ASDEDestacadas de CiudadOriental.comSin categoría

El regidor Winston Báez necesita aprueben transferencia 300 millones de pesos para él poder pagar «un arroz» para su negocio

Por Robert Vargas
Hoy es día uno de noviembre del año 2021 y, al igual que el regidor Winston Báez, ninguno de los empleados del Ayuntamiento de Santo Domingo Este ha podido cobrar su sueldo del mes de octubre.

Esta crisis financiera se debe a que el alcalde Manuel Jiménez abultó la nómina del Ayuntamiento al elevarla de 38 millones de pesos mensuales a 57 millones de pesos en igual período y, en agosto pasado agotó los fondos que estaban destinados para el pago de sueldos durante el año completo del 2021.

Como consecuencia, el regidor Winston Báez, los demás regidores, y todos los servidores del ASDE están en el limbo y no saben cuando cobrarán sus sueldos.

Mientras tanto, el alcalde Manuel Jiménez, quien sumió al ASDE en la peor crisis económica de su historia, está tranquilo y asegura que el Ayuntamiento «tiene fondos», pero oculta que el dinero que tiene está presupuestado para distintos capitulos, incluidos obras municipales, no para el pagado de sueldos.

Por ese motivo, Jiménez quiere, para salir del atolladero en el que ha metido a todos los empleados del ASDE, que le aprueben una transferencia presupuestaria de 300 millones de pesos, la que afectaría todas las actividades del ASDE hacia la Ciudad.

Sin embargo, varios regidores consideran que esa la eventual aprobación de lo reclamado sería ilegal y temen ir presos, por lo que se niegan a seguirle los pasos al alcalde.

Winston Báez mintió, a pesar de ser evangélico

Báez, que sabe de contabilidad, pero no de Derecho, le dijo a sus colegas regidores que si hacen lo que quiere Manuel Jiménez «nadie va caer preso».

Para justificar su afirmación, el regidor Winston Báez, quien es un evangélico militante, no se ruborizó cuando le mintió a los demás concejales al decirles que la solicitud de transferencia presupuestaria de Jiménez fue sometida cuando el país todavía estaba en estado de emergencia decretado por el presidente Luis Abinader.

Sin embargo, según consta en un documento oficial firmado por el alcalde, su solicitud de aprobación de la  transferencia de los 300 millones de pesos, fue hecha el pasado 19 de octubre, más de un mes después de que se finalizara el estado de emergencia nacional.

Winston y el arroz

El regidor sorprendió a todos sus colegas cuando reveló que tenía necesidad de que la transferencia fuera aprobada porque su negocio particular se estaba quedando sin arroz para vender.

Reveló que había respondido una llamada para decir a los suplidores que se llevaran el cereal puesto que aún no tenía el dinero para pagarlo y esto, a su vez, por el retraso en el pago del sueldo de octubre en el ASDE.

Igual que Winston están los demás empleados del ASDE

Pero no es solo a Winston Báez a quien Manuel Jiménez metió en ese lío. Realmente ha sido a todos, puesto que ahora ninguno tiene con qué pagar la cuenta del colmado, las tarjetas de crédito, la factura de electricidad ni cumplir con otras responsabilidades.

Mientras tanto, Jiménez quiere culpar a los regidores de sus propios errores gerenciales.

Compartir:
  • 1
    Share
Botón volver arriba