Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Alexandra Peña se abre paso en la política y en la Fuerza del Pueblo

Por Robert Vargas
Quien crea que Alexandra Peña es una improvisada se está equivocando. ¡Y vaya forma forma de equivocarse!

Aunque ella se perfila como la líder de la Fuerza del Pueblo en la Circunscripción 2 de Santo Domingo Este, su recia personalidad comenzó a configurarla bastante temprano, allá, en su natal Barahona, junto a su papá, y su mamá, en el mercado local.

No fue fácil, pero lo logró. Esa «muchachita» en pleno mercado.

Se formaba así una personalidad de  «una muchacha» que, extrañamente, le gustaban las matemáticas y terminó de lleno estudiando ingeniería en informática.

Nada que ver con la política. Solo el mercado, las matemáticas y la informática. Siempre apegada a su padre.

El tiempo pasó y, por una de esas vueltas que da la vida, se implicó en el activismo gremial en la Central Mayoritaria de Trabajadores  junto a Domingo Jiménez, quien ha sido su mentor y guía.

De su mano llega a la política, y luego va a parar al Ministerio de Interior y Policía aplicando lo que sabe de ingeniería en informática y, como quien no quiere la cosa, va a prepararse a la República Popular China.

Estamos hablando de que tenemos ante nuestros ojos a «una muchacha» preparada, con la que se puede o no estar de acuerdo políticamente. Pero es de aquí, de Santo Domingo Este por adopción, como la mayoría de los vecinos de este municipio.

Ahora ella está de lleno en política y es la coordinadora de la Fuerza del Pueblo en la Circunscrición 2 de SDE, donde aporta cuanto puede para contribuir a construir esa organización, a la que se integró tras abandonar al PLD, junto a Domingo Jiménez.

Mirémosla hoy y volvamos a observarla dentro de unos años.

Espero estar vivo para ver cómo progresa y a la vez verla cómo, construye su futuro con el esfuerzo de quienes se atreven, ahora de la mano de Domingo Jiménez y Leonel Fernández.

A lo mejor Alexandra «se quilla» conmigo por esto que escribo en relación a ella, pero, no importa, ya estoy acostumbrado a sus «quilles».

Compartir:
  • 7
    Shares
Botón volver arriba