Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

¿Es verdad, porque lo dijo “Radio Bemba”? A veces es mejor dudar

Por Robert Vargas / Opinión
En esa época no existían las redes sociales, tal como las conocemos hoy. Entonces conocíamos un ente al que, popularmente, la gente le denominaba “Radio Bemba”.

No se trataba de una emisora de radio análoga ni digital, sin embargo su difusión y poder de penetración era impresionante.

“Radio Bemba” era usada para poner en movimiento cualquier tipo de “mensaje” a favor o en contra de lo que sea.

Los mensajes, generalmente eran rumores y, como tal, no eran verificables, pero aún así la gente los creía.

Su funcionamiento era simple, más o menos como les cuento: alguien, en algún lugar, ponía en movimiento un rumor.

-“Me acaba de llamar un amigo a quien un primo suyo, que conoce bien el asunto, le dijo tal cosa”, comenzaba así el rumor.

Quien lo escuchaba, se lo transmitía a otra persona en una llamada telefónica o “de boca en boca”, y de ahí a otra, hasta alcanzar el país entero.

La gente daba por cierto lo que “Radio Bemba” le decía, sin necesidad de contrastar ni verificar nada. Muchos  tenemos la tendencia de creer, sin necesidad de tener evidencias, cualquier gran rumor que puede resultar de una gran verdad o… de una gran mentira.

Ahora, Radio Bemba tiene en las redes sociales mayor poder de amplificación; llega a más gentes en menos tiempo.

A alguien se le ocurre decir algo, lo que sea, y siempre va a encontrar a algún incauto que le creerá sin necesidad que le muestren evidencias.

Pero, no solo eso, sino continuará adelante con el rumor (que ahora llaman noticias falsas o fake news). Lo amplificará y le agregará nuevos detalles convirtiendo la “historia” en algo atractivo y lleno de suspenso.

Recientemente, alguien aprovechó las redes sociales para poner en movimiento un rumor que, de resultar cierto, inscribiría a República Dominicana en  la lista de naciones afectadas por el terrorismo. Y eso es grave.

Luego, un periodista, dijo que ese rumor era cierto y que él tenía presuntos conocimientos de los sectores que supuestamente estaban detrás de lo “denunciado” al más típico estilo de “Radio Bemba”.

A lo mejor, la versión “certificada” por el acucioso periodista es verdad. O es mentira.

El periodista no presentó ninguna evidencia de lo que decía, a pesar de lo cual, una multitud de “influencers” de las redes comenzaron a pedir la cabeza de los supuestos complotados.

La única evidencia que tenían era la versión del reputado periodista, nada más.

Luego alguien dijo que “hay dos presos” y presentó las cédulas y carnet de dos militares quienes serían los presuntos “dos presos” implicados en “la trama”.

El asunto toma mayor interés y cobra más suspenso. Pero ninguna evidencia ha sido presentada hasta la fecha.

Bien, veamos el asunto de esta manera: ¿El rumor puesto a circular por el reputado periodista es cierto solo porque él lo dijo?

Si es así, sería bueno conocer desde cuando esa persona adquirió la categoría de ser un “tercero imparcial” (un juez), ¿Quién le otorgó esa categoría?.

Además, un tercero imparcial solo debe adoptar una decisión jurídicamente válida, cuando es realizado un juicio público, oral y contradictorio en el que el o los imputados tienen la oportunidad de defenderse de las imputaciones que le son hechas.

Sin embargo, el periodista convertido en juez, ya dictó sentencia, y Radio Bemba está haciendo su parte.

A pesar de esto, las presuntas víctimas de la supuesta trama, en un comunicado oficial emitido hoy domingo, no se atrevieron a confirmar lo que aquel “tercero imparcial” ya dio como un hecho en un juicio en el que Radio Bemba se constituyó en fiscal “acusador”.

Por eso, cuando Radio Bemba actúa, las personas sensatas deben cuidar sus reacciones para no caer en las garras de quienes quieren hacer creer lo que no es.

En este contexto, recuerdo que hace varios años Colin Powell se fue al Consejo de Seguridad de la ONU. Mostró un frasco con un líquido como prueba de las armas químicas que, supuestamente, poseía Saddan.

Powell se constituyó en “tercero imparcial”, muchos creyeron su mentira, y todavía hoy Irak está en guerra, con Saddan ahorcado todo en base a una mentira de nivel mundial.

Muchas veces es mejor tener paciencia y dudar de lo que escuchamos porque, en caso de no hacerlo, las consecuencias podrían ser devastadoras, no solo para individuos o un sector social, sino para naciones enteras.

Claro, los idiotas siempre estarán dispuestos a reaccionar sin que les presenten evidencias. Así es el fanatismo.

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
319,254
+886 Nuevos
Fallecidos:
3,773
+4 Nuevos
Recuperados:
261,222
Activos:
54,259
Actualizado el: 23 junio, 2021 - 2:04 PM (-04:00)
Compartir:
Botón volver arriba