Julio Benzant
Julio Benzant

La vida de Julio Benzant parece que ahora está en las manos de estos oficiales superiores de la FARD

Por Robert Vargas
La fuente de judicial es una de las más peligrosas para cualquier periodista que diga de verdad lo que ocurre en los tribunales. Es frecuente que, en cada noticia que escriba, el periodista se juegue la vida. Eso es lo que ocurre con el periodista de Ciudad Oriental Julio Benzant, quien cubre la fuente judicial en Santo Domingo Este como nadie lo hace.

Es el único de todos los periodistas de la República Dominicana que va cada día al Palacio de Justicia de la avenida Charles de Gaulle, en Santo Domingo Este. Cubre los casos que puede, (son demasiados) y no le alcanza el tiempo para cubrirlos todos. 

Como cosecuencia de su permanente cobertura de los hechos noticiosos que allí se producen, ha padecido agresiones de artistas, y ha estado a punto de ser golpeado por un pastor evangélico, cuya hija estaba imputada de un presunto fraude contra banco comercial mediante tarjetas clonadas.

También ha sido amenazado por algún polícía y, en ocasiones, por uno que otro funcionario del poder judicial o por parientes de imputados.

Las amenazas abiertas y encubiertas contra Julio Benzant son frecuentes. Por lo regular no informamos de ellas porque, en ocasiones, las tratamos como riesgos del oficio.

Sin embargo, ocurren amenazas que no se pueden dejar pasar por alto, sobre todo, por el tipo de personas que las hacen.

Hoy, justo hoy viernes 13 de septiembre, Benzant acudió, como de costumbre, al Palacio de Justicia de la avenida Charles de Gaulle en busca de noticias.

Estando en una de las salas de audiencias observó un movimiento “raro” y unas señas nada agradables que le hacían un par de hombres que allí estaban.

Se trataba de dos oficiales de la Fuerza Aérea de la República Dominicana, que en enero del año pasado fueron imputados por su presunta implicación en un caso de sicariato y narcotráfico.

Por una de esas extrañas cosas que ocurren en el Distrito Judicial de Santo Domingo Este, los dos oficiales de la FARD, cambiaron de ser imputados a testigos a cargo de la Fiscalía.

Aún están suspendidos en la FARD, pero gozan de libertad bajo fianza, según los informes.

Imponen prisión dos capitanes FARD imputados por sicariato y tráfico de drogas

La cuestión es que un funcionario se le aproximo y le comunicó a Julio Benzant que “tú debes cuidarte porque está diciendo que no saldrás vivo”.

Luego, uno de los dos oficiales de la FARD, aprovechó que los jueces habían salido a deliberar, para intentar ir directamente a por el periodista en forma agresiva, lo que fue contenido por una funcionaria del aparato judicial.

Otro le dijo a Benzant, “debes cuidarte, ya sabes de lo que ellos fueron acusados en principio”.

Ante esta situación, ¿Qué puede hacer el periodista Julio Benzant? ¿Correr? ¿Dejar de ser periodista? ¿Dejar de informar lo que allí sucede? ¿Esperar a que lo asesinen?

Benzant seguirá ejerciendo su periodismo y cubriendo sus noticias como cada día.

Sea lo que sea que suceda, estos oficiales deben saber que Benzant anda solo en su moto o en su automóvil. No anda armado. Sus únicas armas son dos cámaras de vídeo, una de fotografías, una computadora y un modem para conectarse a Internet.

Si lo asesinan, es posible que no ocurra nada. De hecho, en el país han asesinado a muchos y nada ha ocurrido. Otros, sin embargo, han ido a parar con sus huesos a prisión, aunque para algún sicario poco importa eso.

Solo esperamos que Benzant, quien fue electo Secretario de Reclamos y Conflictos en las más recientes elecciones del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (aún no toma posesión), no sea asesinado, ni víctima de un “accidente de tráfico”.

Por lo pronto, ya le solicitamos a cierta persona en la FARD que haga llegar a las instancias que correspondan, la esencia de esta denuncia.

Ahora, a cruzar los dedos para que estos “testigos” de la Fiscalía no pase de las palabras a los hechos.

Señores oficiales “suspendidos” en sus manos está la vida de Julio Benzant.

Ya se que si Benzant es asesinado o muere en “un accidente de tránsito” los culpables podrían ser llevados a prisión y condenado, pero, a decir verdad, prefiero a mi amigo y compañero de trabajo vivito y coleando con sus virtudes y defectos. Nadie es perfecto. 

Vea también

Los dos condenados, luego de la sentencia.

Condenas de 30 años de prisión dos hermanos asesinaron narcos franceses para robarle propiedades

En este casos estuvieron involucrados los suspendidos capitanes de la Fuerza Aérea de República Dominicana …

David Lorenzo, vota en las elecciones del CDP

La noche de los cuchillos largos en el CDP

Por David Roberto Lorenzo Marte Hablar de “La noche de los cuchillos largos” significa en …

Comentarios: