Destacadas de CiudadOriental.comSalud

Este epidemiólogo lo dice con numeritos: el gobierno anda con “paños tibios y tapa parchos que en realidad no se corresponden con la gravedad de la pandemia”

Advierte que rectificamos o fracasamos

Por Carlos Féliz Cuello / Epidemiólogo-Salubrista
El virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad Covid-19, acaba de cumplir 15 meses de presencia en el territorio dominicano, el cual ha puesto en evidencia a dos gobiernos: PLD y PRM, no sólo su incapacidad para enfrentar con éxito esta pandemia, sino que, ha demostrado el colapso del caduco sistema de salud, y con él, su agotado sistema de seguridad social.

Estructurado para desmontar al Estado, y en específico, al gobierno, su capacidad para regular, brindar, universalizar, programar funcionamiento, estructurar mecanismos de operacionalización, regular servicios, rehabilitar, decidir sin necesidad de veto, negar derechos, el gobernante y todo el aparato del Estado tienen como predominio del quehacer político, económico, social y cultural, el interés privado, individual, por encima del interés colectivo, y común.

La práctica, es la madre de la verdad, es donde se confirma, modifica, adecua o corrigen ideas, acciones y respuestas de los fenómenos sociales, económicos, culturales, políticos, militares. Por eso, el problema no es errar, sino, rectificar, cuando haya hacerlo y eso es de sabio.

En ese sentido, para manejar esta pandemia, el presidente Luis Abinader Corona ha decidido conformar lo que se llama El Gabinete de Salud, responsable de las ejecutorias de todo el accionar sobre la misma, con personal con diversos niveles de formación técnico profesional en el área de la salud, la epidemiologia y la gerencia.

Desde mi punto de vista, y es lo que se acostumbra a nivel mundial, soy partidario que los problemas de pandemia o epidemia sean dirigido, o esté a la cabeza un profesional de ese ámbito, ni siquiera debe ser un clínico en la rama de la medicina. Obviamente, hay escasos gobiernos en el mundo, que niega esa práctica y coloca a la cabeza a profesionales no especialistas del área y los resultados no son muy halagüeños.

Los indicadores de una pandemia o epidemia nadie los puede ocultar, camuflajear, maquillar, ni mucho menos, informarle a un presidente, vice-presidenta o a un país que ¨está bajo control y vamos bien¨, cuando, hay variables que son mortales y te dan una idea de cómo está el comportamiento, en este caso, de la Covid-19.
Parte de esas variables son cuatro: positividad, incidencia, relación ingresos, versus egresos de pacientes, inefectividad, cantidad de pruebas.

Veamos la positividad diaria y general

Como se puede observar, en este cuadro No.1, es el corte desde el boletín 427-439 de la evolución del virus, o sea, 13 días de los 21 que vengo haciendo de forma permanente para seguir su comportamiento; presentando un promedio de positividad de un 21.72 por ciento; esto significa que este virus está sumamente activo y de manera constante en el país. Lo ideal, seria que este indicador este por debajo del 1 por ciento para tener verdaderamente controlada esta pandemia. Se permite que, por lo menos, esté entre un 1-5 por ciento, en países como los nuestros, se pueda manejar una pandemia o epidemia.

Pero si andamos muy mal en la tasa de positividad general y por día, lo triste de esta pandemia es el comportamiento del virus en las 31provincias y el distrito nacional, el cual, el cuadro No. 2 lo evidencia.

Apenas, 5 provincias están entre el 1-5 por ciento de positividad, mientras, 25 provincias están por encima de 5 por ciento, y más lamentable es que, 19 provincias, incluyendo al Distrito Nacional están por encima de un 10 por ciento, y en el peor de los casos es que, 5 están por encima del 21 por ciento.

Pero, si estos indicadores son preocupantes, la variable de incidencia por provincias es reveladora del descontrol en que se encuentra esta pandemia. Ver cuadro No.3

Como se puede observar, las 23 provincias están a partir del 100×100 de la tasa de incidencia, contradiciendo, la versión oficial y el Gabinete de Salud, de que, el D.N y la provincia de Santo Domingo son las de mayor incidencia.

Por el contrario, el Distrito y la provincia de Santo Domingo están en la posición 8vo. y 11 avo. Lugares de esta variable, hasta hoy.

Los primeros cinco lugares lo integran las provincias Valverde, Azua, Monte Cristi, Pueerto Plata y Peravia, respectivamente. Ver cuadro.

Pero si preocupantes han sido las diferentes variables que les he expuesto más arriba, la que está relacionada a la cantidad de pruebas a realizar para usted poder tener una valoración de: Lugares de ubicación del virus, cantidad de portadores, tanto clínico, como sub-clínicos y sin síntomas, es aun más decepcionante.

El país viene realizando unas 5 mil pruebas por día, en los últimos 13 días de este corte, lo que se traduce en una imposibilidad matemática para usted poder tener un buen control de esta pandemia. Cómo es posible que, en una población de más de 11 millones de habitantes se hagan tan pocas pruebas, donde lo correcto y prudente, si es verdad que usted está dispuesto a enfrentar esta pandemia, es que se realicen unas 20 mil pruebas diaria, no menos de ahí.

Y según usted puede observar el siguiente cuadro, en el D.N. y la provincia Santo Domingo, por día, se hicieron 588 y 385.5 pruebas; mientas que en Santiago y San Cristóbal, 161 y 173, jamás con estas insignificantes cantidades es posible dar seguimiento al virus. El virus, anda delante de las autoridades, en vez de ser, las autoridades caminar delante de él.

Eso es parte de lo que expresa el fracaso del enfrentamiento con esta situación.

Ante este escenario, el presidente Luis Abinader y el Gabinete de Salud, habían estado impulsando una política epidemiológica y sanitaria, basada en una estrategia de privilegiar lo económico por encima de la salud, en un equivocado enfoque de que, la economía no se puede paralizar.

Y en el Gabinete de Salud, sus asesores y Técnicos le informaban que ¨todo estaba bajo control y estaban bien¨, obviamente, ni el señor presidente, ni la señora vice-presidente son especialistas de la epidemiologia, ni de la salud pública y tienen y tenían que creer en ellos.

Al día de hoy, encontramos a un país que, lo que se llama Gran Santo Domingo (D.N y provincia Santo Dgo.) están prácticamente en colapso sanitario, incapaz de dar respuestas a la demanda de la enfermedad del virus, y en las principales provincias del país, se está produciendo una especie de búsqueda de camas y traslados de pacientes para poder conseguir un lugar donde lo puedan atender; eso pasa con Barahona, San Pedro. El D.N, Santiago, la provincia Duarte y así sucesivamente.

Todo se viola, nadie respeta ninguna medida de bioseguridad, aislamiento, distanciamiento, ni desde arriba, ni muncho demos de abajo.

El gobierno, junto al gabinete de salud, decidió, por presión de los sectores poderosos del país y el predominio de la visión neoliberal, tanto del él, como del gabinete, abril toda las actividades económicas, política, sociales, culturales del país, lo que, junto a la irresponsabilidad colectiva de la población, completa las causas de que hayamos llegado a la situación actual.

De ahí que, el gobierno y el Gabinete de Salud emiten el Decreto No.349.21, que contempla una serie de medidas, que lejos de llevar un mensaje de enfrentar con toda la complejidad que demanda el momento, son medidas de paños tibio, tapa parcho y que en realidad, no se corresponden con la gravedad de la pandemia.

  • Por eso, reafirmo que, para impulsar una política epidemiológica y sanitaria que vaya en la línea de compromiso de resolver esta desgracia, es necesario plantearse las siguientes medidas:

    A, Un Plan de trabajo proyectado a dos meses, Junio-Julio.

  • B, Toque de queda, que empiece a la una de la tarde, hasta las 5 am, por 15 días, sin hora prorrogada.
  • C, 15 días de flexibilización, terminado el toque de queda. Durante esa flexibilización, los comercios y actividades de todo tipo, se abrirán, con el 50 por ciento de su capacidad.
  • D, Las actividades deportivas al aire libre, estadios, se harán con el 25 por ciento de su capacidad. Los parques y el malecón se harán deporte a una distancia no menor a 10 metros de distancia.
  • E, Los gimnasios deben operar con 40 por ciento de su capacidad
  • F, Solo en aquellas provincias donde la tasa de positividad esté por debajo de 5 por ciento, se debe aplicar un toque de queda desde las 7 de la noche, hasta las 5 am.
  • G, El transporte público, carros sólo podrán llevar tres pasajeros. Y las guaguas, el 40 por ciento de su capacidad. Y su salida será un día las placas para y otro la impar.
  • H, Los Supermercados deberán tener una distancia de no menos de 2 metros de distancias, dentro de los mismos.
  • I, Los servicios financieros, Bancos, Financieras, Asociaciones, deben tener una distancia de no menos de 1 metro de distancia dentro.
  • J, Tendrán preferencia de circulación, no importa la hora, siempre y cuando estén o vayan y/o vengan de sus labores, médicos, militares, vehículos de alimentos, transporte turístico, instituciones del Estado autorizados, bomberos, transporte de combustibles y la prensa, entre otros.
  • K. El gobierno debe autorizar la aplicación de PCR con las indicaciones correspondientes y su justificación.
  • L, Se debe aplicar de 15 a 20 mil pruebas diarias en búsqueda de los casos, en sus diversas modalidad.
  • LL, Se debe utilizar, escuelas, colegios, locales de partidos, iglesias, universidades, canchas, , aeropuertos, puertos, parques, centros comerciales, para desarrollar una campaña de vacunación permanente y masiva.
  • M, Es urgente recurrir a todas las vacunas disponibles, con preferencias a las que hayan demostrado espíritu de colaboración y complimiento de acuerdos.
  • N, No se debe aplicar ninguno de los proyectos de vacunas de los que están en desarrollo, a los NIÑOS menores de 16 años, hasta tanto, no sea un estudio concluyente y coincidente a nivel internacional. Los niños no deben ser conejillos de indias de ninguna multinacional del negocio de las farmacéuticas.
  • Ñ, El Gobierno debe ir en auxilio de los sectores desempleados, micro, medianos y pequeños negocios, a los fines de que no quiebren, en los próximos tres meses.
  • O, Es urgente modificar la ley de seguridad social, hacia un sistema de seguridad social contra neoliberal, por una salud pública y universal, y un solo sistema de salud y seguridad, eliminando los sistemas privilegiados de los legisladores, banco central, banco de reservas, y todas las instituciones del Estado.
  • P, Se debe dar información todos los días a la ciudadanía para que tengan un seguimiento del comportamiento de esta pandemia y sepan que hacer.
  • Q, Los médicos deben ganar un salario público no menos de 150 mil pesos por tanda de trabajo, más incentivos por tiempo, actualización, cumplimiento de productos, Investigación, distancias, resultados de programas.

Estos son parte de mis aportes en una síntesis apretada sobre la difícil situación que tenemos con esta pandemia.
O inventamos, o fracasamos, y no es de inteligentes, el fracasar. Todavía estamos a tiempo

2/06/2021

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
319,254
+886 Nuevos
Fallecidos:
3,773
+4 Nuevos
Recuperados:
261,222
Activos:
54,259
Actualizado el: 23 junio, 2021 - 1:04 PM (-04:00)
Compartir:
Botón volver arriba