ASDEDestacadas de CiudadOriental.com

Dos regidores advierten a Pascual Disla y a Manuel Jiménez que irían presos por manejo irregular en la compra de camiones + Video

Por Robert Vargas
El Contralor Municipal del Ayuntamiento de Santo Domingo Este, Pascual Disla, y el alcalde Manuel Jiménez ya están advertidos: los dos irían presos por el manejo irregular que le habrían dado a más de 50 millones de pesos en la la compra de un lote de camiones con los que recoger la basura en la Circunscripción 2.

Claro, la advertencia no es solo para Disla y Jiménez, sino para los integrantes del Comité de Compras y Contrataciones del ASDE.

Se lo están diciendo con tiempo para evitarles situaciones engorrosas al tener que ir, eventualmente, a sentarse en el banquillo de los acusados por disponer de 57 millones de pesos de una forma que no le fue autorizada.

¿Quiénes han hecho la advertencia?

La hicieron los regidores Luis Flores, de la Fuerza del Pueblo; y Antonio Infante, del Partido Revolucionario Moderno.

Los dos, con apenas unos minutos de diferencia, señalaron directamente a Disla con sus respectivos dedos índices, en forma acusadora.

Abel Matos
Abel Matos

Regidor perremeísta Abel Matos destapa escándalo financiero en el ASDE

Sus reacciones se produjeron después de que, respondiendo una incómoda pregunta del regidor perremeísta Abel Matos, Disla se levantó de su asiento para justificar que el alcalde Manuel Jiménez dispusiera de unos 57 millones de pesos presupuestados para este año, en un estado de urgencia municipal.

Ocurre que en una declaratoria de urgencia municipal aprobada por el Concejo de Regidores a principio de febrero pasado, se incluyó una transferencia presupuestaria de 144 millones de pesos que serían distribuidos como sigue:

  • 100 millones para la compra de camiones y otros vehículos destinados a la recogida de basura en la Circunscripción 2 de SDE.
  • 15 millones de pesos para pagar a los trabajadores que laborarían durante los 45 días de urgencia en la Circ. 2.
  • 15 millones de pesos destinados a la compra de combustibles para los camiones que serían comprados y
  • 14 millones de pesos para la adquisición de piezas de repuestos. Ni un chela más, ni un chele menos.

Así lo solicitó Jiménez y así se lo aprobaron.

Pero aconteció que Jiménez se gastó unos 147 millones de pesos en la compra de los vehículos. (122 millones más impuestos).

El destape de esa acción

«Los regidores Luis Flores y Antonio Infante le salieron al frente a Disla, en su calidad de Contralor, y le advirtieron que él irá preso por el admitido desvío de fondos millonarios».

irregular por Jiménez y su comité de compras, provocó la ira de un grupo de concejales, quienes le reclamaron explicaciones a Disla.

Este se levantó de su asiento y, con aire de total seguridad sobre lo que decía, explicó que para este año 2021 el Presupuesto Municipal incluyó poco más de 57 millones de pesos para adquirir camiones y otros vehículos y que, lo que hizo el alcalde, fue tomar ese dinero para unirlo a los 100 millones autorizados y hacer la compra actual.

En esa misma línea interpretativa se pronunció el mejor aliado de Jiménez en el Concejo de Regidores, quien hasta el pasado día jueves se mantuvo como un «gallo tapao», que aparentaba estar en el PLD, pero en realidad hacía otra cosa: Winston Báez.

Este repitió el mismo discurso que Disla.

Sin embargo, los regidores Luis Flores y Antonio Infante le salieron al frente a Disla, en su calidad de Contralor, y le advirtieron que él irá preso por el admitido desvío de fondos millonarios

En realidad, ¿A qué se referían estos concejales cuando hacían su advertencia?

Los dos, más Abel Matos, aludían al Artículo 4, numeral 7; literal J, del reglamento de aplicación 543-12 de la ley de Compras y Contrataciones que establece, literalmente, lo siguiente:

«J-No serán considerados casos de urgencias las compras y contrataciones que se encuentran incluidas en  los respectivos planes y programas de compras y contrataciones de las instituciones que se encuentran dentro del ámbito de aplicación de la ley» de compras y contrataciones.

Por tanto, el desvío de los 57 millones de pesos presupuestados para el 2021, aun fuera para la compra de camiones, parece ser una violación al reglamento arriba mencionado.

De ahí que, es bastante posible que más de un funcionario del ASDE, con Manuel Jiménez a la cabeza, pueda verse el día menos esperado ante un tribunal.

Claro, Jiménez da por seguro que él está actuando de manera correcta, aunque los indicios sugieren lo contrario.

Un reputado abogado le comentó ayer a Ciudad Oriental que «esa sola violación al Reglamento de Aplicación de ley de compras y contrataciones es suficiente para que alguien convierta la prisión en el escenario en el cual interpretar sus mejores canciones, sin que esto signifique que se robaran el dinero.

-«Parece que esos amigos no se están dando cuenta de lo que está sucediendo en la justicia en este momento», comentó el experto.

Compartir:
  • 48
    Shares
Botón volver arriba