Destacadas de CiudadOriental.comEducación

Por “cabeza dura” el Ministro de Educación, Roberto Fulcar, se vio obligado a recular

Por Robert Vargas
El Ministro de Educación de República Dominicana, Roberto Fulcar, se ha visto obligado a hacer trizas su empecinada decisión de llamar a las clases presenciales.

Fulcar, ni el gabinete de Salud del Gobierno, hicieron caso a las recomendaciones del Colegio Médico Dominicano y de especialistas como el doctor Félix Cuello, quienes advertían del elevado riesgo de aumento de los contagios si los chicos regresaban a las escuelas.

Ante la gravedad de la situación sanitaria en el país, Cuello, por ejemplo, propuso que el toque de queda fuera a partir de la 1:00 PM.

Él y otros especialistas analizaban (y analizan) los datos diarios sobre la pandemia del nuevo coronavirus y, de forma oportuna, hacen sus recomendaciones.

Pero el Ministro de Educación, prestándole atención el Gabinete de Salud que coordina no el Ministro de Salud, sino la Vice Presidenta del país, que no es médica, se empecinó en que llamar a los estudiantes para que asistieran a las clases “semi presenciales”, en la mayoría de las provincias.

Sin embargo, con el nuevo coronavirus y la covid-19 no se juega y estas entraron de llena en escena, lo que ha obligado al presidente Luis Abinader a endurecer las medidas de restricción en un esfuerzo por contener la pandemia.

Solo en esas condiciones, Fulcar, de quien se comenta que tendría aspiraciones presidenciales, ha retrocedido, obligado a acatar el decreto que mantiene a los estudiantes fuera de las aulas en las escuelas públicas.

Así, parece que uno de los pocos que no se daba cuenta de la gravedad de la situación sanitaria era el Ministro Fulcar, quien ha demostrado ser un perfecto cabeza dura, como dice en el campo.

Compartir:
Botón volver arriba