BarriosDestacadas de CiudadOriental.com

El regidor Robert Arias y otros concejales son acosados por comunitarios de El Tamarindo y Villa Liberación +Vídeo

Por Robert Vargas
Los regidores Robert Arias y José Ramón Jiménez pueden “hablar duro” y hacerlo con “el pechito parao” cuando están en la Sala Capitular del ASDE, pero el pasado sábado no se atrevieron a levantar la voz ante la multitud de comunitarios de El Tamarindo y Villa Liberación, quienes los acosaron por su intención de pretender convencerlos para que acepten convertir a sus comunidades en el basurero de Santo Domingo Este.

Si eso ocurrió en El Tamarindo y Villa Liberación, es posible que en San Luis la situación sea peor para esos concejales y para el alcalde Manuel Jiménez si se atreven a aparecerse por allí con una propuesta similar.

¿Qué fue lo que sucedió?

La pasada semana, el regidor Robert Arias, uno de los más entusiastas defensores de la instalación de una planta de reciclaje de basura en el área de amortiguamiento del río Ozama, y de llevar la basura de SDE a San Luis, convocó a unas vistas públicas en la escuela Japón, en Villa Liberación.

Su intención era convencer a los vecinos de las presuntas bondades y de los alegados beneficios que le aportaría planta de reciclaje a la comunidad.

Hasta llevaron equipos de sonido, una pantalla y un proyector. Actuaban más como promotores de una empresa que como representantes del municipio.

De hecho, Robert Arias y José Ramón Jiménez se han mostrado desafiantes en la Sala Capitular y algunos han advertido de que impondrán el proyecto con la fuerza, si fuera necesario, porque ellos están en el gobierno.

Sin embargo, una cosa es hablar en forma altisonante en la Sala Capitular y otra muy distinta frente a comunitarios que están empoderados.

Cuando llegó el turno de hablar a los comunitarios, estos le demostraron de qué madera están hechos y, al unísono, gritaron bastante fuerte, los acosaron y los hicieron largarse de allí “con el rabito entre las piernas”.

Le demostraron que la comunidad no está dispuesta a vivir en medio de la basura y no le compraron su discurso sobre las supuestas bondades de la planta de reciclaje.

Si Robert Arias, José Ramón Jiménez, el alcalde Manuel Jiménez y los demás que están en ese proyecto quieren conocer en carne viva cuál es la postura de la comunidad respecto a su proyecto, que vayan a San Luis. Allí los están esperando.

Hasta ahora, solo la bancada del Partido de la Liberación Dominicana y el regidor perremeista Abel Matos en el ASDE han mostrado resistencia a los planes del oficialismo de llevar toda la basura de SDE a San Luis, Villa Liberación y El Tamarindo.

Compartir:
Botón volver arriba