Destacadas de CiudadOriental.comJusticia

«La Tablita» desafía a la justicia a tres días de una audiencia crucial en un tribunal

Por Robert Vargas
Los propietarios del centro de diversión «La Tablita», de la calle Rosa Duarte, en Los Mina, han optado por el camino de desafiar abiertamente al Ministerio Público y al Cuarto Juzgado de la Instrucción con quienes deberán verse este miércoles, cuando se conocerá una audiencia crucial y decisiva, que podría enviar a los empresarios a prisión y derivar en el cierre definitivo del negocio por  violación de la Ley de Medioambiente al provocar contaminació sónica y ocupar los espacios públicos.

Durante las noche del sábado y el domingo pasado, los clientes de «La Tablita» se apoderaron de las aceras y provocaron ruidos por encima de los 55 decibeles admitidos por la ley de Medioambiente en áreas residenciales.

Ese centro de diversión ha sido cerrado en varias ocasiones tanto por la Unidad Anti Ruidos de la Policía Nacional como por el Ministerio Público, que ha actuado a requerimientos de vecinos y con órdenes de un juez de la instrucción.

Desde hace varios años, el Ministerio Público imputó de cargos a los propietarios del establecimiento y su caso está en los tribunales sin que aún se tenga una solución definitiva.

Hace algún tiempo un trubunal ordenó apertura a juicio y se espera que este miércoles ese pleito judicial quede resuelto.

Varios de los vecinos que inicialmente se querellaron contra el establecimiento optaron por abandonar el sector mudándose hacia otros lugares distantes por considerar que en los tribunales no se hará justicia, o por lo menos llegará muy tarde.

Con frecuencia, en el entorno de «La Tablita» se han producido pleitos sangrientos que han terminado en asesinatos, incidentes que han convertido el lugar en más atractivo para el tipo de público que gustan de los pleitos.

El Ministerio Público, que mantiene el caso espera que este miércoles el tribunal pueda fallar.

Juan José Chapman, propietario del establecimiento, lo considera un «ícono» de Los Mina y que, por tal motivo, debe ser preservado, a pesar de los escándalos y pleitos que allí se generan.

Durante las noche del sabado y domingo pasado, las aceras contiguas y frente a «La Tablita» fueron ocupadas por los clientes del establecimiento, lo que obligaba a los vecinos a buscar otros lugares por donde caminar para evitar conflictos.

Desde el año 2011, el Ministerio Público y el Ayuntamiento de Santo Domingo Este libran una guerra contra los ruidosos y ha logrado que una gran cantidad de empresarios se ajusten a la legislación colocando cristales en sus establecimientos para evitar que el ruido salga a la calle.

Chapman no ha colocado cristales ni paredes anti ruidos y ha actuando como siempre, permitiendo que sus clientes ocupen los espacios públicos y provocando ruidos por encima de los 55 decibeles, según la acusación, lo que él niega.

El propietario del establecimiento es un dirigente medio del Partido de la Liberación Dominicana en Los Mina que ha querido en varias ocasiones ser electo regidor en el ASDE.

Compartir:
Botón volver arriba