PolíticaSDE

¿Qué pasa en SDE con la Fuerza del Pueblo y Luis Alberto?

Por Ramón Peralta
Anoche, en casa de un amigo común, vi a un dirigente de la Fuerza del Pueblo motivando el voto por Luis Alberto, y lo increpé diciéndole que estaba actuando en contra de su partido. Me respondió: «A mí no me importa Luis Alberto, pero si la gente que simpatiza con el líder lo quiere a él, no vamos a fracasar imponiéndoles un candidato alcalde que ellos no desean».

La comisión de alianza de la Fuerza del Pueblo actuó como un caballo de Troya en contra de Leonel Fernández y los candidatos regidores de su partido, dejando a esa organización política sin posibilidad de competir en el municipio más grande del país.

Los miembros de esa comisión actuaron sin sentido común y a espaldas de las consideraciones y opiniones de los dirigentes medios y de base de ese partido, quienes conocen el sentimiento de los simpatizantes de Leonel Fernández en Santo Domingo Este.

Parece que los miembros de esa comisión de alianza estaban dirigidos por Hipólito Mejía u otro líder del partido de gobierno, y en contra de toda lógica política, decidieron llevar a un candidato cuyos números oscilan entre un 6% y un 8%.

Todo aquel que conoce un poco la situación electoral de Santo Domingo Este sabía que en una alianza con el PLD para llevar a Luis Alberto como alcalde, se obtendrían más votos en la boleta verde para el candidato alcalde que en la morada. Aunque Luis Alberto ganara siendo peledeísta, la sociedad y el país reconocerían que ese triunfo fue mayoritariamente gracias a la Fuerza del Pueblo.

Lo conveniente en este momento es que los candidatos a regidores de la Fuerza del Pueblo no se pongan en contra del sentimiento popular de sus simpatizantes, quienes prefieren a Luis Alberto por encima del candidato de la Fuerza del Pueblo.

Los leonelistas de verdad están comprometidos a evitar que el PRM gane la alcaldía de Santo Domingo Este, porque si el gobierno gana de nuevo la alcaldía de Santo Domingo Este, entonces Luis Abinader será presidente en primera vuelta.

Cada vez que un dirigente de la Fuerza del Pueblo presiona para que voten por un candidato a alcalde sin posibilidades, está dividiendo el voto opositor y trabajando a favor de que el PRM se quede con la alcaldía del municipio más importante del país, dándole un nocaut a Leonel en la primera vuelta.

Los candidatos a regidores de la Fuerza del Pueblo no están obligados a cargar con los errores de esa comisión de alianza ni a suicidarse políticamente.

Un candidato a regidor inteligente de la Fuerza del Pueblo le dirá a sus seguidores que el 18 de febrero los votantes tendrán dos boletas separadas: que en la boleta a regidor marquen su cara y en la boleta del alcalde marquen al de su preferencia.

En definitiva, el sentimiento entre la Fuerza del Pueblo y Luis Alberto es como el amor entre Romeo y Julieta; oponerse a esa unión es como suicidarse políticamente.

Compartir:
Botón volver arriba