Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Doña Raquel Arbaje de Abinader Ejemplo de Solidaridad y Humanidad para la Sociedad Dominicana

Por Antonio G. Reyes Baldwin
La primera Dama de la República Doña Raquel Arbaje es de esas personas que marcan la diferencia entre los demás, por su trato sencillo, digno y afable para todo aquel que solicite cualquier tipo de ayuda o intervención de su parte, para resolver cualquier  situación de esas que se presentan a diario, han sido innumerables los casos que han encontrado solución por las gestiones realizadas por la primera dama, por ese deseo de servir y ayudar que ha sido característico en ella en el accionar de toda su vida.

Estuve trabajando directamente con  Doña Raquel Abaje de Abinader en lo que fue la Ruta Solidaria, el cual se convirtió en el buque insignia de la campaña del actual presidente de la República Luis Abinader,  en tiempos de la pandemia más mortal que recuerde la humanidad, soy testigo de excepción de la entrega y el sacrificio llevado a cabo por Doña Raquel para hacer posible que ese proyecto, basado en llevar a personas necesitadas de nuestro pueblo, alimentos, pampers, medicinas, salud, bienestar y todo lo relacionado con la logística para combatir y prevenir el virus del covid-19,  incidieron  sin lugar a dudas en las personas, para que tomaran la decisión de votar por el Presidente Luis Abinader.

En mi caso particular estuve dirigiendo junto a mi hermano Oscar Reyes Baldwin, el movimiento político Grupo Económico SDE con LUIS, formado en su mayoría por empresarios y profesionales de Santo Domingo Este, que realizaron numerosos aportes económicos para hacer posible el tan esperado cambio, que anhelaba el pueblo Dominicano. Amparados en las motivaciones y las directrices de Doña Raquel Arbaje, tales motivaciones nos dieron las fuerzas y el valor para salir a las calles arriesgando nuestras vidas, porque en ese momento la pandemia del Covid-19 estaba causando muertes y desolación en todo el mundo, aunque no formo parte del gobierno que ayudé a construir, debo reconocer el gran esfuerzo y dedicación que viene realizando el Presidente Luis Abinader, sustentado en cumplir y hacer cumplir las leyes y la constitución  de la República.

Doña Raquel Arbaje de Abinader como primera dama ha seguido haciendo lo que sabe hacer, ayudar a todo aquel que se encuentre en estado de vulnerabilidad, todo aquel que necesite una mano amiga, aquellas personas que tienen algún tipo de quebranto de salud y que por culpa de la burocracia del estado no ha tenido una solución oportuna a sus problemas, han encontrado refugio en ella, sin hacer alarde de esa gran obra social que día tras día realiza, se ha convertido sin quererlo en la madrina del pueblo Dominicano, adornada de esa sencillez y bondad que la caracteriza.

Nuestro país hoy día se encuentra sumergido en una gran crisis moral, que viene afectando desde hace mucho tiempo al núcleo primario de nuestra sociedad que lo constituye la familia, consecuencia de las malas políticas implementadas por los últimos gobiernos que por mala suerte  han dirigido los destinos de la nación, es por ello que  personas como Doña Raquel Arbaje de Abinader , deben ser imitadas por su comportamiento ante la sociedad, como ejemplo de vida para las actuales y venideras generaciones de Dominicanos y Dominicanas, que aspiramos tener una República Dominicana como la idealizaron los padres de la Patria.

Compartir:
Botón volver arriba