Justicia

Condenada a 10 años enfermera robó recién nacida en maternidad de Los Mina

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
239,998
+381 Nuevos
Fallecidos:
3,106
+6 Nuevos
Recuperados:
192,078
Activos:
44,814
Actualizado el: 1 marzo, 2021 - 6:19 PM (-04:00)

Por Julio Benzant
Santo Domingo Este
. El Segundo Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo condenó a 10 años de prisión a una enfermera, encontrada culpable de el robo de una bebe de 11 días de nacida en la maternidad de Los Mina, en un hecho ocurrido el 23 de febrero del 2013.

La condena le fue impuesta Martha de los Santos Mercedes, 57 años, por el robo y desaparición de la niña Franchesca Genao González, de 11 días de nacida, hija de la señora Francia González de León, de 29 años.

La niña Franchesca Genao.
La niña Franchesca Genao.

De acuerdo al expediente, la madre de la infante fue abordada por la condenada De Los Santos Mercedes, cuando se disponía a entrar al baño del hospital y le ofreció cuidar de la niña.

Al salir del baño, la mujer no estaba en el lugar, y había huido con la bebe.

La cámara de vigilancia del hospital captó el momento del robo de la niña, de la cual a la fecha se desconoce su paradero.

La imputada de Los Santos Mercedes, fue arrestada un mes después, luego de una audaz búsqueda  por agentes del Departamento de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional.

El 25 de marzo del 2013 le  fue impuesta prisión preventiva como medida de coerción, y enviada a la cárcel de Najayo-Mujeres, donde permanece recluida.

De acuerdo a los relatos de la procesada, ella sería víctima de una presunta trama de parte de su hermana María de los Milagros De Los Santos, quien alegadamente pretende despojarla de una herencia.

Estos argumentos no pudieron ser comprobados en el tribunal.

Este miércoles en el juicio de fondo, fue reproducido un video, donde se observa a la ahora condenada salir rauda con la niña en brazos, del área de Pediatría de la Maternidad de Los Mina.

“Esa no soy yo, esa no soy yo….”, vociferó la procesada, mientras daba puñetazo sobre una mesa.

La jueza Josefina Ubiera , quien presidia el tribunal, le ordenó mantuviera la cordura o sería esposada durante todo lo restante de la audiencia.

El tribunal encontró culpable a la imputada de violar el Artículo 354 del Código Penal Dominicano y el articulo 396 literal B, 110 y 405 de la Ley 136-03, que crea el Código para la protección de los derechos de los Niños, Niñas y Adolecentes.

El Ministerio Público que demostró la responsabilidad penal de la imputada y solicitó la imposición de la pena, estuvo a cargo del fiscal adjunto Ángel Darío Tejeda Fabal.

Video de Ciudad Oriental de los días del suceso:

 

LO QUE DICE EL CÓDIGO PENAL DOMINICANO SOBRE EL SECUESTRO O ROBO DE NIÑOS
Secuestro, traslado y ocultamiento de niños y niñas y adolescentes.
Art. 354.- La pena de reclusión se impondrá al que con engaño, violencia o intimación robare, sustrajere o arrebatare uno o más menores, haciéndoles abandonar la vivienda o domicilio de aquellos bajo cuya autoridad o dirección se hallaban.

Incurrirán en las penas de prisión dos a cinco años y multa de quinientos a cinco mil pesos, los individuos que, valiéndose de los medios anteriormente señalados, o de cualesquiera otros, y sean cuales fueren los propósitos que alentaren, las calidades que
ostenten o hicieren valer en jusiticia (grado de parentesco, invocado o legalmente comprobado) y el sexo al cual pertenezcan, desplacen, arrebaten, sustraigan, oculten o trasladen el o los niños, niñas o adolescentes de cualquier sexo, a otros lugares distintos a aquéllos en los cuales permanecían bajo la guarda, la protección y el cuidado de la persona a quien le corresponda o a quien Ie hayan sido atribuidos por sentencia definitiva del tribunal competente, o de autoridad creada el efecto, de conformidad con los artículos del 211 al 229; 251 al 254; 255 al 263; 265; 320 al 323 del Código para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes(Ley 14-94), sin perjuicio de lo que dispone la Ley 583 del 26 de junio de 1970, sobre Secuestro.

Será aplicable la pena de cinco a diez años de prisión correccional y multa de cinco a diez mil pesos a las personas que sustrajeren o robaren a un niño, niña o adolescente, para responder al pago o de un rescate o a la ejecución de una orden o de una condición.

Se considera circunstancia agravante para el agente sometido a la acción de la justicia, la no devolución del niño, niña o adolescente o de los niños, niñas o adolescentes arrebatados, sustraídos, trasladados, desplazados, u ocultados, después que el representante del Ministerio Público le haya concedido un plazo de veinte y cuatro horas para esos fines y el agente no obtempere(sic) a dicho requerimiento.

También se considera circunstancia que agrava la aplicación de la pena, la de que el niño, niña o adolescente o niños, niñas o adolescentes desplazados, arrebatados, sustraídos, ocultados o trasladados estén sufriendo o hayan sufrido notorios perjuicios morales o materiales con la actuación del agente o a consecuencia de la misma, al poner o depositar en manos de otra u otras personas extrañas a el niño, niña o adolescente o niños, niñas o adolescentes desplazados.

Cuando existan las circunstancias agravantes mencionados anteriormente, se impondrá siempre al culpable el máximo de las penas.

Compartir:
Botón volver arriba