COVID-19 RD
Confirmados: 124,527 Fallecidos: 2,223 Recuperados: 102,651 Activos: 19,653 Actualizado el: 26 octubre, 2020 - 11:19 AM (-04:00)
Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Evolución salarial docente: Impacto en su bienestar y acciones reivindicativas durante los años 2000 y 2020

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
124,527
Fallecidos:
2,223
Recuperados:
102,651
Activos:
19,653
Actualizado el: 26 octubre, 2020 - 11:19 AM (-04:00)

Por Lucas Lapaix
Los Maestros de la República Dominicana a quienes el Dr. Balaguer calificó en su época de presidente como “aves de paso” y cuya lucha por alcanzar un salario digno se inician desde principios del año setenta con la fundación de la Asociación Dominicana de profesores (ADP). El maestro, con altos niveles de pauperización, pasó de ser una figura icónica, pues se le consideraba mentor, tutor y guía, a ser un ente estigmatizado por sus condiciones de vida y formación.

Desde la fundación de la ADP hasta finales de la década de 1990, los profesores a través de su sindicato, libraron grandes luchas por sus reivindicaciones, incluido un salario que les permitiera cubrir sus necesidades básicas, dentro de las cuales estaba también su formación, que lo ayudaría a incrementar su productividad como docente, esas luchas, repito, unas veces con resultados fallidos o fatales como la muerte, a manos de la agentes de la policía nacional, del Prof. Eladio Peña de la Rosa y, otras, con aumentos que, en términos absolutos, no representaron ni cincuenta pesos.

Los maestros llegaron al año 1996 con un salario de RD$2,328.48 por tanda para un profesor de Básica y para el director unos RD$2,712.74; el maestro de Media devengaba RD$3,763.12 y el director RD$4,762.16; un profesor y un director de Politécnico su salario era de RD$4,159.74; para el técnico nacional RD$7,850.08; el técnico regional RD$7,081.39 y el técnico distrital RD$6,438.54. (Ver gráfico 1 ,2, 3 y 4).

En esa época, pero con las luchas y las gestiones de dirigentes magisteriales tales como Melanio Paredes, Radhamés Camacho, Víctor García, Eduardo Hidalgo, entre otros, se logró consensual con el gobierno de turno del PLD, un incremento salarial de un 91.20 % más los incentivos.

Entonces los maestros pasaron a ganar un salario de RD$4,452.00 en de Básica y el director de Básica unos RD$5,393.00. Los demás niveles fueron impactados positivamente. A saber, el profesor de Secundaria pasó a devengar un salario de RD$4,625.23 y el director RD$7,775.12; los de politécnico RD$7,469.69 y los técnicos RD$11,929.00, RD$11,357.00, RD$10,351, según fueren nacionales, regionales o distritales.

Como puede apreciarse los dirigentes magisteriales señalados de la Corriente Magisterial Eugenio María de Hostos, cuyas acciones trajeron como consecuencia que, bajo la consigna y lucha por la dignificación del docente, lograron ese incremento salarial de un 106 % (incluyendo los incentivos) que hasta ese momento nunca había sido posible en la historia sindical de la ADP.

Para el cuatrienio 2000 – 2004 el salario del docente se estancó debido a la grave crisis económica que por el mal manejo económico de las autoridades de entonces y que actualmente nos gobiernan, donde la calidad de vida bajó por la alta inflación de la época estimada en un 48 % lo que significó el aumento de la privacidad de la vida para nuestros docentes.

En el mes de julio 2004, por la presión ejercida por dirigentes adepeístas liderados por la Corriente Magisterial Hostos, se consigue que el salario para el profesor de Básica fuera de RD$5,248.28 y RD$6,889.05 para el director de Básica; RD$5,226.96 y RD$8,834.89; para el maestro y el director de media; RD$11,029.00 para el maestro y el director de politécnicos; RD$14,000.00; RD$13,000.00 y RD$12,000.00, según fuere técnico nacional, regional o distrital.

Con grandes batallas libradas en las calles durante el año 2003 y los primeros meses del 2004, encabezados por Radhamés Camacho, entonces Vice Presidente de ADP, pues la presidencia la ocupaba la Corriente de la Profesora Xiomara Guante, quienes se opusieron a la lucha por la mejoría de las condiciones de vida y de trabajo del docente, colocándose al lado de su gobierno y, peor aún, trataron de dividir a la ADP; se escuchó al presidente de entonces decía “esos paros son convocados por un talibán de nombre Camacho” y acompañado de una María Teresa Cabrera, Eduardo Hidalgo, Víctor García, Julio Canelo y amenazando con traer a la guardia y la policía a las escuelas si no se tranquilizaban.

En ese sentido, se recuerda que para la época se ocupa por varias semanas el local nacional de la ADP con civiles y militares al servicio de Autoridad Portuaria y los principales dirigentes fueron perseguidos por agentes del servicio secreto. A la sazón era Ministra de Educación, la Dra. Milagros Ortiz y Vice Ministro, el Dr. Roberto Fulcar. Y por cosas de la vida, quien se opuso a la lucha en aquel entonces y que hoy se ha convertido desde la presidencia de la ADP en el verdugo de los docentes, poniéndose al servicio de su gobierno, con el agravante de que lo hace con la representación magisterial que ostenta. Los actores y verdugos de ayer son los mismos de hoy, ¡qué Dios nos ayude ante tal embate de maledicencias!

Después de todos aquellos embates y conspiraciones de aquellos malos compañeros ADPeístas, nuevas autoridades llegaron al Ministerio de Educación y nueva vez se buscó el consenso. Los mismos dirigentes hostosianos ya citados, lográndose en agosto de 2004, un incremento del 10 % al salario del docente para mitigar en algo la merma de la calidad de vida sufrida por la profunda crisis económica causada por el mal manejo de las autoridades anteriores.

Para el año 2008 ya el salario de los docentes se había colocado en los niveles de RD$12,833.81 y RD$15,072.75, el maestro y el director de Básica; RD$14,695.84 y RD$16,509.84, el maestro y el director de Media; RD$22,308.18 y RD$32,755.00, el maestro y el director de Politécnicos, así como RD$26,007.62, RD$24,149.93 y RD$22,292.24 para los técnicos nacionales, regionales y distritales, respectivamente.

Al finalizar el año 2010 y de nuevo la ADP dirigida por la Eugenio María de Hostos, y, coincidiendo con el propósito de varios sectores de la sociedad dominicana que reclamaban la aplicación del 4% del PIB para la Educación, se había logrado un salario para los docentes de politécnicos hasta RD$40,968.75; RD$37,711.04, RD$35,017.40 y RD$32,323.75, para los técnicos nacionales, regionales y distritales, respectivamente.

Hubo cambio de autoridades gubernamentales en el año 2012. Lo mismo en la ADP, asume como presidente el Profesor Eduardo Hidalgo con un excelente Comité Ejecutivo para dos períodos históricos con 6 aumentos salariales consecutivos, entre otras reivindicaciones.

En el año 2013 el gobierno del presidente Medina decide aplicar el 4 % establecido en la Ley Gral. de Educación 66-97 para el sector. A partir de este momento el salario evoluciona significantemente desde el año 2013 hasta el año 2017, de la manera siguiente:

Los maestros de Básica, desde los RD$17,550.00, en 2013, RD$19,305.00, RD$21,621.00, RD$23,783.76 hasta los RD$26,162.14, en 2017. Los directores de Básica desde los RD$20,925.00; RD$23,017.50; RD$25,779.60; RD$28,357.56 hasta los RD$31,193.32, respectivamente.

¿Qué ocurre con el salario en el Nivel Medio? Los maestros y los directores recibieron aumentos y sus salarios llegan desde los RD$22,950.00, RD$25,245.00, RD$28,274.40, RD$31,101.84 hasta los RD$34,212.02, respectivamente.

Del 2013 al 2017, los maestros de politécnicos vieron incrementar sus salarios con el esquema de dirección de Eduardo Hidalgo, en igual forma, desde los RD$40,300.00; RD$44,330.00; RD$49,649.60; RD$54,614.56 hasta los RD$60,76.02.

Para los directores de Politécnicos, los técnicos nacionales, regionales y distritales, al finalizar el año 2017, sus salarios llegaron alcanzar las cifras de: RD$91,932.70, RD$100,475.36, RD$82,129.03 y RD$72,778.95, respectivamente.

A principios del año 2018, el Ministro de Educación, Arq. Andrés Inocencio Navarro García, asesorado por EDUCA, con su gabinete (su gente que le acompañó en el Ministerio de Relaciones Exteriores), emprendieron una “auditoría” al personal docente y administrativo, cometiendo el error de terminado el trabajo de campo, no se percataron, debido a la improvisación y la poca experiencia en el área de su Directora de Recursos Humanos y de otros Vice Ministros, que, al hacer este tipo de Auditoría, se hace un cruce porque pueden haber traslados autorizados por Directores Regionales y Distritales, validados por los Directores de Centros Educativos y cualquier trabajo en este sentido debe dictaminarse sus hallazgos al cruzar todos los documentos de empadronamiento para los que cobren en un centro y estén en otro, no queden excluidos de la Nómina del Ministerio por la confusión de no encontrarlos en el centro donde fueron nombrados originalmente.

Las autoridades, por dicho error, sacaron de Nómina a más de 15,000 Maestros y esto alteró la paz del Sistema, pues el Sr. Navarro García afirmaba que, “esos maestros eran botellas”, ignorando que estaban laborando en escuelas de otras Regionales o Distritos Educativos. Sin obtemperar y con una tozudez espantosa de parte de ese ministro, el magisterio se lanzó a la lucha bajo la dirección del Comité Ejecutivo Nacional que presidía el Prof. Hidalgo por la reposición de los maestros cancelados, logrando con éxito el objetivo, a pesar de la campaña feroz y pagada con el presupuesto de Educación para desacreditar esa lucha, en beneficio de la Profesora Xiomara Guante, quien conquistó el 10 de octubre 2018 la presidencia de la ADP; se dice que con el apoyo de EDUCA y el Arq. Navarro García, de quienes, repito, se dice ayudaron a financiar su campaña, prestaron logísticas de transporte y demás.

Como se puede observar, en los últimos 16 años y bajo la influencia de la Corriente Magisterial Eugenio María de Hostos, unas veces, al frente de la lucha magisterial a favor del docente encabezado por Radhamés Camacho y los dirigentes que le acompañaron y otras veces bajo la dirección de Eduardo Hidalgo, los maestros, finalizado el año 2018 su nivel de bienestar mejoró significamente, lo cual contribuyó al incremento de su calidad de vida y productividad.

Mediante acuerdos institucionales ADP – MINERD se reforzaron los programas de capacitación del docente con becas de licenciaturas, maestrías y doctorados que vinieron a responder adecuadamente al marco de la ley, garantizando que los docentes de todos los niveles del Sistema Educativo Dominicano se formaran conforme al perfil indicado en las normativas vigentes.

Se institucionalizaron los concursos de oposición para los puestos de maestros, directores de centros educativos, técnicos docentes y para los directores regionales y distritales, aunque esta parte aún no termina de respetarse; todos estos acuerdos están alineados con la ley marco de la Estrategia Nacional de Desarrollo y el posterior Pacto por la Educación, aprobado y firmado por el Consejo Económico y Social, así como por toda la sociedad dominicana.

También en el año 2018 y antes de las elecciones nacionales de la ADP, con las mismas luchas encabezadas por Eduardo Hidalgo y el Comité Ejecutivo de entonces, se exigió la aplicación de la Evaluación del Desempeño que llevaba muchos años sin hacerse. Las autoridades, fruto de la presión ejercida por el sindicato, se vieron obligadas a sentarse a la mesa para discutir y firmar en marzo del 2017, un acuerdo de 17 puntos que incluyó la Evaluación del personal docente del Sistema Educativo, entre otros no menos importantes. El salario base de los docentes fue impacto según la escala siguiente:
Excelente, 32 %; Muy Bueno, 28 %; Bueno, 24 % y Mejorable, 17 %. Para el enero 2018 el magisterio nacional recibió por Evaluación del Desempeño el monto de RD$ 7,927.8 millones, además de recibir de manera retroactiva en abril 2018 unos 308.3 millones de pesos con el compromiso de aplicar el otro retroactivo correspondiente a febrero 2019 de 979.7 millones de pesos. Se acordó que la Evaluación del Desempeño se realizará en el año 2021.

El logro que significó la aplicación de la Evaluación de Desempeño trajo como consecuencias que al llegar al año 2020 los docentes devenguen un salario como sigue:

Los maestros y los directores de Básica: RD$27,171.44 y RD$32,202.67; los maestros y los directores de Media: RD$31,193.32 y RD$43,312.02; los maestros y los directores de Politécnicos: RD$60,076.02 y RD$91,932.70; para los técnicos nacionales, regionales y distritales: RD$100,475.36; RD$82,129.03 y RD$72,778.95, respectivamente. Esto gracias a la aplicación de una proporción para los maestros en base al acuerdo de 2017 que firmara el Comité Ejecutivo, encabezado por el Profesor Hidalgo.

El 10 de octubre 2018 se celebran las elecciones programadas de la Asociación Dominicana de Profesores y resultó electa presidenta la Profesora Xiomara Guante, quien nos ha deleitado con “bellas” presentaciones televisivas con una serie de promesas, pero que en términos reivindicativos no nos ha mostrado ningún logro desde su presidencia, tampoco ha logrado que las autoridades cumplan con el acuerdo señalado, solo hasta hoy la hemos visto tímidamente en algunos medios de comunicación, a propósito de la reunión del Consejo Nacional de Educación donde utilizando la representación de la ADP del magisterio que juró defender por Dios, por la Patria y por su Honor, mediante la negación de los valores que juró defender y reivindicar, votó con EDUCA a favor de la posición oficialista en contra de los Concursos de Oposición para los puestos de Directores Regionales y Distritales, que es un mandato de la Ley Gral. de Educación No. 66-97, el Estatuto del Docente, la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo, así como el Pacto por la Educación firmado por el actual presidente de la República, Luis Abinader, en presencia del hoy ministro, el Dr. Roberto Furcal, así como el Consejo Nacional de Educación y todas las organizaciones que conforman al Consejo Económico y Social.

En una mirada sucinta a la gestión de la Profesora Xiomara Guante como presidenta de la ADP, podemos concluir que para el magisterio ha sido un verdadero fracaso y diremos que le vale la sentencia cristiana de que, cito: “Por sus hechos los conoceréis”, pues ha tenido un bajo desempeño y que será así para el tiempo que le queda en la conducción de la ADP. Lo que sí se observa complaciente con el ministro y su gobierno y no acompañando al magisterio en los nuevos retos y desafíos que demandan los tiempos impactados por uno de los acontecimientos más trascendentales que marcará este siglo y que contribuirá al deterioro de las condiciones de existencia tanto del docente como de toda la sociedad dominicana, la Pandemia del COVID-19.

No alcanzamos a ver en lo que le queda de gestión a la Profesora Guante la obtención de ningún logro para el magisterio, pues aunque la vemos en conciliábulo con el gobierno y el Ministerio en el Presupuesto para 2021 no aparece la indexación que en término de inflación se comprometieron las autoridades en la negociación de 2017; de lo que sí estamos seguros es que en término de sumatoria, el salario real del maestro ha perdido cerca de un 6.57% por la inflación acumulada de los años 2019 y 2020, además de las alzas que ha implicado la pandemia en los productos de primera necesidad. Si evaluamos la gestión de esta dama al frente de la ADP y en lo referente a lo reivindicativo concluiremos que son dos años fallidos.

Es justo destacar que con relación a la clasificación que tanto los organismos internacionales y agencias de desarrollo, así como el Banco Central de la República Dominicana, han clasificado a la pobreza por los niveles de ingresos de la población dominicana, los maestros han venido evolucionando y migrando desde unas condiciones de pauperización en las décadas de los años 1970 y 1980, a grandes mejoras a finales de los 90, pasando por niveles de retrocesos en la mitad de la primera década del siglo 21 y un posterior crecimiento de sus ingresos a partir de la última década y gracias a una dirección magisterial de dirigentes que creen en la lucha, en la negociación y en los acuerdos con unos gobiernos que, a la sazón, apostaron por la Educación. Esto ha implicado que los maestros y el personal docente, en general, hayan hecho el recorrido desde el Quintil más bajo de clasificación de pobreza, esto es el Quintil 1, hasta el cuarto Quintil, según tenga una o dos tandas o labore en jornada extendida, sea director de un centro educativo, técnico nacional, regional o distrital.

El Banco Central de la República Dominicana, divide en cinco Quintiles en función de mayor o menor ingreso, las condiciones de pobreza de nuestra población, el Quintil 1, los de menores ingresos hasta el Quintil 5, los de mayores ingresos. En ese contexto existen canastas mínimas de consumo cuyo origen es la cantidad de productos que consumen las familias. En base a ello, dicho banco las ha diseñado o actualizado en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC). Esta es una variable de la inflación. Las canastas que van desde los RD$14,465.46 hasta los RD$63,757.08.

En enero 2019 la Canasta del 2do. Quintil era de RD$20,568.41; la del 3er. Quintil, de RD$25,176.13, la del 4to. Quintil, de RD$32,733.54 y la del 5to. Quintil, de RD$63,757.08.

La Canasta Nacional entonces, que se da en base al promedio, en enero se ubicó en RD$31,379.83, aunque presumimos que debe ser diferente, el Banco Central RD no ha publicado las estadísticas del último trimestre para este renglón, pero si le adicionamos la inflación acumulada de enero a septiembre cuando se publique, se obtiene el costo actualizado de dicha Canasta.

Como vemos en lo concerniente a la ubicación de los docentes en términos de su condición de pobreza y según las estadísticas del Banco Central RD, este ha evolucionado en función de tener una o dos tandas ya sea regular o de jornada escolar extendida, ser de un Politécnico, Director de centro educativo o técnico docente en cualquier nivel, desde el primer Quintil al cuarto Quintil unos, y, hasta el quinto Quintil otros, esto se verifica a partir del 2013, cuando pasó del 2do. Quintil hasta el 5to. Quintil, dando un salto extraordinario.

En el porvenir veremos qué le depara al Magisterio Nacional y a los integrantes de todo el Sistema Educativo con las nuevas autoridades, en cuyos inicios ya hay muchas perturbaciones puestas sin ninguna necesidad por el ministro actual en contubernio con la presidenta de la ADP y un organismo de la sociedad civil con mucho poder de decisión en este gobierno y en particular con el ministro, quien en esta coyuntura es un aliado de los sectores de poder, por ejemplo el empresariado, quien financia las acciones de esta agencia de la sociedad civil, así como el sector financiero nacional con representación del grupo más poderoso del país.

Por lo visto en la presentación al Congreso por el señor Presidente de la República del Presupuesto de Ley y Gastos Públicos para el año 2021, la sociedad, especialmente los sectores de clases media y los de las capas bajas han rechazado, pues está cargado con una serie de impuestos del tipo regresivos porque afectan de manera directa el ingreso de los ciudadanos en forma agresiva y por cuya presión el gobierno se comprometió a no aplicarlos. No vemos buenos augurios ni para el magisterio ni el resto de la sociedad, exceptuando a los sectores de poder.

No alcanzamos a ver la falta de táctica, de sentido común de parte de las autoridades gubernamentales que presumen tener un equipo económico de alto nivel y que el domingo 27 de septiembre, el Presidente Abinader le dijera a toda la nación que “está haciendo, sin temor a equivocarse, el mejor gobierno que se ha hecho en la República,” en un gesto impresionante de megalomanía a solo 41 días de gestión y violando un fundamento elemental que reza, cito: “En una situación de crisis, donde hay decrecimiento de la economía por la baja del PIB, cualquier carga impositiva, al disminuirte el ingreso disponible de la sociedad, te disminuye la demanda agregada y trae como consecuencia un estancamiento del mismo PIB porque reduce los niveles de renta a las personas y les quita o afecta su capacidad de consumo”. Eso se los enseñan a todos los estudiantes de las diferentes ramas en Introducción a la Economía en las aulas universitarias, obviamente, el Presidente Abinader tendrá una mejor explicación, pues su área de formación es precisamente las Ciencias Económicas y su complejidad deriva de la naturaleza humana y nosotros los simples mortales no alcanzamos a ver la naturaleza de los que habitan como él en el Olimpo y su fabuloso equipo económico.

Compartir:
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar