Opiniones

Manuel Jiménez reacciona ante el «qué dirán» de su accionar político

Por Manuel Jiménez
Muchas personas, especialmente políticos, actúan en base al “qué dirán”. Así esconden su realidad, su pensamiento y su visión. Los demás, nunca podrán saber qué es lo quieren o persiguen con sus acciones.

Un político, debe creer y estar seguro de la certeza de sus propósitos y el “qué dirán” jamás puede formar parte de sus preocupaciones.

En nuestro país abundan las personas dedicadas solo a decir cosas de los demás, sea en bien o en mal, es lo único que hacen; se desenvuelven en un ámbito novelesco de elucubraciones, se inspiran en su “sabiduría” y pretenden ”adivinarlo” todo.

No son pocos los políticos que han caído en la trampa y han sucumbido ante el miedo al “qué dirán”. Por supuesto, cuando esto ocurre, el político pierde su carácter y para los fines de la política verdadera, ha sido derrotado de por vida.

Tenemos que actuar en función de nuestras convicciones y principios, y aprender a leer y escuchar lo que dice el “qué dirán” sin preocuparnos. Es preciso apuntar que no todos son iguales, hay decidores respetuosos y bien intencionados, que muchas veces expresan preocupaciones sinceras sobre nuestro accionar y que nosotros distinguimos con respeto.

Manuel Jiménez

Hay que estar claro, muchas personas se están refiriendo a nosotros respaldando la lucha que llevamos, debemos estar agradecidos de ellos y felices por la coincidencia. Pero aquellos que nos desfavorecen en sus decires, no hay que desmentirlos, ellos tendrán sus razones, pues sabemos que nuestro reclamo de justica, transparencia y democracia, afecta muchos intereses.

Nuestra lucha es muy dura, lo sabemos, no es algo fácil de llevar. Pues se trata de recuperar la institucionalidad democrática, en medio de una coyuntura que intenta arrasar con todos los fundamentos de la democracia dominicana.

En este camino, nos vamos a encontrar con todos, con los que dirán sí y con los que dirán no. La idea es promover nuestra razón política, con los argumentos, instrumentos, y herramientas a nuestro alcance, en un proceso continuo de lucha sumatoria de los que aman la democracia y el desarrollo justo para el pueblo dominicano.

El desmentido

Nuestras ideas han de ser promovidas y difundidas por los que creemos en ellas y nada debe amilanarnos ni confundirnos. Entonces, aprendamos a leer, escuchar y saber distinguir, pues a muchos decidores no les caen bien nuestras ideas; sienten que son contrarias a sus interese, o simplemente tienen que oponerse a ellas para cumplir compromisos.

Un ejercicio que debemos hacer junto al pueblo, es aprender a interpretar las noticas, leer la prensa, escuchar la radio etc., será de gran utilidad. Una gran cantidad de esos contenidos están llenos de distorsiones maliciosas y muchas de ellas no son fáciles de descifrar.

Por todo esto, exhorto a hacer cada vez mas efectiva y abierta nuestra forma de comunicación alternativa por todos los medios que hoy disponemos. Entonces, en vez de desmentir a nadie, haremos que nuestros contenidos se proyecten.

¡Crear nuestros medios y masificar nuestro plan! Ese es el desmentido.

Compartir:
Botón volver arriba