Exteriores

Biden rinde cuentas a la nación en su tercer Estado de la Unión

Fuente externa

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dado este jueves su intervención más importante del año, el Estado de la Unión, en un momento de suma importancia para apuntalar el apoyo de los estadounidenses de cara a las elecciones presidenciales.

El demócrata, de 81 años, comenzó su discurso redoblando sus llamamientos para que Estados Unidos siga prestando ayuda a Ucrania, afirmando que la libertad y la democracia están siendo atacadas «tanto en casa como en el extranjero».

Reiteró que Ucrania está pidiendo asistencia militar y armas para defenderse, más no personal de las Fuerzas Armadas estadounidenses en el terreno. «No están pidiendo soldados estadounidenses. De hecho, no hay soldados estadounidenses en guerra en Ucrania. Y estoy decidido a que siga siendo así», aseveró.

Logros económicos
El discurso de Biden estuvo cargado de «populismo económico», como prometieron sus asesores previamente, con llamamientos a subir los impuestos a las empresas y las élites. Mientras que propuso reducir los costes de la sanidad y aumentar la seguridad fronteriza.

En este contexto, el mandatario destacó que, a pesar de las críticas contra él, su administración ha cumplido los objetivos planteados. «Llegué al cargo decidido a sacarnos adelante en uno de los periodos más difíciles de la historia de nuestra nación. Y lo hemos conseguido», comentó, resaltando que, aunque «no sale en las noticias», los estadounidenses «están escribiendo la mayor historia de superación jamás contada».

«La recuperación de Estados Unidos es construir un futuro de posibilidades estadounidenses, construir una economía desde el centro hacia fuera y desde abajo hacia arriba, no desde arriba hacia abajo, invertir en todo Estados Unidos, en todos los estadounidenses», subrayó.

El demócrata reprendió a los miembros del Partido Republicano opuestos a su ley bipartidista de infraestructuras. «Por cierto, me he dado cuenta de que algunos de ustedes han votado enérgicamente en contra», dijo Biden a los miembros del Congreso tras alardear de los 46.000 nuevos proyectos que la ley proporcionó.

«No demonizaré a los inmigrantes»

Biden también se enfrentó a los republicanos por la reforma de la inmigración, después de que el partido opositor rechazara un compromiso bipartidista para vincular políticas fronterizas más estrictas a la ayuda a Ucrania e Israel.

«Me han dicho que mi predecesor [Donald Trump] llamó a miembros del Congreso en el Senado para exigirles que bloquearan el proyecto de ley», aseguró, prometiendo que tomará medidas para «arreglar» la frontera.

«No demonizaré a los inmigrantes, diciendo que están envenenando la sangre de nuestro país. No separaré familias. No prohibiré a las personas por su fe», añadió.

Protección del aborto
Por otra parte, Biden señaló que el aborto volvería a ser un tema importante en las elecciones de este año.

En este contexto, prometió que, con la aprobación del Congreso, restaurará «Roe vs. Wade como la ley de la tierra de nuevo», indicó, refiriéndose al histórico caso Roe contra Wade de 1973. La Corte Suprema de EE.UU. revocó en junio del 2022 el derecho constitucional al aborto, lo que facilitó la prohibición para interrumpir el embarazo en aproximadamente la mitad de los estados del país.

Biden indicó que quienes se jactan de anular las protecciones contra el aborto «no tienen ni idea del poder de las mujeres» y señaló cómo el tema dio energía a los votantes durante las elecciones de mitad de mandato de 2022.

Puerto temporal en la costa de Gaza
Una de las promesas más inquietantes del inquilino de la Casa Blanca durante su discurso fue la de la misión militar estadounidense para construir un puerto temporal en la costa de la Franja de Gaza con el fin de aumentar la cantidad de ayuda humanitaria que llega al enclave asediado por Israel.

El plan consiste en crear un corredor marítimo para que los barcos puedan atracar en su costa para entregar alimentos, agua, medicinas y otro tipo de ayuda. La operación no requerirá que las tropas estadounidenses estén sobre el terreno.

Cabe destacar que momentos antes de la intervención, cientos de activistas propalestinos se concentraron en Washington y bloquearon los accesos al Capitolio. Los manifestantes exigen que las autoridades hagan cumplir un alto el fuego permanente en la Franja de Gaza y tomen mayores medidas para detener los ataques israelíes contra civiles palestinos. También se están celebrando manifestaciones frente a la Casa Blanca.

Compartir:
Botón volver arriba