Destacadas de CiudadOriental.comOpinionesPolítica

Los errores que la Fuerza del Pueblo no debe repetir en SDE

La FP sacrificó en SDE a un hombre sano para donarle el corazón a un muerto

Por Ramón Peralta
La idea de este artículo no es atacar a nadie, simplemente es una voz de alerta para que se evalúe de manera objetiva el proceso pasado y se aprenda de los errores. Las campañas electorales no deben manejarse con emociones, y las encuestas que se realizan son para estudios exhaustivos que van más allá de la popularidad momentánea de un candidato.

En las elecciones municipales de 2020, el votante no tenía opción de votar por un candidato a regidor de un partido y un candidato a alcalde de otra organización, lo que obligaba a una campaña unificada entre los candidatos a regidores y el candidato a alcalde.

En esas elecciones municipales, la Fuerza del Pueblo llevaba como candidato a alcalde a Joaquín Hilario, quien, a pesar de ser respetado en el municipio y estar bien valorado como ser humano, su nivel de aceptación apenas rondaba entre el 5% y el 7% en todas las encuestas. Esta baja aceptación de Hilario como candidato alcalde perjudicaba a los aspirantes a regidores, ya que sus posibilidades estaban sujetas al crecimiento del candidato a alcalde.

En las elecciones de 2020, Hilario obtuvo un 5% de los votos como candidato alcalde y la Fuerza del Pueblo no pudo obtener un solo regidor en el municipio más grande del país.

En 2024 las reglas cambiaron y el votante tenía la opción de elegir al regidor de un partido y votar por el candidato a alcalde de otro partido, lo cual facilitaba la campaña a los candidatos a regidores, que no tenían que estar atados al éxito del candidato a la alcaldía de su partido. Como resultado de esas elecciones, el candidato a alcalde de la Fuerza del Pueblo obtuvo un 5%, porcentaje similar al de 2020. Sin embargo, a nivel de regidores obtuvieron 5 escaños gracias a que regidores y alcaldes participaron en boletas diferentes.

Quien suscribe mantiene la tesis de que después del desliz de escoger un candidato impopular quisieron tapar la falta con un traspié aun mayor que fue esa feroz campaña desplegada por la Fuerza del Pueblo para obligar a sus dirigentes a apoyar al candidato a alcalde evitó que ese partido obtuviera al menos 10 regidores.

Al ver que ni siquiera poniéndole una pistola en el pecho, los militantes se resistían a aceptar ese candidato, cometen el terrible error de usar su activo principal, Leonel Fernández, quien tenía posibilidades de ganar la presidencia, para que respaldara a un candidato sin posibilidades. Esta táctica desesperada de campaña era como si un médico asesinara a un hombre sano para donarle su corazón a un muerto.

Esos errores provocaron un aumento de la rebeldía en la militancia verde y un éxodo hacia los candidatos del PLD y el PRM. Ignoraron que la única manera en que el candidato a alcalde de la Fuerza del Pueblo podía obtener una votación del 10% o 12% era si no mencionaban su nombre, y pasaba desapercibido, logrando que muchos simpatizantes de Leonel marcaran ese recuadro verde sin saber quién era el candidato a la alcaldía de Santo Domingo Este, porque la historia del declive constante del candidato de la FP demostró que era un caso tan especial que mientras más personas lo conocían, menos ciudadanos querían votar por él.

La génesis de los errores de quienes dirigieron la campaña de la Fuerza del Pueblo en Santo Domingo Este fue no tomar en cuenta que las reglas electorales del 2024 eran diferentes a las del 2020.

Esperamos que el 2028 a ningún partido se le ocurra sacrificar a quienes tienen posibilidad de ganar para que lo entierren en el mismo hoyó del muerto que no puede resucitar.
.

Compartir:
Botón volver arriba