Destacadas de CiudadOriental.comEconomía

Neney Cabrera no quiere “crear pánico”, pero informa que en una sola granja ayer sacrificaron 10 mil cerdos por la fiebre porcina + Vídeo

Por Robert Vargas
Tranquilos todos, No hay motivos para el “pánico” por los estragos que está ocasionando la Fiebre Porcina Africana en República Dominicana.

Sin embargo, es bueno que la población conozca que la situación es tan grave que ayer, en una sola granja, el gobierno sacrificó de un tirón al menos diez mil cerdos.

La revelación la ha hecho hoy calmadamente el Ministro de Proyectos Especiales de la Presidencia, Neney Cabrera, al ser entrevistado en uno de los programas de la televisión nacional abierta.

Cabrera mencionó el caso del masivo sacrificio de cerdos en una granja propiedad de una empresa, cuyo nombre mantuvo en secreto “para no crear pánico”.

–“En el día de ayer se mencionó un caso específico, me voy a reservar el nombre para no crear un pánico, de una granja que tuvieron que sacrificar diez mil cerdos en el día de ayer”.

Limber Cruz
Limber Cruz

El Ministro de Agricultura culpa a la población por la escasez de pollo por guardarlo en los congeladores

El funcionario hizo la revelación tras elogiar el trabajo que ha hecho el gobierno del presidente Luis Abinader para corregir situaciones irregulares que encontró tras asumir el 16 de agosto del año pasado.

Sin embargo, no detalló que, debido a las deficiencias de la vigilancia sanitaria por el actual gobierno República Dominicana ha vuelto a ser escenario de la Fiebre Porcina Africana, que se conoció por primera vez en el país en el gobierno de Antonio Guzmán Fernández (1978-1982).

La impactante noticia sobre el masivo sacrificio de cerdos en una sola granja se produce en momentos en que el presidente Luis Abinader se hace fotografiar comiendo chicharrón para llevar tranquilidad a la población y asegurarle que esa carne no es peligrosa para el ser humano.

Igual que Abinader, otros funcionarios tambien se hacen fotos comiendo cerdo guisado o en forma de chicharrón con similares propósitos.

Lo que no está claro es por cuales motivos Cabrera mantuvo en secreto la identidad de la granja en la que ayer fueron sacrificados los diez mil cerdos.

 

 

Compartir:
Botón volver arriba