Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Lo que reveló la visita de Leonel Fernández a Los Mina

Por Robert Vargas
La visita a Los Mina del líder de la Fuerza del Pueblo y tres veces ex presidente del país, Leonel Fernández, reveló detalles  importantes tanto para esa organización como para el país.

En principio , a nivel nacional se confirma que en la Fuerza del Pueblo tienen garras y hambre de poder. Aspiran a convertirse en uno de los principales, sino el mayor, partido político de República Dominicana.

Pretenden reeditar experiencias y estrategias pasadas aprendidas en el Partido de la Liberación Dominicana, cuando esta entidad pasó de ser una minúscula organización a convertirse en la principal fuerza política, que gobernó el país durante los períodos 1996-2000, 2004-2008, 2008-2008-2016 y 2016-220.

Aunque Leone Fernández en su discurso se abstuvo mencionar al PLD, es imposible ocultar que fue aquel PLD nacido en el año 1973 que ascendió al poder y transformó el país. No fue la Fuerza del Pueblo, que aún no llega al poder.

Sin embargo, también es inocultable que los hombres y mujeres que hoy integran a la Fuerza del Pueblo son los mismos que antes formaron parte del PLD. Que nadie se lame a engaño, aunque en sus discursos no lo digan.

Alexandra Peña se afianza como la principal líder de la FP en la Circ. 2 de SDE

E esos miembros de la FP pretenden trabajar con las mismas garras  y hambre de poder con las que actuaron cuando construían al PLD.

Leonel Fernández así lo admitió cuando recordó que, para afrontar el desafío de conquistar el poder en el año 1996, salieron a las calles con menos de 20 mil pesos. Olvidó mencionar aquella época  de cuando los peledeístas, hoy de la FP, hacían pequeñas rifas y colectas insignificantes.

Sin embargo, Alexandra Peña, quien se perfila como la líder indiscutible de la FP en la Circunsripción 2 e SDE lo sacó de lo más profundo del recuerdo cuando mencionó que el local que inauguraron lo alquilaron con pequeños aportes en dinero y «en especies».

Quien no podía aportar 100 pesos, ayudó pintando el local o instalando el sistema de electricidad.

En fin, están imitando al «viejo partido», al innombrable». Van casa por casa divulgando  sus ideas.

Local de la Fuerza del Pueblo en la Circunscripción 2 de SDE
Local de la Fuerza del Pueblo en la Circunscripción 2 de SDE

También en esto imitan al «viejo partido»

Cuando Leonel Fernández dio su breve discurso, mostró de nuevo que es un alumno de Juan Bosch, como los peledeístas que, junto a Juan Bosch, fundaron al PLD.

Sucede que, el PLD es un desprendimiento del Partido Revolucionario Dominicano. El orgullo de los perredeístas era exhibir su bandera blanca y el «jacho prendía».

Tenían sentimiento de partenencia. Exhibían orgullosos sus simbolos.

Así, los nuevos peledeístas y ex perredeístas necesitaban símbolos con los que idenficarse para sentir que pertenecían a un grupo distinto.

Fue así como cambiaron el color blanco por el morado y el «jacho prendío» por la estrella amarilla. Pero no se quedaron ahi, sino que la bandera rectangular la convirtieron en un triángulo. Además, además, la gorra blanca, la cambiaron por una boina morada.

Y entonces comenzaron a corear «¡Juan Bo!», «¡Juan Bo!».

A todo esto le agregaron los «círculos de estudios», etcetera.

Se presentaron como distintos. Diferentes. Con una nueva mística.

El pasado sábado, Leonel Fernández, igual que como sucedió en el año 1973, habló de crear un sentimiento de pertenencia al grupo y hasta anunció que una parte del dinero que les está entregando la Junta Central Electoral lo están invirtiendo en la confección de gorras verde.

Y, por si fuera poco, los de la FP no dicen «¡Juan Bo!», «¡Juan Bo!»., sino que lo cambiaron por «Ruge ruge, el León», Ruge ruge, el León». Y lo repiten una y otra vez, tal como lo hacían los peledeístas cuando decían «¡Juan Bo!», «¡Juan Bo!»

En consecuencia, los organizadores y fundadores de la Fuerza del Pueblo siguen la misma metodología aplicada por el PLD desde su nacimiento.

Con esa estrategia aspiran a conquistar el poder y mantenerlo, quizás 20 o más años que como lo hizo el PLD, entidad a la que todos pertenecieron, aunque ahora la denominen en tono despectivo: «el viejo partido» siguiendo el mismo esquema discursivo del PRM, cuando se desprendió del PRD,

Un detalle interesante; el PLD se mantuvo en el poder hasta que se dividió.  ¿Se mantendrán divididos los peledeístas verdes y morados?

Compartir:
  • 44
    Shares
Botón volver arriba