Destacadas de CiudadOriental.comSalud

José Ramón Jiménez se recupera del pre infarto padecido ayer… (Así inició todo)

Por Robert Vargas
¡Uf! el regidor perremeísta José Ramón Jiménez, sus familiares y amigos cercanos se llevaron ayer tremendo susto. Y no era para menos, José Ramón estuvo al punto de irse del mundo de los vivos. Padeció un inesperado pre infarto que ni siquiera él mismo sabía que era tal.

Pero la situación hoy es totalmente distinta. De hecho, esta mañana hemos conversado con él y el hombre lucía “como un trinquete“; sin embargo, todos están atentos a la evolución de su condición de salud.

Con su hija, Luz del Alba Jiménez, quien es la Ministra de la Juventud, conversé a media mañana. Ella estaba al lado de su padre, quien aún estaba ingresado en un centro sanitario especializado.

El cuerpo nos habla y no nos damos cuenta

Ayer, el cuerpo del portavoz de los regidores del PRM en el ASDE comenzó a enviarle señales, como queriendo decirle:

-“¡Ey, muchacho, algo no está funcionando bien! ten cuidado; vete a visitar al médico”.

Pero José Ramón no entendió el mensaje, y el cuerpo arreció con sus mensajes.

El brazo izquierdo, que ya le dolía ligeramente, arreció la intensidad del dolor y, por si fuera poco, el dolor se le extendió hasta el cuello.

-“Él me explicó que el dolor era tan intenso que parecía que el brazo se le iba a despegar”, comentó Luz del Alba.

Solo cuando llegó a este extremo, José Ramón admitió ir al médico. (Los viejos somos cabeza dura, nos una predilección por esperar el último momento).

Sin embargo, la situación empeoraba.

Cuando llegó a su centro médico de confianza fue atendido de inmediato, pero no de la forma correcta.

Le administraron algunos medicamentos para “el dolor del brazo” y lo despacharon para su casa.

Sin embargo, cuando se montó en su vehículo, José Ramón sintió un dolor adicional: esta vez en la columna vertebral, donde él tiene una vieja dolencia.

En esas circunstancias, el dolor del brazo y del cuello aumentó en intensidad y, por suerte, buscaron otra opinión médica. Hicieron una llamada telefónica y fue recibido en otro centro médico donde realizaron varios estudios de urgencia.

Y, efectivamente, tras varios estudios, incluidos electro cardiogramas , se descubrió que el hombre estaba padeciendo un pre infarto.

Descubierto el problema en su dimensión aproximada, los nuevos médicos que o atendieron, lo refirieron de urgencia a otro centro sanitario que tenían todo lo necesario para hacer lo que correspondía: eco cardiogramas y cateterismo.

Ahora de  lo que se trata es descubrir cuál es el origen del evento.

Mientras tanto, José Ramón Jiménez está vivo para contarlo, y mejor que ayer.

Compartir:
Botón volver arriba