Destacadas de CiudadOriental.comSalud

José Antonio Trinidad estuvo a punto de morir; pero ya está «de este lado»

Por Robert Vargas
Escuchando esta mañana al amigo José Antonio Trinidad me convenzo aún más de que es necesario vivir cada día como si fuera el último.

Hace apenas unos días, Trinidad, quien fue regidor en el ASDE por el PRD y ahora es del PRM, andaba por ahí saludando amigos y preparando su actividad política en el Club Los Mina, sin saber que el abdomen se le estaba muriendo parcialmente y que tenía casi casi un pie en la tumba.

Sin embargo, las primeras señales de que algo no anda bien surgieron cuando comenzó a padecer dolores abdominales, por lo que fue necesario ingresarlo en un centro sanitario de Santo Domingo Este.

Hace tres días, su condición de salud empeoró y logro ser trasladado de urgencia al Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (CEDIMAT), donde lo evaluaron y lo que encontraron no fue bueno.

Su abdomen no estaba bueno y todo apuntaba a que, en cualquier momento, podría ocurrir «cualquier cosa». Y ya ustedes saben o que significa ese «cualquier cosa».

Por tanto, los médicos le abrieron de urgencia el abdomen para escarbar allí.

Él me explicó esta mañana que hace dos noches lo operaron de un «abdomen agudo».

Como yo desconocía ese concepto, lo busqué en Google, y esto fue parte de lo que encontré:

-«Se define abdomen agudo aquella situación «crítica» que cursa con síntomas abdominales graves y que requiere un tratamiento médico o quirúrgico urgente. Las manifestaciones más frecuentes son: — Dolor abdominal agudo.

Agrega que con el abdomen agudo se produce afectación de una arteria que irriga el intestino, provocando isquemia y necrosis de las vísceras irrigadas por esa arteria (también puede deberse a alteraciones capilares a nivel de la pared intestinal, como en el caso de la diabetes)».

Al ver allí la palabra «necrosis» pensamos en la muerte, y  lo siguiente fue lo que encontramos en pocos segundos:

La necrosis es la muerte de tejido corporal. Ocurre cuando muy poca sangre fluye al tejido. Esto puede suceder por lesión, radiación o sustancias químicas

O sea, que ya el amigo José Antonio Trinidad tenía una parte del abdomen muerto.

Y, más interesante aún es que ya padecía de cierta «isquemia» en el abdomen, lo que significa que se le había reducido la irrigación de sangre debido a una estrechez, que impedía que el oxigeno llegara a ciertos órganos.

-(Tenia) una apendicitis destruida, destruida. El doctor me la enseñó y es una cosa que…. todo podía suceder…Y estuve muy mal, muy mal, pero ya estamos de este lado»,  me comentó muy animado Trinidad.

Mañana le darán el alta y lo mejor será dejarlo descansar y recuperarse.

En unos días, es seguro, lo veremos de nuevo y de lleno en sus actividades políticas. (Parece que la politica es un vicio difícil de dejar)

Compartir:
Botón volver arriba