Destacadas de CiudadOriental.comOpinionesSDE

¿Dio Astacio o Dio fraude?

Por Jacobo Colon
El día 24 de noviembre recibí una invitación a la inauguración del canal Agenda Oriental TV en un famoso restaurant de la Avenida Venezuela; al llegar allí me encontré con muchas personalidades del mundo político de Santo Domingo Este, entre estos fueron llegando los diferentes candidatos a la alcaldía de este municipio.

El lugar estaba repleto de figuras de los medios de comunicación, diputados, regidores y aspirantes a esos mismos cargos.

De los candidatos a Alcalde el primero en llegar fue Julio Romero, luego hizo presencia Luis Alberto Tejeda. Estando el acto recién comenzado se presentó el Pastor Dio Astacio; quedé totalmente sorprendido al escuchar a un dirigente del PRM que estaba a mi lado decir en voz alta, “Llegó Dio Fraude” estupefacto, eché una mirada a ese dirigente con cara de sorpresa pensando que se intimidaría, pero este con voz más estruendosa vociferó de nuevo, “Llegó Dio Fraude”

Los Abogados conocen muy bien el principio que dice, «El fraude lo corrompe todo» significando dicha expresión que nada que provenga y sea consecuencia del fraude es lícito, legal o bueno.

Tarde o temprano el resultado del fraude tiende a destruirse, desaparecer, aniquilarse.

Esto se aplica a todos los ámbitos, este término legal tiene consecuencias en el ambiente político también, nadie que llegue a una posición basado en un fraude puede tener un final feliz.

Todos los hacedores de opinión pública en Santo Domingo Este, políticos, empresarios y hasta los mismos candidatos veían a Dio Astacio peleando en un cuarto lugar tratando de bajar al que estaba en 3ero e ir escalando poco a poco, cosa imposible en apenas 15 días antes del proceso interno.

En los corrillos políticos del municipio se comentaba que había una lucha cerrada entre Adán Peguero, por ser el que tenía la mayoría de estructura Perremeista, mas directores zonales, mas directores regionales y muchos más miembros de las direcciones ejecutivas, además el actual Alcalde por tener el Ayuntamiento a su favor y una estructura que participó con él en el proceso anterior y le dio el triunfo.

Unos 15 días antes del proceso interno emergió con mucha fuerza José Santana (Bertico) al recibir el apoyo de Mérido Torres y Robert Arias, con este apoyo recibido, Bertico se puso en competencia con Adán Peguero y Manuel Jiménez, ¡Se cerró la lucha!

Por lo tanto, los más connotados «Analistas» de Santo Domingo Este estaban confundidos con estos 3 lugares, Adán, Manuel, Bertico. Unos que Adán Peguero por la estructura, otros que Manuel Jiménez por ser el más conocido, José Santana (Bertico) por haber recibido el apoyo de dos precandidatos.

¡Sorpresa!

Extrañó a los munícipes el hecho de que de manera milagrosa, como si se tratara de la multiplicación de los panes, uno de los milagros realizados por Jesucristo, el que era considerado 4to lugar pasa a ser el 1ero, sin dirigentes, sin estructura, sin arraigo, sin sustento ni raíces Perremeista.

La debilidad con la cual Adán, Bertico, Mérido, Robert Arias y todos los Perremeistas que venían del PRD atacaban a Manuel y Dio, era justamente de que eran «Allegados» por lo menos Manuel era el alcalde y ha incidido más de 25 años en la política del municipio.

Los primeros resultados electorales del proceso interno del PRM sorprendieron a todo el municipio, todos los pronósticos se cayeron, solo unos cuantos no lo hicieron, posiblemente los que fraguaron «El triunfo»

Este supuesto fraude fue denunciado inmediatamente por otro compañero de partido que compitió en el proceso interno, los otros lo pensaron, lo analizaron y están convencido de que algo anormal paso, pero su compromiso político con el primer mandatario de la nación les impide pedir una investigación del mismo, además de que el tiempo no les hubiera alcanzado.

El gobierno tiene el poder de conciliar, para eso hace promesas, tiene decretos, nombramientos, contratas, con la cual “convence” a aquellos que saben que hubo un fraude, pero prefieren callarse para “La unidad del partido”

Por más que se quiera mostrar unidad, en cada reunión, en cada encuentro, en cada saludo o cuando se juntan en una jornada de planificación, llega un pensamiento a los demás ex aspirantes, «Eres el candidato del fraude» «Estás aquí con fraude» y eso hace que dicha candidatura resulte nati muerta.

Manuel Jiménez denunció fraude y dijo tener las pruebas, cosa que «El candidato del fraude» no ha desmentido nunca, ha guardado silencio, ha hecho mutis, ni siquiera ha desmentido las acusaciones de las cuales se les imputan.

Hasta ahora el fraude es un fantasma del cual pocos quieren hablar públicamente, pero que en cada reunión se comenta en silencio.

¿Podrá ganar un candidato sindicado por su propio partido como autor de un fraude? Lo dudo.

Por lo menos quien esto escribe, cada vez que leo o escucho el nombre Dio Astacio, lo relaciono inmediatamente a la palabra fraude, “Dio Fraude”

Compartir:
Botón volver arriba