Destacadas de CiudadOriental.comNacionales

Luis Abinader puso a “Lázaro” en las manos de Adán Peguero para que lo saque de la “tumba”

COVID-19 República Dominicana

Confirmados:
140,922
Fallecidos:
2,317
Recuperados:
113,687
Activos:
24,918
Actualizado el: 27 noviembre, 2020 - 4:19 AM (-04:00)

Por Robert Vargas
A Adán Peguero el presidente Luis Abinader le entregó a  “Lázaro” con la intención de que “lo saque de la “tumba”. No es una tarea fácil. Al contrario, es difícil, pero posible.

El “muerto”, literalmente, es el Instituto Postal Dominicano, (INPOSDOM), que durante muchos años estuvo “dirigido” por un hombre aferrado a la prehistoria tecnológica y no supo, o no quiso, adecuarse a los cambios.

Jesús Pineda, Director de Operaciones del IMPOSDOM, da detalles sobre el manejo de la paqueteria llegada desde Amazon
Jesús Pineda, Director de Operaciones del IMPOSDOM, da detalles sobre el manejo de la paqueteria llegada desde Amazon

Peguero es el presidente del Partido Revolucionario Moderno, (PRM), en Santo Domingo Este. Es graduado en de Ingeniería en Informática, licenciado en Administración de Empresas y en Finanzas.

Tres carreras universitarias que le permiten tener una importante amplitud de visión. Cada una de esas carreras universitarias las cursó como becado, comenzando en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra.

Ustedes saben que a Adán lo conozco desde hace varias décadas, cuando fue mi alumno de la clase de Física en el Liceo Matutino Ramón Emilio Jiménez.

Ocurrió en el primer lustro de la década de los años ´80 del Siglo XX. El estaba en una sección y Alejandro Herrera, hoy ex Director del Instituto Dominicano de la Aviación Civil, (IDAC), estaba en otra.

Dos estudiantes brillantes, sin lugar a ninguna discusión. En sus años de estudiantes afrontaban los desafíos sin quejarse y con entusiasmo.

Adán Peguero saluda a subalternos a su paso por uno de los pasillos del IMPOSDOM
Adán Peguero saluda a subalternos a su paso por uno de los pasillos del IMPOSDOM

Su aptitud ante la vida los condujo al éxito profesional. Cada uno, en política, se fue por camino distinto. Adán se fue con el PRD de José Francisco Peña Gómez, y Alejandro con el PLD, de Juan Bosch.

A los dos los vi “abajo” y los he visto subir a la cima en sus respectivos mundos, con altas y bajas.

Yo, como su maestro en el nivel medio, los veo y sonrío. Forman parte de mi orgullo. Ellos dos, y quienes estudiaron en “su época”, saben porqué lo digo.

Adán Peguero y Jesús Pineda comnversan con Robert Vargas
Adán Peguero y Jesús Pineda comnversan con Robert Vargas

Alejandro siempre me invitó a que pasara por su despacho en el IDAC. Nunca lo hice. No me gusta estar visitando despachos de funcionarios.

Adán, tan pronto lo designaron en la Dirección del INPOSDOM, vino a visitarme y a darme la buena nueva.

“Profe, lo que soy, en parte, se lo debo a lo que Usted hizo con nosotros en el liceo”, me dijo

Adán Peguero nunca me ha llamado por mi nombre de pila. Siempre, en todas partes y en cualquier circunstancias, me llama “Profe”.

Cualquier maestro de escuela se siente halagado cuando es tratado con respeto y consideración por sus alumnos, que siempre lo serán, aunque pasen décadas.

De hecho, los maestros se refieren a sus alumnos como “mis muchachos”, aunque estos ya no sean tales.

Robert Vargas, (i) y Adán Peguero. Todo maestro de escuela se siente satisfecho cuando ve que sus alumnos progresan y afrontan desafíos
Robert Vargas, (i) y Adán Peguero. Todo maestro de escuela se siente satisfecho cuando ve que sus alumnos progresan y afrontan desafíos

Bueno, la cuestión es que Adán, cuando me visitó, me solicitó de manera encarecida que fuera a visitarle en el INPOSDOM.

Le prometí que lo haría, pero no lo hice. Entonces, insistió y, finalmente, allí estuve. Junto a él y a sus colaboradores. A la mayoría los conozco, aunque sea de vista. Me sentí “en familia”.

Y comenzó la conversación. Lo percibí entusiasmado, con mucho ánimo para realizar la tarea que le fue encomendada por el presidente Abinader.

-“Nada fácil”, me dije a mi mismo.

El INPOSDOM fue, literalmente, conducido a la ruina y al desprestigio por sus anteriores titulares.

Su edificio principal es un verdadero palacio. Imponente y majestuoso, con cientos de empleados sub utilizados.

Adán me dio algunas pinceladas de lo que encontró y de lo que se propone hacer en esa institución.

De entrada, me mencionó que el 80% de todas las agencias del INPOSDOM en todo el territorio nacional estaban cerradas.

La agencia de Villa Duarte, me comentó, es usada como vivienda por un empleado; en otros lugares las usan como “cafeterías” y “comedores” y algunos usan sus patios como estacionamientos particulares.

-“Esto es un desastre, pero ya recuperamos todos nuestros locales a nivel nacional”, me comentó.

Ahora la tarea es acondicionarlos para dar un servicio que se corresponda con los niveles de exigencia de los usuarios. En eso está.

Otro detalle  de lo que “encontró” en el INPOSDOM es que algunos envíos de los usuarios “se desaparecían” y no llegaban a su destino.

Explicó que “ya eso se acabó. Aquí no puede “perderse” absolutamente nada”.

Me dijo que en el poco tiempo que tiene al frente de la institución ya ha cancelado a cuatro empleados responsables de ciertas “desapariciones” de envíos de los usuarios.

-“Hicimos reuniones con todos los empleados y ya están advertidos de que será procesados judicialmente E imputados de robo si cualquiera es capturado robando envíos”, dijo con vehemencia.

Para asegurarse de que las cosas salgan de manera correcta, todo el proceso del manejo de las correspondencias y paquetería ha sido encriptado desde su recepción hasta la entrega al usuario o su depósito ante la instancia que corresponda.

Adán quiere que el correo dominicano recobre su prestigio y la confianza de antes, por ese motivo, su administración ha dispuesto que si “se pierde” cualquier artículo enviado por el INPOSDOM, esta institución pagará en su  totalidad lo pagado por el usuario en la tienda donde lo compró.

-“Aquí no se puede perder nada, absolutamente nada y los usuarios pueden estar seguros de eso. Y, si algo falla, pagaremos el total de la mercancía”, dijo con firmeza.

Tardanza en la entrega de las correspondencias y paquetería

Adán admitió que durante años el correo perdió prestigio y credibilidad por la tardanza en la entrega de las correspondencias y la paquetería.

“Estamos poniendo fin a eso con los estrictos controles de calidad “. dijo.

El funcionario explicó que encontró casos de correspondencias que tenían en almacén hasta seis meses.

-“Eso es inconcebible. Los usuarios pueden estar tranquilos, porque estamos aplicando los controles necesarios para que reciban sus correspondencias y paqueterías en tiempo record”,

Todo “hecho a mano”

-“Profe, aquí era realizado todo manualmente. Imagínese, en pleno Siglo XXI, sin un sistema informático que controle los procesos. ¡Manual! como si estuviéramos a principio del Siglo XX”.

Ese es Adán el que hablaba.

-“Profe -continuó- desde aquí se enviaban las correspondencias y los paquetes sin códigos de barras y, cuando llegaban a Estados Unidos, los colocaban a un lado porque allá no se trabaja eso manualmente, sino que todo es automatizado con un código de barra que le dice a una máquina quien es que lo envía y donde irá. Por tanto, en una correa de transmisión los paquetes son seleccionados y redirigidos en función de la información contenida en ese código de barra, pero aquí no se hacía nada de eso. Ya lo estamos corrigiendo”.

En la actualidad, bajo la dirección de Adán Peguero, el INPOSDOM está en proceso de instalación de un centro de cómputos con un servidor potente que maneje todos los procesos.

-“Ni siquiera eso encontramos aquí, parece que alguien se beneficiaba de ese desastre”, comenta Peguero.

Pensando a lo grande

Adán nos comunicó que, en su esfuerzo por relanzar el INPOSDOM y aprovechar las ventajas competitivas de esta institución, ha iniciado contactos con Amazon, Ebay, Alibabá y Alixpress para establecer alianzas que ayuden a impulsar los negocios de nuestros usuarios con esas empresas.

Agregó que tiene en proyecto lograr que República Dominicana, con el INPOSDOM como respaldo, se convierta en un centro de acopio para el Caribe, centro y América del Sur de Alibabá, el mayor comerciante en línea de China.

-“Nosotros tenemos una ventaja que no tiene ningún servicio de paquetería en el país: poseemos agencias en todas las provincias de República Dominicana lo que nos sirve para dar garantía de que podemos entregar a nuestros usuarios sus mercancías directamente en sus hogares o que ellos pasen a recogerlas por nuestras agencias”.

Adán está pensando a lo grande, tanto que ya promueve la oferta de que, si alguien compra un artículo en Amazon u otra empresa de ese tipo, “nosotros podemos hacer el envío como correo estatal y entregarlo al correo estadounidense para que se encargue del resto. Esto no lo hace nadie más”.

Aunque la tarea es difícil, Adán no le teme. Siempre ha ido contracorriente y ha triunfado.

“Muerto de la risa”, me dijo que “nosotros encontramos esto en “menos cero”, en rojo, muy por debajo de cero. Ya lo sacamos de cero y comienza la tendencia ascendente”.

Si Adán Peguero logra la hazaña de que el InPOSDOM gane de nuevo la confianza de los usuarios en base a una gerencia efectiva y oportuna, estará dando la mayor más genuina demostración de su capacidad como gerente.

Es nuestro deseo que lo logre, después de todo, es uno de “nuestros muchachos” de Santo Domingo Este.

Compartir:
  • 70
    Shares
Botón volver arriba