Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

¿Cómo resolverá el PRM su mayor dilema en SDE?

Por Robert Vargas / Perspectiva

De la redacción de Ciudadoriental.com, el primer periódico en Internet del municipio Santo Domingo Este. Contacto [email protected]

El Partido Revolucionario Moderno, (PRM), en Santo Domingo Este necesita conservar el poder local y, de paso, aportar a su eventual triunfo en las elecciones presidenciales del 2024 y ayudarse a sí mismo a retener la mayoría en el Congreso Nacional.

Si pierde ese poder, es posible que vuelva a vivir la experiencia del año 1986, cuando lo perdió tras ocho años consecutivos de gobierno nacional y luego del desastre en que terminó inmerso el gobierno de Salvador Jorge Blanco, quien terminó preso y condenado por corrupción.

Para regresar al Palacio Nacional los perremeístas, anteriormente perredeístas, necesitaron 14 años, Fue en el año 2000 cuando se instalaron en el viejo edificio en el que “habita el espíritu de Trujillo”.

Tras su regreso triunfal en el 2000 con Hipólito Mejía como su carta de triunfo, apenas pudieron permanecer cuatro años en el poder, del que fueron sacados en el año 2004 y al que no pudieron regresar sino 16 años más tarde.

Mientras que, en el joven Santo Domingo Este, el PRD, (ahora PRM), gobernó solo cuatro años (2002-2006). Tras finalizar ese cuatrienio fueron derrotados por el Partido de la Liberación Dominicana en el 2006.

El PLD se mantuvo en el control del Ayuntamiento local hasta el año pasado.  Catorce años consecutivos en el poder local y los PRD-PRM, 14 años “sin ver a linda”.

La cuestión es, ¿Está el PRM sentando las bases para continuar con el control del gobierno municipal de SDE más allá del año 2024?

El germen de la división y los pleitos

Los ahora perremeístas, y antes perredeístas, llevan dentro en su ADN el germen de la división y los pleitos. Es difícil que entre ellos puedan ponerse de acuerdo en un objetivo.

Descalifican a los suyos para ser candidatos a cualquier puesto de relevancia y, cuando se menciona el nombre de alguno de ellos, de inmediato ese “mencionado” es objeto de ácidos ataques, incluyendo mentiras y medias verdades.

Ese germen de la división, que incluso fue auspiciado en las elecciones municipales del año 2016 por la fracción liderada por el ahora presidente Luis Abinader, creó las condiciones para que, en el año 2020, un “no perremeísta de corazón” y ex peledeísta fuera su candidato a alcalde. Me refiero a Manuel Jiménez.

Este considera que el PRM ganó las elecciones solo porque lo llevó a él de candidato y sus seguidores aseguran que la tolda blanca y azul todavía estaría en la oposición de no haber sido por Jiménez.

La realidad, al 100% es que Manuel Jiménez ganó las elecciones en la boleta del PRM, todo lo demás es especulación.

Tan seguro estaba Manuel de su poder y de la conducta infantil de los líderes del PRM local, que él se dio el lujo de cuidarse en no exhibir mucho los símbolos perremeístas.

En muchas ocasiones, durante la campaña, prefería usar su chaqueta con el símbolo de su organización creada a su imagen y semejanza: “Compromiso-RD“.

Él parecía conocer a la perfección las debilidades de los perremeístas. Los encantó con su discurso; se montó en la ola anti peledeísta y, una vez ganó las elecciones, dejó salir la personalidad que reprimía en su interior.

Camino al fracaso

Ya en la alcaldía, Jiménez comenzó a enviar señales, desde el primer día, de que a él poco le importaba lo que pensara el PRM.

De hecho, aunque es vice presidente en funciones de esa organización, después que ganó, jamás ha regresado al organismo al que pertenece y se cuida en extremo de no visitar los locales del PRM.

Entre los perremeístas existe el convencimiento de que Jiménez estaría favoreciendo con puestos de trabajo a sus viejos amigos del Partido de la Liberación Dominicana, que estuvieron en su corriente, y que hoy están próximos al partido Fuerza del Pueblo. Ciudad Oriental

Otros ven que Jiménez trata con especial cariño a los miembros de su movimiento Compromiso-RD.

Los perremeístas no sienten que esta sea una alcaldía suya, sino de alguien a quien ellos, por su torpeza y afán divisionista, se la entregaron.

Esto podría explicar la realidad tan sólida como una roca de mar: los perremeístas se sienten traicionados y estan cada día más convencidos de que Jiménez está solo rodeado de un puñado de los suyos.

Por eso, los perremeístas no lo defienden y en las redes sociales solo van en su auxilio algunos de sus empleados y varios dominicanos residentes en el extranjero.

En su trayectoria por la Alcaldía, Jiménez se ha alejado, incluso, de quienes le ayudaron con recursos materiales y con dinero.

He conversado con varias de estos que fueron sus auspiciadores y ahora ninguno quiere que le mencionen el nombre de Jiménez.

Este alcalde está cada día más solo, pero es posible que aspire a la reelección, aunque solo él y los suyos creen que no necesitarán al PRM, pero las apariencias sugieren que Manuel va camino del fracaso total y, en ese propósito, luce dispuesto a arrastrar a los perremeístas, mientras él le da calor un puñado de ex peledeístas, algunos de estos, cercanos al ex alcalde Alfredo Martínez.

Luis Abinader, obligado a auxiliar a Manuel Jiménez

Ante las inocultables deficiencias gerenciales del artistita-compositor y alcalde, el presidente Luis Abinader no ha tenido más alternativa que correr en auxilio del ex diputado peledeísta puesto que, su fracaso en la alcaldía de SDE, puede llevar al PRM a perder la plaza electoral que es SDE, donde hay más de 700 mil votantes.

Manuel Jiménez (i) y Luis Abinader
Manuel Jiménez (i) y Luis Abinader

Manuel Jiménez empuja SDE hacia un desastre sanitario inminente que solo puede ser evitado por intervención directa del gobierno

Desde hace unos diez días “la artillería pesada” del Gobierno está de lleno en e territorio de SDE haciendo lo que le corresponde realizar a Jiménez y, lo más interesante, es que este personaje parece tener tan poco agradecimiento que se atribuye como suyos los logros que está conquistando Abinader con la limpieza de la ciudad.

Si hoy en SDE hay menos basura, es por la intervención del gobierno, no por la capacidad gerencial de Jiménez quien, sin ningún rubor, va a las redes sociales a mostrar como suyos los logros del gobierno.

¿Ganaría Jiménez unas elecciones internas en el PRM?

Ya Manuel ha demostrado con creces que no le importa lo que crean o no los perremeístas.

Él es él y solo él.

Jiménez parece estar seguro de que él se basta a sí mismo.

Pero, más de un dirigente medio del PRM me ha comentado que “lo estamos esperando en la ´bajaíta´ “, para darle una lección.

-“Si me engaña una vez, malo es él; si me engaña dos, el malo soy yo”, es un viejo refrán citado por un dirigente medio perremeísta en alusión a Jiménez.

Además, ninguno ya está seguro de que puedan retener la plaza con Manuel debido al desastre de su gestión y, si vuelven a ganar y el alcalde es otra vez el actual, entonces le estarían entregando a la alcaldía de nuevo a un no perremeísta.

-“Prefiero perder con uno del PRM, y no ganar con Manuel”, ha comentado un alto cargo del gobierno claramente decepcionado con la administración de este.

En esa misma línea de pensamiento están dirigentes locales del PRM.

El dilema

El gran dilema consiste en saber si los dirigentes perremeístas de SDE estarán en condiciones de dejar de lado sus rivalidades intestinas para ponerse de acuerdo en la escogencia de un candidato netamente del PRM.

¿Cuál puede ser el mejor?

Es a los perremeístas a quienes les corresponde mirar hacia adentro para tratar de encontrar cuál, entre ellos, es el que mejor representa sus intereses y los del municipio.

En caso de no hacerlo podría ocurrir una de estas posibilidades:

  • Ganar con un no perremeísta y que se repita la experiencia actual.
  • Triunfar con uno de los suyos que los empodere para involucrarse todos en la realización de una gestión que ponga a brillar al municipio y
  • Regresar a la oposición, quién sabe durante cuantos años más.

En este momento, último día de julio del 2021, ¿Cuáles son los posibles aspirante a la alcaldía por el PRM en SDE que “se la están jugando” por sus compañeros en algunas instituciones? ¿Cuántos de esos están empoderando a los perremeístas?

Las respuestas están ahí, solo que la miopía de algunos no les permite ver más allá de la distancia de sus narices y de sus bolsillos.

Estos que así actúan, no merecen el poder y podrían merecer como líder a un “no perremeísta” para que vuelva a patearlos.

Compartir:
Botón volver arriba