Destacadas de CiudadOriental.comNaturaleza

Manuel Jiménez combatido con sus mismas armas: la música y el medioambiente

Por Robert Vargas
El alcalde de Santo Domingo Este, es golpeado con sus mejores armas: la música y el medioambiente, según muestra un vídeo que fue puesto a circular este domingo en los salas de conversaciones de WhatsApp.

Se trata de un clip de vídeo de un minuto y 11 segundos de duración en el sobresale la belleza del río Ozama, acompañado de una contagiosa música caribeña.

En esta se escucha la voz de un solista y su coro que exclaman:

-¡Oye Manuel!
El Ozama, no se negocia.

-Porque nuestros manantiales
son fuentes de vida.

Más adelante. el solista tacha al alcalde Manuel Jiménez de «devastador» y le reitera que «el Ozama no se negocia».

El clip, concebido y realizado a ritmo de son, muestra distintas escenas del río Ozama con vistas hechas a ojo de drone y a nivel del agua, en las que muestra la flora y la fauna.

El clip también advierte al «Ministro y regidor» que el Ozama ni se agrede ni se negocia «porque su caudal es vida».

La alusión al «Ministro» podría estar relacionada con el Ministro de Proyectos Especiales de la Presidencia, Neney Cabrera, un empresario vinculado al negocio de los desechos sólidos que estimula la instalación de un relleno sanitario en san Luis y una planta de reciclaje de basura en Villa Liberación, a poca distancia del río Ozama.

Los autores del material audiovisual parece que tienden a arrebatarle el discurso a Manuel Jiménez, quien ha recorrido el país defendiendo el medioambiente, pero que ahora está implicado en la instalación de la planta de reciclaje de basura a poca distancia del río Ozama.

Su intención es acabar con el contaminante «transfer» de basura de Cancino Adentro, pero el problema se presenta cuando quiere llevar ese problema a otro sector habitado y también próximo al río.

Todos los vecinos están de acuerdo con buscar una solución al problema del «transfer» de Cancino Adentro, pero no creando otro problema en Villa Liberación.

El síndico Jiménez ha explicado que a veces «la felicidad hay que imponerla».

Él entiende que instalar una planta de reciclaje de basura en Villa Liberación y un relleno sanitario en San Luis sería una forma de llevar «felicidad y progreso» a esas comunidades.

Ahora, sin embargo, a las protestas de los vecinos, alguien le ha dado contenido con imágenes cuasi poéticas y una lírica con la que defiende el río Ozama.

Exactamente lo mismo que hacía Manuel Jiménez cuando defendía a loma Miranda.

Compartir:
  • 7
    Shares
Botón volver arriba