Justicia

Vídeos – La PGR mintió al referirse a lo que hicieron los jóvenes que ocuparon su sede

Por Robert Vargas
Que los nueve jóvenes que ocuparon una parte de la Procuraduría General de la República mintieran para engañar a los miembros de la seguridad se puede entender, aunque no se comparta; pero que la PGR envíe a los medios de comunicación una nota plagada de mentiras, eso es otra cosa y, sobre todo, muy grave por tratarse de una institución que, se supone, debe estar apegada a la verdad. Los dos mintieron, pero lo de la PGR fue peor.

Vamos por parte.

En su comunicado a la prensa, la PGR se queja de que el grupo de jóvenes logró burlar a sus funcionarios de seguridad al hacerles creer que tenían una asignación de sus maestros para hacer una investigación y poder llegar hasta el cuarto piso del edificio que aloja, ademas, a la Suprema Corte de Justicia.

Jóvenes que exigen cárcel para los corruptos en RD
Jóvenes que exigen cárcel para los corruptos en RD

Esa fue la mentira de los nueve jóvenes: decir que harían una investigación para ingresar al lugar sin mayores obstáculos.

La acción del grupo fue, esencialmente, política y realizada con la audacia y la intrepidez de la juventud.

Por tanto, para ejecutarla convinieron en decir esa mentira.

Sus alegaciones de presuntas responsabilidades de funcionarios en la cadena de sobornos de la Odebrecht son discutibles y necesariamente no son ciertas, ni falsas.

Ahora bien, a la PGR no le luce andar por ahí mintiendo en forma descarada como pretendiendo que todos los periodistas y el país entero son estúpidos.

Veamos al menos tres de las mentiras, que no pueden ser consideradas como «piadosas», puesto que la PGR no se puede dar el lujo de mentir.

Según su afirmación, «a los jóvenes se les dieron todas las facilidades para explicar a la prensa los motivos que los llevaron a irrumpir en un área de acceso limitado».

Primero, no es cierto que fueran dadas «todas las facilidades»  para que los jóvenes conversaran con la prensa. Fuimos los periodistas quienes, en base a las presiones, practicamente obligamos a la seguridad de la PGR a que nos permitiera ingresar a la pequeña sala para entrevistarlos.

Incluso, el personal de seguridad pretendió no hacerle caso a las órdenes de la Directora de Comunicaciones que les ordenó dejar pasar a todos los periodistas. Los de la seguridad estaban resueltos a no dejar pasar al grueso del personal de la prensa, quizás molestos porque fueron humillados por el grupo de chicos.

Solo con las presiones se permitió el acceso de los periodistas, por tanto no es cierto que fueran dadas «todas las facilidades».

Observen este vídeo y verán la forma en que la seguridad bloqueaba el paso al grueso de periodistas, entre estos elpersonald e Ciudad Oriental.

La segunda mentira de parte de la PGR fue decir que los chicos «irrumpieron» al ante despacho.

Totalmente falso.

Ninguno irrumpió en el recinto.

Todos ingresaron con la colaboración de los funcionarios que creyeron la mentira del grupo de que harían una innvestigación.

A estas alturas, el lector se estará preguntando que ¿Cuál es la diferencia?

Según el diccionario de la Real Academia Española, Irrumpir: es entrar violentamente en un lugar.

Y, como se ve en el vídeo de más abajo, ninguno «irrumpió» , sino que «ingresaron».

El Diccionario de la RAE define ingresar de la siguiente manera:

  • 1. Meter algunas cosas, como el dinero, en un lugar para su custodia. Hoy he ingresado en el banco mil euros.
  • 2. Meter a un enfermo en un establecimiento sanitario para su tratamiento.
  • 3.  Ganar cierta cantidad de dinero regularmente por algún concepto.
  • 4. Entrar en un lugar.
  • 5. Entrar a formar parte de una corporación.
  • 6. Entrar en un establecimiento sanitario para recibir tratamiento.

En ninguna de las seis definiciones se presenta que «irrumpir» es sinónimo de «ingresar».

Este vídeo muestra mejor lo que decimos, observen.

¿Irrumpieron o ingresaron? De usted la respuesta.

La tercera mentira contenida en el documento de prensa de la PGR queda en evidencia cuando dicen que «durante unas seis horas los jóvenes permanecieron atrincherados en dicho lugar».

El diccionario de la RAE define el concepto trinchera como:

  •  Zanja defensiva que permite disparar a cubierto del enemigo.
  • Desmonte hecho en el terreno para una vía de comunicación, con taludes por ambos lados.

Y, por vía de consencuencia, Atrincherarse es: Ponerse en trincheras a cubierto del enemigo.

Y, a decir verdad, nadie vio que ninguno de los nueve jóvenes construyera una «trinchera».

Ni siquiera se escondieron detrás de los muebles para «ponerse a cubierto del enemigo»-

Nada de eso, se mantuvieron sentados en el piso, se levantaban y caminaban dentro del salón, pero nada de «trincheras».

-¿Para qué mintieron los jóvenes?

Para burlar la vigilancia y realizar su acto de protesta en ese simbolo del poder.

-¿Para qué mintió la PGR?

Aparentemente, para crear una matriz que identifique a los jóvenes como personas violentas (irrumpir, atrincherarse), lo que no se ve en los vídeos.

Lo que sí fue un claro y exagerado acto de violencia fue el ataque al grupo con una sustancia química perpetrada por un funcionario de seguridad.

De eso, en su comunicado la Procuraduría no dijo ni una sola palabra.

¿Puede la PGR darse el lujo de mentir aún conciente de que la prensa grabó en video lo que allí sucedió?

¿Los chicos no deben mentir pero las autoridades sí pueden ser mentirosas?

Vídeos +Fotos – Así fue el ataque químico a los jóvenes anti corrupción en la PGR

Compartir:
Botón volver arriba