Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

Las buenas acciones nunca mueren

Por Quilvio Vásquez
Ayer viernes 14 de Octubre del año 2022 estuve en el homenaje póstumo al famoso periodista Robert Vargas.

Me enteré de muchas cosas que no sabía de él, pero la que más me llamó la atención fue la gran admiración que sentían sus familiares y amigos, que expresaban lo orgullosos y agradecidos que estaban por un hombre que siempre estaba dispuesto a realizar buenas acciones.

Algunos de los presentes, los llegaron a definir como un ateo cristiano.

Yo estuve ahí pero no dije nada, todos queríamos expresar nuestros sentimientos de respeto y admiración por un amigo que nunca cerró la puerta a quien necesitaba ayuda.

Yo quería pararme en la tarima de exposiciones, donde pusieron todas las fotografías de los reconocimientos y diplomas obtenidos por Robert Vargas a lo largos de una vida de entrega y servicios incondicional a la sociedad dominicana.

Yo quería subirme a expresar mis sentimientos, pero todos los presentes queríamos hablar, por eso preferí oír a uno por uno, pero ahora escribo y puedo decir que me siento orgulloso de un hombre que fue profesor y ejemplo de una generación de periodistas que hicieron posibles la libertad de prensa que disfrutamos hoy.

La ética profesional, la moral que tiende al bien y el respeto a los derechos humanos, el derecho a la organización, a la libertad de expresión y cultos. Eso siempre fue parte inalienable de su lucha.

Sí, Robert era ateo y lo decía públicamente, pero siempre sintió un gran respeto por la libertad de pensamiento y credo.

En su periódico Ciudad Oriental había oportunidades para todos, en cada página reluce la libertad de pensamiento y la libertad de expresión.

Cuando Robert se entera que la Asociación de Ateos dominicanos (Ateodom) no quiere ser reconocidas por Onapi, publica una denuncia de violación constitucional a los derechos de los ateos a organizarse. También no quisieron permitir nuestra participación en la Feria del libro Y Robert Vargas hizo pública la protestas de los Ateos y exigió que se respetaran nuestros derechos, y los derechos de la gentes a leer los libros de los escritores ateos.
Gracias a Robert Vargas obtuvimos los permisos de Reconocimiento en Onapi y participar en la Feria del libro.

La primera entrevista de Ateodom fue realizada por Robert Vargas y publicada en YouTube, por ahí sigue todavía rodando el mundo. Esa entrevista distinguió la libertad de Robert por las ideas, porque fue tan exigente en las respuestas a sus preguntas, que muchos compañeros dijeron, pero ese periodista lo que quería que dijeran obligado que Dios existe. Esos compañeros no sabian que Robert en ese momento era un Periodista y que cubrió con sus sabias preguntas todos nuestros errores.

Solo me queda decir que las buenas acciones nunca mueren, y Esperamos que Los Familiares y amigos de Robert comprendamos que la satisfacción más grande de él fue saber que pudo entregar su grito de guerra a aquellos que están dispuestos a empuñar el fusil que cae de sus manos.

Compartir:
Botón volver arriba