CooperativasDestacadas de CiudadOriental.com

Manuel Jiménez echa del Palacio Municipal a la COOPEASDE

Por Robert Vargas
El ex alcalde de Santo Domingo Este Juan de los Santos auspició la creación de la Cooperativa de Empleados del Ayuntamiento de SDE (COOPEASDE), y ahora, siete años después, el síndico Manuel Jiménez ha decidido echar del Palacio Municipal las oficinas administrativas de esa institución.

Se trata de dos conductas totalmente distintas y contrapuestas. Por un lado, Juancito es recordado como un auspiciador del cooperativismo, y Jiménez entra a la historia de la COOPEASDE como el hombre que  ha anunciado su intención de darle un zarpazo a ese «paño de lágrimas» de los empleados del Ayuntamiento.

Varias personas que se han enterado de los planes impulsados por Jiménez han reaccionado incrédulos. Pero el asunto es cierto. Una alta fuente del ASDE lo ha confirmado a Ciudad Oriental: por disposición de Jiménez, los directivos de la COOPEASDE tendrán que liar su motete rápidamente.

Para justificar la decisión de Jiménez, nuestra fuente en el ASDE dijo que:

-«La información es que la cooperativa se mudará a su nuevo local que se inauguró hace unos meses. Cuando se inauguró el Palacio Municipal, se le ubicó en el comedor de los empleados del ayuntamiento. Se le ha solicitado el espacio que ocupan porque ya la cooperativa tiene donde operar (tercera planta de un local nuevo propiedad de la cooperativa)».

Esa explicación, quizá por desconocimiento de la fuente, encierra una mentira descomunal y es esta:

-«Que el actual local que ocupa la COOPEASDE estaba destinado a ser el comedor de los empleados del Ayuntamiento».

Eso es totalmente falso y así lo corrobora quien fuera uno de los principales gestores de la fundación de esa cooperativa: Juan López quien, durante las gestiones encabezadas por De los Santos, fue el Secretario General del ASDE.

Como testigo de excepción que es López, Ciudad Oriental lo consultó al respecto y él dijo que:

Cuando la construcción del Palacio Municipal estaba a un 80 % de terminado, en una visita de inspección que hicimos, (Juancito y Juan López) le pregunté por el espacio que se asignaría a la cooperativa, para lo cual me dijo que yo (era presidente de COOPEASDE) debía coordinar con el equipo que estaba al frente de la construcción (Arq. Xiomara Reynoso, Ing. Vinicio Matos e Ing. Peña, presidente de la empresa constructora).

Ese mismo día observamos dos posibles locales: a) un espacio en el local que está la oficina de Seguridad y b) el actual local de COOPEASDE. Ambos espacios eran viejas construcciones que estaban abandonadas. A la semana, le dije que el más apropiado era el que estaba al fondo. Luego mediante carta le hicimos la formal solicitud. Entonces le dio autorización al Ing. Peña para que adecuara ese espacio para la cooperativa».

O sea que, según esta explicación dada por el primer presidente de la COOPEASDE, el actual local de la s oficinas administrativa de la cooperativa era «una vieja estructura que estaba abandonada», no como se dice ahora en la Alcaldía que se era un espacio supuestamente destinado a ser «el comedor» de los empleados.

Es conocido la actual administración del ASDE tiene cierta predilección por decir medias verdades y es bastante posible que esta sea una de ellas.

La historia de la COOPEASDE

En la historia de la Cooperativa de los Empleados del Ayuntamiento de  Santo Domingo Este hace tiempo que están inscritos dos nombres, el de Juan López y el del ex alcalde Juan de los Santos.

De hecho, el ex síndico fue el primer socio que tuvo la COOPEASDE, a la que le donó100 mil pesos para su capitalización inicial y, como socio, aportaba cada mes 25 mil pesos.

Por tanto, Juancito no solo auspició la creación de la COOPEASDE, sino que le cedió un local, asistía a todas a sus asambleas, fue uno de sus miembros más prominentes y llegó a ser su presidente durante seis meses.

En el camino, sin embargo, ocurrió algo no planificado: cuando el Palacio Municipal estaba a punto de ser concluido, a Juancito lo asesinaron el 15 de diciembre del año 2015, por lo que la donación del local a la COOPEASDE solo quedó en palabras.

Ahora, Manuel Jiménez se propone darle un golpe demoledor y sorpresivo al «paño de lágrimas» de los empleados del Ayuntamiento.

El síndico actual hace con la COOPEASDE lo que nunca se atrevió a hacer su predecesor Alfredo Martínez.

La siguiente es una narración breve de la historia de la COOPEASDE que muestra claramente la diferencia entre el síndico Manuel Jiménez y el difunto Juan De los Santos. (Claro, desde el entorno del autor de «Derroche» serán esgrimidos todos los argumentos contra la Cooperativa y en perjuicio de sus socios)

Buenas noches, hermano Robert:

Con respecto al local de COOPEASDE te explico su historia completa:

El alcalde Juan de los Santos creía y apoyaba el sistema cooperativista como una forma de contribuir con los empleados del ayuntamiento en tres aspectos:

Que los empleados tuvieran un mecanismo adecuado que les permitiera mitigar las precariedades económicas que los obligaba a recurrir al “préstamo de los usureros”.

En conversaciones (Juancito y yo) con el presidente de IDECOOP en su oficina, Lic. Corporán, se acordó firmar un convenio de acuerdo interinstitucional para la educación cooperativista del personal del ASDE y el asesoramiento técnico para la formación de una cooperativa.

En esa conversación Juancito se comprometió a darle todo el apoyo material, moral y logístico (incluso un aporte de 100 mil pesos) que sirviera de capital inicial para la formación de COOPEASDE.

El mismo día que se firmó el convenio, el alcalde designó el Comité Gestor (que yo presidí) más otros cuatro compañeros. A los cinco meses de la designación de ese Comité Gestor se realizó la Asamblea Constitutiva de COOPEASDE, siendo Juancito el primer en inscribirse como socio activo, con un aporte mensual de 25,000.00.

Lo anterior es para dar testimonio de que el alcalde Juancito, desde sus inicios, siempre apoyó la COOPEASDE, y en una ocasión se llegó a desempeñar como Presidente interino, durante 6 meses.

Cuando la construcción del Palacio Municipal estaba a un 80 % de terminado, en una visita de inspección que hicimos, le pregunté por el espacio que se asignaría a la cooperativa, para lo cual me dijo que yo (era presidente de COOPEASDE) debía coordinar con el equipo que estaba al frente de la construcción (Arq. Xiomara Reynoso, Ing. Vinicio Matos e Ing. Peña, presidente de la empresa constructora).

Ese mismo día observamos dos posibles locales: a) un espacio en el local que está la oficina de Seguridad y b) el actual local de COOPEASDE. Ambos espacios eran viejas construcciones que estaban abandonadas. A la semana, le dije que el más apropiado era el que estaba al fondo. Luego mediante carta le hicimos la formal solicitud. Entonces le dio autorización al Ing. Peña para que adecuara ese espacio para la cooperativa.

En la fase final (estaba en un 90 %) de la construcción del Palacio Municipal se produjo el fatal acontecimiento que terminó con la vida del Alcalde.

A partir de ese momento, en mi condición de Secretario General, quedé al frente del equipo que dirigía y supervisaba el proceso de terminación del Palacio y también del local de COOPEASDE que fue asignado, de manera verbal, por el alcalde Juan de los Santos, porque la muerte le impidió hacerlo de manera formal, como habíamos acordado.

Juancito siempre apoyó la cooperativa, siempre asistió a los cursos, a los actos y asambleas de socios de la cooperativa. A su muerte tenía ahorrado mucho más de medio millón de pesos que fueron formalmente distribuidos entre su viuda, hermana e hijos.

Recibe mis mejores afectos,

Juan López

Compartir:
  • 11
    Shares
Botón volver arriba