Destacadas de CiudadOriental.comObituarios

Fallece Juan María Castillo; es una nueva víctima de la Covid-19

Por Robert Vargas
Tras experimentar cierta mejoría que auguraba que sería dado de alta ayer, el profesor y abogado Juan María Castillo Rodríguez, (74 años), murió esta madrugada en el hospital Plaza de la Salud, debido a complicaciones provocada por la Covid-19.

La información la ha dado a Ciudad Oriental poco después del amanecer el abogado Manuel Soto Lara, un viejo amigo de la familia.

-«Robert, acaba de morir Juan María. Me lo informó su hijo Engels, quien está en la Plaza de la Salud. Voy hacia allá», dijo Soto Lara.

El pasado domingo, los médicos le habían informado a la familia de Castillo Rodríguez que debido a «su mejoría», sería dado de alta ayer lunes.

Juan María Castillo Rodríguez
Juan María Castillo Rodríguez

Entre tantas malas noticias, al fin una buena: Juan María Castillo tiende a vencer a la Covid-19, este lunes sería dado de alta

Sin embargo, debido a complicaciones derivadas de la diabetes, condición que le fue conocida tras ser afectado por la Covid-19, el personal sanitario decidió postergar el alta para este martes.

-«Si se continúa estabilizando, mañana (hoy) será dado de alta. Tráiganle ropa, pero deberán seguir el tratamiento al pie de la letra, sin descuidarse», le dijo una doctora a la familia de Castillo Rodríguez ayer.

Sin embargo, esta madrugada su cuadro clínico se complicó y murió.

¿Quién era Juan María Castillo Rodríguez?

Él fue un vecino del barrio Puerto Rico que, en su juventud llegó a ser miembro de la Marina de Guerra (hoy Armada de la Republica Dominicana).

Un voraz lector de todo tipo de literatura, fue }, en principio un autodidacta, y luego pasó a estudiar en una escuela pública hasta hacerse bachiller para luego ir a la Universidad Autónoma de Santo Domingo a estudiar la carrera de Ingeniería, la que no concluyó.

Manuel Jiménez puede estar tranquilo: Ya la profesora Pura Castillo murió esta madrugada

De inmediato pasó a estudiar la carrera de Licenciatura en Educación, mención Física y Matemáticas, profesión que marcó su vida de ahí en adelante.

Fue maestro de la escuela San Antonio, en Los Mina Norte; maestro de varias generaciones en el liceo politécnico Fabio Amable Mota, en Los Mina Viejo; y fundador y luego director del Liceo Nocturno Ramón Emilio Jiménez.

Mientras se desempeñaba en sus labores educativas, regresó a la universidad para estudiar y graduarse de Licenciado en Contabilidad, en Administración de Empresas y también licenciado en Derecho.

Además, fue Fiscal de Niños, Niñas y Adolescente.

Dedicó toda su vida a orientar y a dar consejos a quienes se le aproximaban, y fue un permanente militante de las ideas revolucionarias, con las que combatió a la dictadura ilustrada de Joaquín Balaguer.

Era común que formara círculos de estudios con sus alumnos y campesinos para estudiar historia, sociología y filosofía.

A lo largo de toda su vida fue un faro de luz para varias generaciones.

Un adicto a la lectura

Desde joven, adquirió un hábito de lectura que incontenible. Era tanto su amor y dedicación por la lectura de todo tipo de textos, que cada día compraba uno o dos libros… ¡Y los leía!.

De esa manera llegó a disfrutar que, además de su familia, lo eran sus libros con los que hizo la mayor biblioteca personal de la que se tenga conocimiento en Santo Domingo Este y, probablemente, en el Gran Santo Domingo.

Como maestro

Fue un orientador inquebrantable de la juventud y protector de los docentes.

Usaba con frecuencia su tiempo libre para dedicarlo a orientar a sus alumnos de ciencias, todos los cuales quedaron marcados por su reciedumbre moral, su disciplina y honestidad.

Como abogado

Su vasta cultura le permitió conocer en detalle diversos aspectos de la carrera de Derecho, donde brilló con luz propia.

Llevó muchos casos exitosos en los tribunales a cambio de lo cual recibía de sus asistido un simple «muchas gracias».

Su capacidad de abstracción y amplia formación en el Derecho le hizo ganar el respeto de sus colegas.

De hecho, Manuel Soto Lara, es uno de esos abogados que se formó bajo la orientación de Juan María Castillo.

Sus hijos y esposa

Le sobreviven su esposa, la maestra Francia Disla, y sus hijos Ibelka, Engels y Jhonsito.

Murió sin saber que una semana antes habia muerto su hermana Pura

Juan María Castillo murió sin saber que, la semana pasada, murió su hermana Pura Castillo Rodriguez, tras padecer una dolorosa y vieja enfermedad.

Se suponía que le darían la maña noticia de la muerte de su hermana, cuando se recuperara.

Un minuto de silencio en el Concejo de Regidores

En la sesión extraordinaria del Concejo de Regidores, ayer, fue realizado un minuto de silencios por la recuperación de la salud de Juan María Castillo y por la memoria de su hermana Pura.

Fue a iniciativa del regidor perremeísta Abel Matos, quien era su vecino y amigo.

La madre de Matos, Doña Olga, fue maestra junto a Juan María Castillo.

Vídeos de archivo

Compartir:
  • 106
    Shares
Botón volver arriba