Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

¡Cuidado! Están “masacrando” a los compañeros del partido para que no voten

“Las mentiras son armas poderosas en una crisis. Y una campaña política también lo es. La desinformación es la primera consecuencia de una campaña basada en las noticias falsas. Pero hay otra consecuencia , aún más letal: la intoxicación. Enfermar, saturar, envenenar las venas por donde corre la sangre de la información son acciones políticas poderosísimas. ¿Alcanza para que un candidato gane?” (Daniel Ivocus; Mentirosamente, Cómo descubrir y combatir las fake news).

Por Robert Vargas
 Mencionemos un ejemplo ficticio de una noticia falsa y sus posibles consecuencias: el 16 de febrero próximo, día de las elecciones municipales, aquel o aquella votante se dirige alegre hacia su centro de votación a votar por sus candidatos.

En el camino, tropieza con algo, se va de bruces y se golpea con un objeto contunden que le provoca una herida en la frente, de donde fluye a borbotones la sangre, la  que el desafortunado ciudadano trata de contener con sus manos y el rostro completo se le tiñe de rojo.

Próximo al lugar, unos activistas del partido X han visto lo que ocurrió y corren a ayudarle, pero, en su desesperación, el herido rechaza la ayuda.

Foto ilustrativa
Foto ilustrativa

En ese instante pasa una persona que milita en el partido Y, toma una fotografía o un vídeo de escasos segundos y lo sube a las redes con una descripción “así golpean los del partido X a la población indefensa para evitar que vote”.

En pocos minutos la “noticia” se hace viral y se genera la percepción de que los del partido X “están masacrando a la población”.

Se disparan las pasiones, la gente se indigna. Unos salen a hacer hogueras con neumáticos; otros a destrozar vehículos y los más agresivos toman la iniciativa de saquear negocios.

En ese momento, nadie tiene la cabeza segura sobre sus hombros. El caos crece y el miedo y la ira se apoderan de multitudes.

Luego llegarán la policía y el ejército para imponer “la paz de los cementerios”.

Sin embargo, todo ha sido el fruto de una noticia falsa que, por lo general, combinan una parte de verdad con una tonelada de mentiras.

Ese es uno de los grandes peligros de las “fake news”.  Las pasiones estallan y la gente tiende a creer lo que quiere creer y a rechazar lo que no le agrada.

Además, una gran mentira tiene más “credibilidad” que una pequeña mentira.

Las “fake news” son más peligrosas e impactantes cuanto mayor es el público que la escucha “y la ve”.

En las redes sociales abundan las “fake news” construidas en base a medias verdades y medias mentiras, pero muchas veces lo más importante no es la noticia falsa en si misma, sino la variedad de otras noticias falsas que brotan a partir de la primera.

En ciertas salas de “chat” de WhatsAppn vemos con frecuencia “informaciones” carentes de sustento que, sin embargo, son creídas y aceptadas por públicos cada vez mayor, porque quieren creerlas.

Recientemente hemos visto que cierto líder político, fundamentando su decir en una verdad, le agregó una mentira que sus seguidores repiten y repiten hasta el cansancio.

Si eso ocurre el 16 de Febrero, es más que posible que mucha gente, no necesariamente quienes pongan en movimiento las “fake news”,  no tenga su propia cabeza segura sobre sus hombros.

En las redes ciertas personas mienten sin rubor, en ocasiones de forma inocente, pero otras veces perfectamente conscientes de lo que procuran.

Reitero, la gente cree más una mentira grande que una pequeña: ejemplo: “la versión aquella de que Caín mató a su hermano Abel”.

De esta versión, que es creída por una cantidad inmensa de personas, no existe una sola evidencia científica, pero quienes creen en ella la describen con tantos detalles como si ellos fueran testigos presenciales de ese hecho.

Traigamos eso a nuestra realidad y saquemos conclusiones de lo que podría ocurrir en Santo Domingo Este si alguien se inventa una enorme “fake news”, la gente la cree y luego la convierten en “trending topic”.

Cuando se descubra que todo es una mentira, ya todo el daño estará hecho.

Y las consecuencias la pagaran quienes manchen el suelo con su sangre. 

Por ese motivo, en estos momentos en que las pasiones se ponen en tensión, sería prudente que la gente aprenda a detectar las “fake news”, antes de que sea demasiado tarde.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar