Edificio de la Junta Central Electoral

La estupidez personalizada en la JCE

Por Robert Vargas
Ayer, a Genris García y a mí nos provocó cierta gracia lo que nos sucedió en la sede de la Junta Central Electoral, (JCE), en el Distrito Nacional, a donde fuimos a solicitar ser acreditados por esa institución para la cobertura de las elecciones primarias del próximo domingo.

Les cuento que Genris, que dirige el portal Vigilanteinformativo.com, llegó con su carnet del periódico colgando del cuello, un “sobre manila”, un bulto y una cámara fotográfica con un formidable objetivo “zoom”. Genris “parecía un periodista”.

En cambio, algo extraño en mi, dejé mi cámara de vídeo y trípode en el vehículo. No vestía una camiseta con el letrero de “Prensa Ciudadoriental.com“. En las manos llevaba un sobre y un teléfono celular.

Nos dirigíamos a la sala de prensa, que está situada en uno de los laterales de la planta baja del edificio de la JCE.

Allí hay militares con rifles  M16 con cara de pocos amigos y otros vestidos de civil quienes parecen ver al “enemigo” en cada visitante.

Para ingresar al edificio, Genris y yo, como todos los visitantes, teníamos que pasar por algunos controles y detectores de metales. Eso es comprensible, sobre todo, si se recuerda lo del “granadazo” aquel.

Para mí lo interesante y curioso fue que uno de los guardias me paró en seco y no me permitió siquiera aproximarme al arco de metal próximo a la sala de prensa.

-“¡Ey!”, me dijo aquel guardia, “¿Para dónde va?”.

Lo miré y sonreí, después de todo él está haciendo su trabajo.

-“Voy ahí, a la Sala de Prensa”, le dije suavemente.

El guardia me miró de arriba a abajo y no vio que yo tuviera ningún carnet de prensa, ni cámara, ni grabadora ni nada que indujera a pensar que yo sea periodista.

-“Usted tiene que mostrarme algún documento que lo identifique como periodista”, me dijo con cara de hombre serio y dispuesto “al combate”, aunque él estaba vestido de civil y lo único que lo identificaba como “militar” era la cara de pocos amigos que tenía y la radio, más el resto de militares armados que estaban en el entorno.

Entonces, recordé (sin decir una sola palabra), que yo había dejado mi carnet en el vehículo, junto con todo el equipo.

Pero no me preocupó eso. Saqué mi cartera y de ella extraje mi cédula de identidad y electoral, en la que, en el apartado de ocupación dice claramente que soy PERIODISTA.

Cuan grande fue la sorpresa que nos llevamos Genris y yo cuando el guardia nos dijo con voz de mando:

-“¡Ese no es un documento válido! ¡Eso no sirve! Tiene que ser un carnet como ese…(como el que llevaba Genris García, que se imprime en cualquier impresora)

¿Pueden imaginar algo semejante?

¡Un guardia diciendo en el edificio de la Junta Central Electoral que la cédula no es válida como documento que identifique que yo soy periodista!

Genris y yo reímos de buena gana y un superior se percató de la estupidéz cometida por su subalterno y resolvió la situación.

Cuando cruzamos el arco de metal, nos reímos de lo hecho por el genial guardia, pero ahí también fuimos advertidos de que:

-“¡No pueden reirse así!”.

Cuando nos marchamos, le dije a uno de los guardias casi como un susurro:

-“¿Ya puedo reirme? ¿Puedo usar mi cédula como documento de identidad para decir que soy periodista?”.

Claro está, el tipo me miró con cara de pocos amigos, lo que revela el peligro  que representa el que ciertos energúmenos tengan aunque sea un poco de poder.

De todas maneras, la próxima vez que regrese a la JCE llevaré una cámara, trípode, un bulto con equipos, una gorra que diga prensa, y una camiseta con un letrero enorme que en el que se lea Ciudadoriental.com PRENSA, a lo mejor esto tiene más validez que la cédula que entrega la Junta Central Electoral.

Creo que es mejor hacerlo así para evitar malos entendidos.

Gajes del oficio.

 

Vea también

La JCE publica los nombres de todos los candidatos del PLD y del PRM electos en las primarias

Por Robert Vargas La Junta Central Electoral, (JCE), ha publicado en su sitio web la …

Edwin Vásquez

Las cancelaciones no paran en el ASDE; ahora fue al periodista Edwin Vásquez Piña

Por Robert Vargas Las cancelaciones no parece que vayan a parar por ahora en el …

Comentarios: