Exteriores

Condenan a exgobernador argentino a 16 años de prisión por abuso sexual

El exgobernador de la provincia argentina de Tucumán, José Alperovich, fue condenado este martes a 16 años de prisión por haber abusado sexualmente de su sobrina, informó el canal Todo Noticias (TN).

El la lectura del fallo, el juez Juan Ramos Padilla ordenó la detención inmediata de Alpeorovich, quien será alojado en una cárcel federal de Buenos Aires con prisión preventiva.

El tribunal consideró probados 9 hechos de abuso sexual contra la denunciante, y dictó una pena que vencerá en 2040. Ramos Padilla resolvió además la inhabilitación perpetua del exgobernador tucumano para ejercer cargos públicos.

De esta forma culminó uno de los procesos judiciales de mayor impacto en el país sudamericano, ya que es la primera vez que un político con tanto poder enfrenta un proceso judicial de este tipo.

La causa comenzó en noviembre de 2019, cuando ‘F’, como es conocida la víctima para proteger su identidad, denunció que Alperovich la había abusado de manera reiterada durante año y medio, tanto en Tucumán como en Buenos Aires.

‘F’ es hija de un primo hermano de Alperovich y entró a trabajar como su secretaria en diciembre de 2017. Ella tenía 29 años y él, 64. De acuerdo con su testimonio, los abusos sexuales comenzaron de inmediato y duraron hasta que renunció al cargo, en mayo de 2019.

«No quería que me besara. Lo hacía igual. No quería que me manoseara. Lo hacía igual. No quería que me penetrara. Lo hacía igual», escribió ‘F’ en una carta abierta que provocó una conmoción política.

De los nueve hechos de abuso sexual, dos tuvieron lugar en el departamento que Alperovich tiene en Puerto Madero, ciudad de Buenos Aires, y el resto se produjeron en marzo del 2018 en la provincia de Tucumán.

La acusación desató un escándalo, ya que Alperovich era un poderoso dirigente del Partido Justicialista (peronista). En el momento de la denuncia ocupaba una banca enel Senado después de haber cumplido tres mandatos como gobernador de Tucumán, desde 2003 hasta 2015.

Desde el principio, Alperovich negó las acusaciones y las atribuyó a una «causa armada» en su contra para afectar su carrera política.

El juicio
Pero la investigación avanzó, Alperovich tuvo que pedir licencia en el Senado para enfrentar las acusaciones y el pasado 5 de febrero comenzó un histórico juicio en el que se le imputaron nueve hechos de abuso sexual, tres en grado de tentativa y seis agravados por acceso carnal.

En estos cuatro meses y medio, se realizaron 15 audiencias en las que participaron 70 testigos, peritos y el acusado. Los argumentos de la querella y de la fiscalía fueron tajantes en un proceso en el que se repitieron los conceptos de «machismo», «patriarcado» y «feudal».

«Se puede afirmar, más allá de toda duda razonable, que José Jorge Alperovich es el autor de todos los hechos», afirmó la querellante Carolina Cymerman después de detallar la manera en que la víctima intentó inútilmente evitar los abusos.

«Alperovich no la quería para trabajar con él. La quería para la cama. El concepto es primitivo. Manda el señor feudal. Al gran mandón no se le discute. Se hace lo que él quiere. Ella estaba en un escenario de sometimiento. En una situación de cautividad», agregó el fiscal Sandro Abraldes.

La perito oficial del Cuerpo Médico Forense, Mónica Herrán, declaró que ‘F presentaba un daño psíquico y trauma cristalizado compatible con una víctima de violencia sexual.

Por otra parte, los familiares y amigos de la denunciante describieron que durante el periodo en el que sufrió los abusos, y de los cuales se enteraron después, ella sufrió caída de cabello, ataques de pánico, depresión y abrupta pérdida de peso.

La familia de Alperovich lo apoyó hasta el último momento. Sus cuatro hijos estuvieron presentes en cada una de las audiencias que su esposa, la exsenadora Beatriz Rojkés, siguió de manera remota desde Tucumán.

Compartir:
Botón volver arriba