El juez Eduardo De los Santos, presenta el revólver para su acreditación.
El juez Eduardo De los Santos, presenta el revólver para su acreditación.

“Declaraciones de Pola” y “revólver de Julio” centraron atención juicio Natasha-Suleyka

El juicio de fondo está programado continuar la mañana de este jueves 30 de mayo, con las escuchas de testigos del ministerio público.

Por Julio Benzant / Videos
Santo Domingo Este. Los detalles que revelará en el  tribunal el mayor de la Policía Nacional Daurin Terrero Márquez (Pola) y la incorporación como prueba material del revólver Smith and Wesson, calibre 38 milímetros, propiedad del empresario Julio Cepeda Ureña, centraron la atención de la última audiencia por los asesinatos de Natasha Sing Germán y Suleika Flores Guzmán.  

El mayor “Pola”, era el jefe de operaciones del Departamento Contra Homicidios de la Policía Nacional en Santo Domingo Este, cuando se produjeron los asesinatos de las dos jóvenes, acribilladas por presuntos encargos en hechos separados ocurridos en abril del 2014, en este municipio.

El oficial de policía detalló en el plenario del Segundo Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, como fueron iniciadas las indagaciones para llegar hasta los entonces sospechosos en la comisión de los dos crímenes.

Entre los primeros arrestados figuran Amauris Soriano García (Nevado) y Luis Abel Mariano Pérez (Luisito), el primero en la provincia de San Francisco de Macorís y el segundo en el sector de Villa Duarte, en este municipio.

Posteriormente, según el mayor Pola, fueron  arrestado Johnny Sencion Gómez (a) El Pay y Jesús Manuel Mendoza Benítez (El Patrón), este último, localizado en el municipio de Haina.

Estas detenciones, llevaron hasta Francis Alexander Fermín González y su esposa, Catherine Berioska Medina, quienes presuntamente fueron las personas que buscaron los castilleros, por solicitud de Sanhy Dotel Ramírez (Sandra- La Patrona).

Luego, realizaron allanamientos en las oficinas y residencia de Dotel Ramírez (Sandra- La Patrona) y su esposo, Julio Cepeda Ureña.

Con los relatos del mayor Pola, fueron incorporados como pruebas las ordenes de arrestos, allanamientos y las actas de requisas de todos los encartados, con excepción de ex jueza Cibelis Martínez, el empresario Julio Cepeda Ureña y Ela Ramírez, quiénes fueron favorecidos con un Auto de No a lugar en la fase de instrucción, decisión que  fue confirmada por Segunda Sala de Corte de Apelación de esta jurisdicción.

Luego entraron al debate en tribunal la incorporación del revólver Smith and Wesson, calibre 38 milímetros, serie 606300, propiedad de Cepeda Ureña, y con el cual, según el expediente, fueron supuestamente vistos los imputado Amaury Soriano García (Nevado) y Luís Abel Mariano Pérez (Luisito) en la escena del crimen, donde fue acribillada la joven Natasha Sing German, el  7 de abril del 2014.

Este revolver, fue dejado como prueba a ser valorada por los jueces del Fondo, por la sentencia 1419-2018-SSEN-00080 revocó el auto de no ha lugar que  había favorecido a los imputados Catherine Berioska Medina, Abraham Tavarez Dotel y Fraisy Novas Ramírez (estos dos últimos sobrinos de la encartada Sanhy Dotel Ramírez), enviándolo con un nuevo Auto de Apertura a Juicio.

En esa sentencia, también se confirmó el auto de no ha lugar que favoreció al empresario Julio Cepeda Ureña, a la ex jueza Cibelis Martínez Alcántara y Ela Ramírez, por entender que tal decisión fue justa y fundamentada en derecho.

El abogado Adolfo Sanchez Perezs, al momento de interrogar el testigo.
El abogado Adolfo Sanchez Perezs, al momento de interrogar el testigo.

De acuerdo a la policía, los proyectiles encontrados en la escena del crimen de Sing Germán, correspondía con las características del revólver Smith and Wesson, calibre 38 milímetros, serie 606300.

Luego de observaciones y argumentaciones varias, fue acogida como prueba material el arma en cuestión,  por el Segundo Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo, quien lleva a su cargo el juicio de fondo.

El tribunal está compuesto por los jueces Eduardo De los Santos (presidente), Ariella Cedano Núñez y Marleny Altagracia Santos (miembros).

El juicio de fondo está programado continuar la mañana de este jueves 30 de mayo del 2019, con las escuchas de más testigos del ministerio público.

Se recuerda que los 11 imputados en el proceso son Sanhy Dotel Ramírez (Sandra- La Patrona), Dionary Elizabeth Trinidad Ramírez, Amauris Soriano García (Nevado), Luis Abel Mariano Pérez (Luisito), Francis Alexander Fermín González, Jesús Manuel Mendoza Benítez (El Patrón), Johnny Sencion Gómez (El Pai o El Camionero), Juan José Dotel Ramírez (oficial de la Armada de República Dominicana y hermano de Sanhy Dotel Ramírez), Catherine Berioska Medina, Abraham Tavarez Dotel y Fraisy Novas Ramírez (estos dos últimos sobrinos de la encartada Sanhy Dotel Ramírez).

El Ministerio Publicó imputa a los procesados de la asociación de malhechores, asesinato y porte ilegal de armas de fuego, en perjuicio de las jóvenes Sing Germán y Flores Guzmán, hoy occisas.

Estos ilícitos penales son sancionados por los Artículos 59, 60,265, 266, 295, 296, 297, 298 y 302 del Código Penal Dominicano, así como los artículos 39 y 40 de la Ley 36 sobre Porte y Tenencia de Armas de Fuego.

Las jóvenes Natasha Sing Germán y Suleika Flores Guzmán, fueron asesinadas por el supuesto encargo de la imputada Dotel Ramírez, en hechos por separados ocurridos el siete y 28 de abril del 2014 en este municipio.

De acuerdo al expediente acusatorio, la abogada Dotel Ramírez (Sandra), presuntamente contactó al imputado, Francis Alexander Fermín González, que a su vez solicitó los servicios de sicariato a Mendoza Benítez (El Patrón), pagándoles a los dos hombres la suma de 800 mil pesos.

“El Patrón” hizo contacto con la persona que ubicó a los presuntos gatilleros de los dos asesinatos antes señalados, quienes cobraron 400 mil pesos por cada caso.

Se trata de Amauris Soriano García (Nevado) y Luis Abel Mariano Pérez (Luisito), quienes son señalados como los autores materiales de los asesinatos.

La joven Sing Germán fue asesinada la mañana del lunes 07 abril cuando salió para su trabajo desde su residencia.

Se trasladada en su vehículo marca Daihatsu, modelo Sirio, Color Gris, el cual coincidía en color y marca con el de Flores Guzmán, quien era el objetivo a eliminar.

Al salir por la Calle Privada que da acceso a la salida del residencial Vereda Tropical, en la autopista de San Isidro, lugar donde también vivía la joven Flores Guzmán.

Allí fue seguida por los imputados Nevado y Luisito, a bordo de una motocicleta Yamaha, RX-115, color negro y que al detenerse la joven Sing German en un tapón, se desmotaron, realizándole varios disparos con un revólver.

Al enterarse la imputada Dotel Ramírez del error cometido, contrató nueva vez a los castilleros, y 21 días después dieron seguimiento a la joven Flores Guzmán, alcanzándola en la avenida Ecológica, próximo a la marginal con autopista de San Isidro, donde la asesinaron.

Las dos mujeres tenían en común que vivían en el mismo residencial y tenían el mismo tipo de vehículo, de color gris y con placas parecidas, según los informes.

Vea también

Ronny Andrés Jiménez Momprimier, junto a su abogado.

Ordenada libertad hombre imputaban un asesinato en el sector La Ureña

El abogado Henry Ramón Fernández, defensa técnica del imputado, se empeñó a fondo, para mantener …

Eddelin Batista / Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente.

Imponen prisión hombre mató a golpes su concubina adolescente en Villa Faro

Por Julio Benzant Santo Domingo Este. El juez Bernardo Coplín García, de la Oficina Judicial …

Comentarios: