Milossis Liriano
Milossis Liriano

¡Manténgase Alerta!

Por Milossis Liriano
Un acoso, abuso sexual o físico son situaciones que muchos niños y niñas pueden enfrentar, entonces ¿qué debe hacer usted para prevenir la violencia sexual o física o para que alguna vivencia desagradable afecte la vida de su hijo o hija para siempre? ¡Tomar medidas, porque la seguridad de los menores depende de los adultos!

El mayor representa al infante seguridad y soporte, y si se trata de su familia nuclear –papá y mamá o monoparental –compuesta por uno de los padres-, un espacio donde se debe sentir acogido y querido. Cuando no es así, algo pasa, atención al entorno: el hogar, la calle y la escuela.

Son muchas la señales que pueden advertir a padres, madres o tutores, que sus pequeños corren peligro, pero en ocasiones están sumergidos en la cotidianidad de su vida, que, sin querer, pierden de vista a los menores.

No podemos medir a todos los tutores con la misma vara. Sería injusto decir de forma absoluta que padres y madres ignoran los pasos de sus hijos e hijas, sin embargo, conocemos numerosos casos que, sin mala intención y otros por irresponsables, dejan a un lado esa misión, dando paso a que personas conocidas y desconocidas se acerquen a sus criaturas de forma inusual.

Los adultos no terminan de entender que los niños y niñas son seres humanos en desarrollo físico, cívico, social y emocional, por tanto, mientras se da ese proceso, deben ser el foco de atención de sus progenitores o tutores, y velar por su desarrollo integral.

Proteger a sus infantes de un abuso sexual es su deber, por eso, comparto algunas medidas que pueden ayudarlo a evitar o disminuir el riesgo:

  • Vigilar quiénes entablan una amistad con los menores, observarlos cuando estén solos, supervise el uso que le dan al internet, si van algún campamento o paseo saber quiénes están a cargo y su nivel de preparación.
  • Hable con su hijo o hija cuando llegue de alguna actividad donde compartió con adultos, atento a su estado de ánimo. Si tiene alguna sospecha, supervise sus partes íntimas para ver si no están irritadas o inflamadas.
  • Ponga atención cuando el menor hable sobre sexo de una forma atípica y, sobre todo, escúchalos no dudes de su palabra, cuando se trata de abuso sexual, nunca mienten.

Conservar la integridad física y emocional de los niños y niñas es importante. Es esencial enseñarles lo que está bien y lo que no, ayudarlos a desarrollar su intuición frente al peligro, y hablar con ellos sobre su cuerpo, de cómo cuidarlo y defenderlo.

La mejor forma de alerta sobre el abuso infantil es multiplicar información sobre las medidas de prevención que conocemos con familiares, amigos y maestros. Usemos nuestra voz para que poco a poco el país se convierta en un lugar más seguro para nuestros niños y niñas.

Videos de Ciudad Oriental en Youtube
Videos de Ciudad Oriental en Youtube

Vea también

Milossis Liriano

Acoso sexual callejero: ¡Nos enseñaron aceptarlo!

Por Milossis Liriano Rodríguez A las mujeres y niñas dominicanas nos acostumbraron a ver los …

Milossis Liriano

Los hombres ¿Por qué no lo hacen?

Por Milossis Liriano R. (*) En una familia heterosexual –entre un hombre y una mujer- …

Comentarios: