Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Luis Henríquez señala uso masivo de fondos públicos y obstaculización del voto opositor

Vocero de diputados del PLD acusa fraude electoral: "Se perdió la democracia" en comicios municipales

Por William Perdomo para Ciudad Oriental
El pasado 18 de febrero se celebraron las elecciones municipales en República Dominicana, en las que resultó ganador el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM). Sin embargo, el diputado Luis Henríquez, vocero de la opositora agrupación Partido de la Liberación Dominicana (PLD), afirmó que producto de graves irregularidades detectadas «se perdió la democracia«.

Henríquez explicó que la abstención récord de casi 60% evidencia un «enorme retroceso» institucional, ya que ni siquiera la amplia movilización de recursos públicos y activistas gubernamentales logró una mayor participación ciudadana.

El legislador subrayó que dichos comicios fueron los más irregulares desde la reforma electoral del 1994, vulnerando así logros alcanzados por su organización para transparentar comicios y sancionar delitos electorales cuando estuvo en el poder.

Uso millonario e indebido de fondos públicos

«Se utilizaron burdamente recursos del Estado como electrodomésticos, materiales de construcción, tarjetas de programas sociales y más», denunció Henríquez.

El diputado acusó específicamente al presidente Luis Abinader de desplegar una parafernalia clientelar en zonas vulnerables para «apropiarse y presionar el voto de los electores».

Asimismo, responsabilizó a la Procuraduría Especializada en Delitos Electorales de no investigar adecuadamente las miles de denuncias sobre compra de cédulas y coacción al sufragio en perjuicio de la oposición.

Activistas del PRM obstaculizaron votación

Por otro lado, Henríquez fustigó la presencia masiva de activistas del PRM en los alrededores de los recintos de votación, portando incluso vestimenta e identificaciones alusivas a su partido.

Dichas turbas, indicó, hostigaron a los votantes opositores con el objetivo de retrasar o dificultar su entrada a las mesas.

«Fue la máxima expresión de las irregularidades que ha padecido el sistema electoral dominicano. Habíamos logrado superar ciertas prácticas, pero esto constituye un grave retroceso», concluyó el diputado del municipio Santo Domingo Este en sus declaraciones.

La oposición se prepara para impugnar judicialmente los resultados ante la Junta Central Electoral (JCE).

Compartir:
Botón volver arriba