Destacadas de CiudadOriental.comSalud

¿Jugando con la ciencia? Los ministerios de Turismo y de Salud metidos de lleno en un juego de peligrosas consecuencias

Por Robert Vargas
Desde el gobierno dan la impresión de que estarían exponiendo al país a un peligroso “juego con la ciencia”, diciéndole algunas cosas al país, aunque todo el mundo ve que ocurre exactamente lo opuesto.

En esto tienden a actuar de manera coordinada los Ministerios de Turismo y de Salud Pública, según muestran la experiencia vivida por los dominicanos a lo largo y ancho del país, por un lado y, por el otro, los datos oficiales del sistema estatal sanitario.

En el caso del Ministerio de Turismo, su titular David Collado no ha tenido ningún tipo de reparos para mentirle al país al decirle que todos los controles sanitarios fueron respetados por la población y que esta atendió a las orientaciones sobre distanciamiento social, uso de las mascarillas y lavado de las manos.

Mientras Collado le mentía en forma descarada al país y los medios de comunicación repetían sus afirmaciones, sin contrastarlas con la realidad, la única verdad es que las playas y balnearios estaban abarrotados de público sin ningún respeto por el distanciamiento social.

Con esto, millones de dominicanos se expusieron al contagio con el nuevo coronavirus y a padecer la Covid-19.

Pero, para Collado, un lince al servicio de ciertos intereses, es claro que la salud de la población no le importa y por eso no se ruborizó al mentir diciendo que todo estaba bien cuando, en realidad, todo estaba mal.

El peligroso juego del Ministerio de Salud

De su lado, el Ministerio de Salud también ha pretendido “jugar con la ciencia” aportando datos que, en algún momento, se vuelven difícil de creer.

Por ejemplo, según ha informado el Ministerio de Salud en los boletínes epidemiológicos especiales de los pasados días jueves, viernes y sábado, la positividad diaria del coronavirus presentó un ritmo ascendente tal como se muestra a continuación:

O sea, la positividad diaria iba en aumento persistente y continuo, sin señales de que esto fuera a parar.

Sin embargo, el Ministerio de Salud informa hoy, en su boletín 382, que la positividad diaria se ha desplomado a apenas 8.62%, algo difícil de explicar de manera científica, a menos de que se trate de una vulgar manipulación para desinformar al país y hacerle creer lo que no es.

Una bajada tan brusca de la positividad diaria es difícil de explicar en forma científica.

Ahora bien, según muestra el Boletin #381,  importantes indicadores estaban estabilizados o a la baja.

Por ejemplo, es ese boletin #381, la ocupación hospitalaria “camas-covid-19” estaba estabilizada en 18%; las camas UCI se estabilizaron en en 32% y la ocupación de ventiladores estaba en 24% con tendencia bajar.

Paradoja de la vida

Sin embargo, en el boletín del día siguiente, divulgado hoy ( Boletin #382—- Positividad diaria 8.62 %) cuando la positividad diaria se ha desplomado de 14.72% a apenas 8.62%, los  indicadores son extremadamente distintos al anterior, pero subiendo, lo que no parece lógico.

Se presume que la positividad diaria disminuye, entonces todos los indicadores de ocupación hospitalaria deben descender.

Pero, ¡Caray!, con este boletin oficial se muestra exactamente lo contrario, con menor positividad diaria, mayores ocupaciones de camas covid-19, 19%; de camas UCI,33%  y de ventiladores, 25%. Algo inaudito.

¿Cómo es que si disminuye la positividad diaria, se disparan hacia arriba todos los indicadores de ocupación hospitalaria?

Este juego peligroso en la presentación de los datos puede inducir a la gente a pensar que el peligro ha pasado, a pesar de los ejemplos de Chile y diversos países europeos, que han tenido que cerrar ciudades enteras tras perder en la apuesta por la apertura económica.

Una posible explicación

Expertos sanitarios consultados por Ciudad Oriental la mañana de este lunes expresan su creencia de que, desde el gobierno, se está manipulado sin rubor los datos oficiales para preparar a la gente con la intención de que esta acepte el regreso a las clases de los estudiantes y abrir más la economía.

-“Con la ciencia no se juega. Si siguen por ese camino estarán exponiendo al país a una verdadera catástrofe sanitaria”, opinan.

Agregan que, en las próximas dos o tres semanas se verán los efectos del “turismo controlado” que explotó en todo el país durante las vacaciones colectivas nacionales de la semana pasada.

Compartir:
Botón volver arriba