Nacionales

Corpus Christi 2024

Por María Hernández
El Corpus Christi es una conmemoración religiosa que suele tomar a muchas personas de sorpresa por la variedad de fechas en que ocurre. No es un día específico como el Día de la Virgen de la Altagracia, protectora del pueblo dominicano, el 21 de enero o el Día de la Virgen de las Mercedes, patrona de los dominicanos, el 24 de septiembre.

De acuerdo a la iglesia cristiana, el Corpus Christi o la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, es una celebración en la Iglesia católica en la que se honra el santo sacrificio de Jesucristo o Eucaristía.

Esta festividad religiosa se realiza a los 60 días después del Domingo de Resurrección.Es una fecha móvil dentro del calendario de los días festivos de la iglesia católica y depende exactamente de la fecha en la que ocurre el Jueves Santo. Se celebra el jueves siguiente a la solemnidad de la Santísima Trinidad que, a su vez, es realizada el domingo posterior a Pentecostés, como lo destaca la publicación calendarr.com/argentina/corpus-christi.

Su objetivo principal es recordar tanto el cuerpo como la sangre de Cristo por medio del Santísimo Sacramento.

La República Dominicana, pueblo de tradición cristiana católica, esta religión es oficial «desde el Concordato de 1954 con la Santa Sede mediante el cual se designa al catolicismo como la religión oficial del Estado con lo que se extienden privilegios especiales a la Iglesia Católica que no se otorgan a otros grupos religiosos», como denuncia en su portal do.usembassy.gov/es, la Embajada de Estados Unidos en Santo Domingo.

En nuestro país, los feligreses todavía guardan la costumbre de pasar el jueves Corpus en silencio y recogimiento y asisten a todas las actividades que realiza la iglesia para recordar tan trascendental acontecimiento.

Ha influido bastante en la propagación de la conmemoración del Corpus Christi el hecho de que ciudadanos del interior del país han cambiado su domicilio a la capital y otros han viajado al exterior y donde quiera que van se llevan sus tradiciones culturales y religiosas.

Otros, que no tienen tradición cristiana utilizan la fecha como un feriado más para compartir con familiares y amigos y visitarlos en los lugares de origen en donde se encuentren.

Los cuentos y narraciones increíbles no se quedan atrás y muchos han crecido con el temor de que les puede suceder algo si violentan las normas que por décadas recomiendan silencio y prudencia hasta al realizar las tareas del hogar por tan solemne día.

Se recuerda la fábula del burro que habló a su amo que lo puso a trabajar un día de Corpus Christi o la mata de plátano que sangró cuando la cortaron, utensilios de cocinas y cuadros en los que ha aparecido la imágen de Jesús, entre otras narraciones propias del denominado sincretismo religioso o de la religiosidad popular.

La juventud, en su mayoría, lo toma como un día más de los feriados para divertirse a excepción de los que participan junto a sus padres de las actividades que la iglesia prepara para el gran día.

En junio del 2021, el Papa Francisco, en la homilía de Corpus Christi se detuvo en tres imágenes del Evangelio para explicar a los fieles cómo hay que prepararse para la Pascua del Señor: «Ensanchemos nuestro corazón», explicó. Convirtámonos en una Iglesia con el cántaro en la mano, que despierta la sed y lleva el agua, abramos de par en par el corazón para ser la habitación amplia donde todos puedan entrar y encontrar al Señor, desgastemos nuestra vida en la compasión y solidaridad, para que el mundo vea por medio la grandeza del amor de Dios», como lo describe vaticannews.va/es/papa/news, en un escrito.

Oremos, como cristianos, para que la paz de Dios se haga presente en este mundo en los países en guerra para que cesen las diferencias y se sienten a dialogar con franqueza y a tomar las decisiones que vayan en beneficio de la colectividad inocente que se desangra en esas calles por la guerra o queda mutilada de algunos de sus órganos si logran sobrevivir a los constantes ataques de sus victimarios.

En nuestro país la gente ora por la solución de sus necesidades y porque la luz del Corpus Christi ilumine la conciencia de los que nos dirigen para que la Gracia llegue a todos por igual sin exclusiones y con la mirada puesta en los que más sufren, que son la mayoría pobre de esta nación.

A vivir este día en tranquilidad y a dejar fluir el amor de Dios en cada una de nuestras acciones al interactuar con los demás miembros de nuestro entorno y fuera de él.

Compartir:
Botón volver arriba