Destacadas de CiudadOriental.comOpiniones

¡Que Pela!: PRM supera las expectativas con arrolladora victoria en elecciones municipales

El partido oficialista y sus aliados se imponen en 30 de las 32 provincias del país

Por William Perdomo

Por William Perdomo

El gobernante Partido Revolucionario Moderno (PRM) obtuvo una arrolladora victoria en las elecciones municipales de este domingo, de acuerdo con los resultados preliminares dados a conocer por la Junta Central Electoral (JCE).

Con casi el 80% de los votos escrutados, el PRM y sus partidos aliados lideran el recuento en 30 de las 32 provincias del país, imponiéndose claramente sobre una dividida oposición. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) apenas retiene el liderazgo en dos demarcaciones.

En Santo Domingo Este el pastor Dio Astacio, candidato a alcalde del PRM superó el 55% de los votos emitidos dejando detrás al peledeísta Luis Alberto Tejeda, en la batalla por alzarse con el municipio más importante y poblado de la República Dominicana.

En la capital, la actual alcaldesa Carolina Mejía, secretaria general del PRM, superó el 60% con el 61% de los sufragios frente al 37.6% de su contendiente por la alianza Rescate RD, Domingo Contreras. Igual supremacía exhibe Ulises Rodríguez, aspirante oficialista en Santiago, con el 61.66% de los votos tras el escrutinio del 83% de colegios.

Otros virtuales ganadores que superan el 55% son Francisco Peña en Santo Domingo Oeste y Betty Gerónimo en Santo Domingo Norte, ambos abanderados del PRM.

Esta amplia ventaja en las municipales podría ser un indicador de la fortaleza electoral de cara a los comicios presidenciales y congresuales de mayo próximo, en los que el presidente Luis Abinader buscará la reelección.

Por el contrario, los resultados auguran una dura derrota para una oposición fragmentada entre el PLD y la recién creada Fuerza del Pueblo de Leonel Fernández, incapaces de capitalizar el descontento ciudadano ante problemas como la inflación, alto costo de la vida, inseguridad, entre otros.

Mientras que retornando a la jornada electoral de ayer para escoger alcaldes, vicealcaldes, regidores y autoridades municipales en todo el país, además de la victoria del PRM, estuvo marcada por un claro ganador: la abstención de los votantes.

Con porcentajes que superaron el 70% en varios casos, la falta de participación ciudadana dejó ver el desinterés de la población por esta justa electoral, opacando incluso el rotundo triunfo obtenido por el partido oficialista en la mayoría de las demarcaciones.

Un ejemplo representativo se observó en el municipio Santo Domingo Este, el más habitado de la nación, donde la participación ciudadana sólo fue de 26.23%.

Esta elevada inasistencia a las urnas empaño el ambiente en los recintos electorales, donde además se denunciaron múltiples irregularidades por parte de la veeduría Participación Ciudadana (PC) en su informe post-electoral.

De acuerdo con Nora Elizabeth Sánchez, coordinadora de PC, se recibieron reportes de compra y venta de votos en 156 municipios del país.

Entre las irregularidades más frecuentes se encuentra la entrega de “tickets” canjeables por dinero después de votar (26% de los recintos), el uso de celulares para fotografiar el voto y comprobar al comprador la elección, práctica que también constituye compra de votos.

Asimismo, a pesar de la prohibición de la Junta Central Electoral (JCE), en el 35% de los centros de votación se realizaron encuestas a boca de urna. PC también constató venta y consumo de alcohol en los alrededores (15%), así como violencia y amenazas contra sus observadores al detectar maniobras irregulares.

Si bien PC reconoció los esfuerzos de la JCE por organizar los comicios, hizo un llamado a investigar y castigar los delitos electorales mediante mecanismos efectivos, y a los partidos para que cesen las acusaciones infundadas de fraude y enfoquen sus energías en cumplir la legislación electoral.

La históricamente baja participación ciudadana en estas elecciones municipales pone en evidencia la necesidad de los partidos políticos de motivar al electorado y recuperar la confianza en el sistema democrático.

Compartir:
Botón volver arriba