

De esa manera, Jiménez violentó la resolución del Concejo al invertir mucho más dinero que el que estaba autorizado a usar en la compra de los camiones y otros vehículos.

Interrogado sobre esta violación por el regidor Abel Matos, el Contralor Municipal, Pascual Disla, justificó la acción del alcalde alegando que en el Presupuesto Municipal del 2021 están destinados unos 55 millones de pesos para la adquisición de vehículos y que, con ese dinero, se completó el faltante.

Sin embargo, Jiménez solicitó los 100 millones de pesos para la compra de vehículos en el contexto de la declaratoria de urgencia municipal, por lo que no estaba autorizado a usar los otros 55 millones de pesos para incluirlos en los gastos de la urgencia de 45 días que solicitó.

Otro detalle interesante es que Jiménez violó sin ruborizarse el Reglamento de Aplicación de la Ley 340-06, sobre compras y contrataciones y su reglamento de aplicación.

¿Cómo se produjo esta segunda violación?

En el contrato suscrito entre el ASDE y la empresa Venturebuks Investmets, S.R.L  (ver captura de pantalla arriba) se establece textualmente que el ayuntamiento le pagará a esta empresa la suma de 36 millones de pesos, a la firma del contrato, como avance equivalente al valor del 30% de lo contratado.

Sin embargo, según el Decreto número 543-12  que establece el Reglamento de la Ley sobre Compras y
Contrataciones de Bienes, Servicios, en su artículo ARTÍCULO 108.– precisa de manera clara que:  Las instituciones públicas contratantes no podrán comprometerse a entregar, por concepto de avance, un porcentaje mayor al 20% del valor del contrato, y los pagos restantes deberán ser entregados en la medida del cumplimiento del mismo.

Así, pasando por encima a este decreto, Jiménez pagó, no el 20% de avance, sino el 30%.

Pero las cosas no quedan ahí, sino que se van más lejos aún, todo con el aparente interés de favorecer a la empresa Venturebuks Investmets, S.R.L .

En el contrato entre las partes se establece que los pagos restantes serían hechos en cuotas parciales de poco más de 14 millones de pesos “con posterioridad a las entregas parciales, periódicas y verificadas y aprobadas, de los productos”.

El regidor Abel Matos descubrió, y así lo admitió el Contralor Municipal, Pascual Disla, que Jiménez pagó un cheque por un monto de un poco más de 50 millones de pesos, correspondiente al “30% y a la primera cuota”.

Ahí hay dos violaciones, según la denuncia del regidor, lo que es verificable al compararlo con el contrato entre Venturebuks Investmets, S.R.L  y Manuel Jiménez en nombre del ASDE.

La primera es que fue pagado como inicial el “30%” y que  a Venturebuks Investmets, S.R.L Jiménez le pagó por adelantado la primera cuota por un monto de RD$14,233,333.33, sin que el suplidor entregara ninguno de los camiones ni vehículos porque estos todavía están en China, donde los fabrican, según Matos.

Las preguntas que saltan a la vista son ¿Por cuáles motivos el alcalde violó el artículo 138 del Decreto número 543-12, que establece el Reglamento de la Ley sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios? ¿Por cuáles motivos el contralor municipal y Jiménez se pusieron de acuerdo para pagar la primera cuota por adelantado y sin recibir lo contratado?

Quizás la Dirección General de Contrataciones Públicas debería dar una explicación sobre esto que acontece en el ASDE.

Todo esto sin contar con que existen otros detalles para nada desdeñables y que llaman poderosamente la atención, pero que trataremos en otro artículo.

Compartir:
Botón volver arriba