Destacadas de CiudadOriental.comPolítica

Miguel Ortega convoca al «calderazo contra el alto costo de la canasta familiar»

Será este miércoles 9 de febrero a las 8:00 PM

Por Robert Vargas
He recibido la siempre grata visita de  mi amigo Miguel Ortega, ahora miembro de la Fuerza del Pueblo. Nos conocimos hace muchos años, desde aquellos tiempos del siglo XX cuando él  y  yo andábamos por Radio Universal.

Es el mismo Miguel Ortega de siempre. No vayan a creer que es uno nuevo. Es el tipo rebelde, con sus propias convicciones políticas e ideológicas, con las que se puede o no estar de acuerdo.

Es coherente con su pensamiento y acción y «gasta el forro» tratando de lograr materializar sus ideas.

Nunca ha sido apegado a las riquezas materiales, la basta tener poco y lo esencial para sostenerse él y su familia.

Por esa postura y modo de actuar algunos lo tachan de «pendejo». Pero él sigue adelante defendiendo lo que cree justo. Es un tipo incansable.

Miguel Ortega al ser recibido en la FP asegura que acaba de despertar «de la pesadilla» que es el PRM

Cuando favorece a alguien, lo alaban, cuando ese alguien lo traiciona y el «se le vira», entonces hasta le gritan que es un loco.

Pero Miguel Ortega no se detiene. Sigue adelante y creo que así se hará viejo y así morirá. El es cristiano. Yo soy ateo, y nos llevamos inmensamente bien.

Ahora me ha visitado para hablarme de un proyecto de protesta contra quienes hasta hace poco fueron sus amigos: el gobierno de Luis Abinader.

Le llama «El calderazo por el alto costo de la canasta familiar».

Su aspiración es decirle al gobierno «del cambio» que las cosas no están bien. Que la comida y los servicios están cada día más caros y que el gobierno de Abinader va por mal camino.

Él no espera concentrar a nadie en una plaza, sino que, quien quiera hacerlo, aún sea dentro de su hogar, en su galería, o en la acera, provoque ruidos durante unos minutos con el sonar de los calderos. Será este miércoles a las 8:00 PM, durante unos 15 minutos.

A lo mejor la mayoría no prestará atención a su llamado, aunque compren comida y combustibles caros, pero él quedará con la satisfacción del deber cumplido; complacido porque ha hecho su parte.

Se trata este de un gesto que expresa el sentir de una indeterminada cantidad de personas que, aunque sufran, prefieren guardar silencio y evitar dar un paso adelante.

Miguel Ortega da su paso como cree que debe hacerlo y, además, invita a todos a que den el suyo.

Claro, no se debe olvidar que desde hay sectores del gobierno que  consideran que todas estas protestas son, supuestamente, estimuladas por el Partido de la Liberación Dominicana, con alegados fines desestabilizadores.

Compartir:
Botón volver arriba